eldiario.es

9

eldiario.es Navarra eldiario.es Navarra

Fragmentación más polarización igual a inestabilidad

Una presidenta de mesa desprecinta una urna utilizada en las elecciones generales.

EFE

Los resultados electorales han confirmado la irresponsabilidad de la convocatoria de estos nuevos comicios, totalmente innecesarios. Ha sido un fracaso de los políticos por su incapacidad para llegar a acuerdos y formar gobierno.

Si decíamos que la repetición de elecciones había sido un error -independientemente de los resultados- era por tres razones principales. En primer lugar, por la criba en la confianza de los ciudadanos en un momento de desafección política y de cierta crisis de la democracia representativa, con el auge de los populismos. En segundo lugar, por la inestabilidad política que generaba en un momento de incertidumbre económica. Y en tercer lugar, por el gasto directo que ha supuesto: más de 136 millones de euros.

Si esto lo decíamos antes de las elecciones, conocer el resultado electoral solo ha reforzado esta opinión. Tras las elecciones del 10N nos encontramos con Parlamento mucho más fragmentado, con más partidos en la Cámara. Además, dentro de esta fragmentación se percibe un cierto cantonalismo; es decir, nunca había habido tantos partidos de ámbito no estatal con representación parlamentaria. El caso de “Teruel Existe” simboliza con nitidez esta situación.

Por otra parte, aumenta la polarización. El vencedor de las elecciones ha sido Vox, pero también ha habido un auge de los partidos independentistas. Entre ellos, la CUP, un partido que ha obtenido dos representantes y defiende su presencia en el Congreso de los Diputados para combatir la institución desde dentro. EH-Bildu, con cinco escaños, ha obtenido grupo parlamentario propio al sobrepasar el 15 % de voto en una circunscripción, precisamente en Navarra.

La presencia de estos partidos más extremos también es relevante por la capacidad de condicionar la política que se desarrolle dentro de la Cámara. La CUP condicionará las posibles decisiones de ERC, ante un posible acuerdo de un Gobierno Frankenstein. Y por su parte, Vox podría hacerlo con las decisiones que adopte el PP. El partido de Abascal ya ha mostrado su capacidad para marcar agenda política. El escenario es más inestable y complicado que hace unos meses.

Por todo esto, creo que es la hora de la responsabilidad política, de que nuestros políticos piensen en el bien común o en el interés general por encima de los legítimos intereses partidistas. Vienen momentos de gran incertidumbre económica y necesitamos estabilidad en la política española. A partir de hoy, se abre un nuevo periodo de negociaciones entre los partidos sin una mayoría clara, una nueva oportunidad para estar a la altura de las circunstancias. Albert Rivera ya ha asumido responsabilidades políticas por el descalabro de Ciudadanos y en un gesto ejemplar, por poco habitual, dimite como presidente del partido, renuncia a su escaño y deja la política.

En Navarra, interpreto los resultados como un recurso del voto útil por parte del electorado de Geroa Bai. El votante de Geroa Bai vio en las elecciones del 28A que la coalición se quedaba lejos de lograr escaño, y que el quinto escaño de Navarra se disputaba entre PSN y EH Bildu. Votantes de Geroa Bai podían optar por el voto útil de una opción más moderada con capacidad de llegar a acuerdos que puede representar el PSN o por el independentismo más radical de EH-Bildu. Y optaron por este último, como se aprecia en el trasvase de casi 10.000 votos de Geroa Bai a EH Bildu.

Observamos también en Navarra un mayor extremismo y polarización. No solo sube EH-Bildu; Vox ha obtenido casi mil votos más respecto a las anteriores elecciones. La apelación al voto útil no ha funcionado porque en abril Navarra Suma se quedó lejos de ese quinto escaño, que hubiera supuesto el tercero de la coalición foral. Incluso pudo haber fuga de votantes de Navarra Suma a Vox; más un refuerzo del voto joven. Vox tiene una buena penetración entre los jóvenes, con un voto muy emocional y movilizado en las redes sociales, y esa pujanza puede explicar su crecimiento en Navarra. 

Ante este complejo panorama, es la hora de la responsabilidad de los políticos. 

Jordi Rodríguez Virgili, profesor de comunicación política de la Universidad de Navarra

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha