eldiario.es

9

eldiario.es Navarra eldiario.es Navarra

ENTREVISTA | Presidenta de Navarra

María Chivite, sobre su Gobierno con Podemos: "Yo duermo bien y con la conciencia muy tranquila"

A la derecha: "En este Gobierno no hay etarras. Este Gobierno no cuenta con consejeros de EH Bildu, como sí los tenía el anterior. Por mucho que hagan acusaciones, es falso"

Sobre las negociaciones: "Pedro Sánchez tenía miedo a la repercusión mediática y a las mentiras que pudieran salir al respecto. Por eso el PSOE estuvo informado de cada uno de los pasos que íbamos dando"

¿Monarquía o república?: "Soy de espíritu republicano, pero muy respetuosa con las instituciones que están reflejadas en la Constitución española"

La convivencia: "Sé lo que hay. No es generalizado, pero yo he ido a Alsasua y me he tenido que ir porque me tiraban piedras por ser del PSOE"

29 Comentarios

Chivite denuncia la "instrumentalización" de Navarra para "atizar" a Sánchez

María Chivite, presidenta de Navarra EFE

La socialista María Chivite Navascués (Cintruénigo, 1978) es la presidenta de Navarra al frente de una coalición entre el PSN, Geroa Bai (la marca local del PNV) y Podemos con el apoyo externo de Izquierda-Ezkerra (IU-Batzarre). Es la tercera mujer consecutiva en ocupar el cargo, todo un hito. Recibe a este periódico en el Palacio de Navarra, un edificio de mediados del siglo XIX que hace veces de Palacio Real del viejo reino, salón del trono y galería de monarcas incluidos, pero que se construyó en Pamplona después de la desaparición legal de la Corona navarra. En su despacho ha colocado las banderas de España y Europa que no ondeaban con Uxue Barkos. Chivite se muestra especialmente molesta por las "mentiras" de la derecha sobre su Gobierno. La entrevista, de hecho, es circular: la abre y la cierra recalcando que no tiene ningún acuerdo con EH Bildu. Chivite, que se declara republicana pero respetuosa con la monarquía y que aspira a aprender algo de euskera, se hace acompañar de una libreta con las tapas del color de su partido, de un Pilot con el que no escribirá nada en 70 minutos de conversación y de un iPhone con una carcasa en la que pone "Superwoman".

La han acusado de estar "gobernando con etarras".

Nada más lejos de la realidad. En este Gobierno no hay etarras. Este Gobierno no cuenta con consejeros de EH Bildu, como sí los tenía el anterior. Por mucho que hagan acusaciones, es falso.

Aunque no haya miembros de EH Bildu en el Gobierno, sí van a ser necesarios para aprobar algunas medidas.

La oposición en su conjunto va a ser necesaria para sacar adelante medidas. No vamos a depender sólo de EH Bildu, sino de la oposición en su conjunto. ¿Navarra Suma va a votar a todo que no? Es que eso es difícilmente comprensible cuando la legislatura pasada, con una presidenta nacionalista y consejeros de EH Bildu, UPN votó a favor de un 50% de las iniciativas legislativas.

¿Hay límites a la hora de pactar?

El límite va a ser el contenido del acuerdo. Cuando te sientas a negociar sabes perfectamente hasta dónde puedes o no puedes llegar. Y yo siempre he defendido que no es tan importante el 'con quién' como el 'para qué'. Por lo tanto, si ponemos encima de la mesa un acuerdo que es bueno en su conjunto, pues ya está. La ciudadanía nos está pidiendo acuerdos, no tenemos más que oír el cabreo que hay por una vuelta a las elecciones.

En Radio Euskadi, Eduardo Santos, el consejero de Justicia, ha asegurado que la oposición más constructiva la ha hecho EH Bildu, que Navarra Suma está en el monte y que "como gobierno hablaremos con quien tenemos que hablar" ¿Esto es tender la mano a EH Bildu?

Nosotros tenemos que hablar con todos los partidos que se sitúan en la oposición para sacar los presupuestos adelante porque necesitamos una mayoría absoluta. Veremos qué posición tienen el resto de los partidos políticos que no están en el acuerdo de Gobierno. Es evidente que el lugar en el que estamos viendo a Navarra Suma es en el monte, en la mentira, en el insulto, en la manipulación, en la tergiversación. Todo lo que no sea Navarra Suma es ETA.

¿Qué cambio ideológico se ha producido para que el PSN pase de ser un partido que ha apoyado gobiernos de UPN a apoyarse en otro tipo de socios de izquierdas o nacionalistas?

Desde que yo cogí la secretaría general en diciembre de 2014, siempre hemos apostado por gobiernos de progreso. La legislatura pasada, en todos los ayuntamientos en los que pudimos formar gobiernos de progreso, lo hicimos. En Viana lo hicimos a mitad de legislatura con una moción de censura. También en Corella o en Castejón. Donde no fue posible fue en el Gobierno de Navarra [de 2015]. Desde luego jamás nadie, por mucho que se diga, nos tendió la mano para formar parte de aquel Gobierno.

Si la línea política es hacer "gobiernos de progreso", ¿por qué está Enrique Maya y no EH Bildu de alcalde en el Ayuntamiento de Pamplona?

Porque nosotros no consideramos que EH Bildu sea una fuerza progresista. Es una fuerza nacionalista y, además, no coincidimos con ellos en muchas cuestiones. Nosotros nos marcamos como línea no apoyar ni a Navarra Suma ni a EH Bildu, y eso es lo que hemos hecho en todas y cada una de las instituciones.

En esa línea, esta semana se ha elegido al presidente de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona. Con la candidatura a última hora de Maite Esporrín por el PSN –que se votaron a sí mismos–, prácticamente dejaban en bandeja el triunfo a Navarra Suma. Al final Esporrín se retiró y el nuevo presidente es el independiente Carlos Ollo. ¿Por qué se facilitó de esta manera el acceso de Navarra Suma al Ayuntamiento y a la Mancomunidad?

Nosotros estábamos viendo una posibilidad intermedia. A última hora vimos que se podía negociar con esa persona que era independiente. Lo que dijimos muy claro es que no íbamos a apoyar ni el planteamiento que hacía EH Bildu ni el planteamiento que hacía Navarra Suma porque no coincidíamos en la gestión. En el receso –tras la primera votación– decidimos hablar con el candidato independiente, le planteamos qué cuestiones eran fundamentales para nosotros, como la de seguir con la gestión indirecta en determinados servicios, como el tema de la parada a demanda de las villavesas [autobuses urbanos] durante la noche para prevenir posibles casos de violencia de género, etc. El candidato independiente aceptó estas cuestiones en su gestión y decidimos apoyarlo. Pero es verdad que si los demás partidos no querían que Navarra Suma tuviese la presidencia de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, también podían haber votado al PSN. Siempre ha habido una oportunidad de acuerdos y progreso porque nosotros siempre hemos propuesto a nuestro candidato o candidata. No hemos votado ni a Navarra Suma ni a EH Bildu, pero ha habido otras posibilidades que nadie ha querido utilizar.

Una de las noticias de sus primeros meses de legislatura ha sido el aumento de altos cargos. Un total de 6,6 millones de euros de sobrecoste para toda la legislatura. ¿Era necesario este incremento?

Los datos son los siguientes: tenemos 50 directivos para dirigir a 27.000 empleados públicos. Por lo tanto, estamos hablando de un directivo por cada 540 trabajadores. Eso, trasladado al mundo de la empresa, me parece que es un ratio bastante pequeño. Es verdad que nosotros en el primer momento planteamos un organigrama diferente. Teníamos muy claro que queríamos crear determinadas consejerías, como la de Cohesión Territorial, que consideramos fundamental para el tema de la despoblación; o el impulso a todo lo que tiene que ver con la innovación, la transformación digital o los retos a los que nos enfrentamos en estos momentos. El aumento de altos cargos obedece también a eso. ¿Era necesario? Era necesario.

Esta semana María José Rama, la viuda de Juan Carlos Biero, asesinado por ETA en 2002, le negaba el saludo en el homenaje a su marido. Ya son dos actos en los que ha recibido el "desprecio" de algunos miembros del colectivo de víctimas. ¿Qué sentimientos le produce esta reacción teniendo cuenta que el Partido Socialista también ha sido objetivo de ETA?

Lo primero, respeto absoluto a las víctimas. Es verdad que el colectivo de víctimas es un colectivo plural desde el punto de vista ideológico; y yo siempre he pedido verdad en el tema del terrorismo. Que se sepa la verdad de lo que ocurrió, y también pido la verdad para mi Gobierno porque no es verdad que estemos gobernando con terroristas, ni siquiera con EH Bildu.

¿No le parece un poco peligroso cuestionar ese rechazo argumentando –como han hecho esta semana– que quizá María José Rama está influida por la ideología de Vox, partido del que ha sido candidata?

Como digo, el colectivo de víctimas de ETA es plural. He recibido públicamente el apoyo de otras víctimas de ETA. Yo no voy a entrar a la descalificación de nadie y pido para mi Gobierno lo que pido en general: verdad. Nada más que verdad. Y yo, como socialista, como miembro de Juventudes, como secretaria general, como parlamentaria, siempre he acudido a los homenajes a las víctimas del terrorismo, siempre he peleado por la Justicia, siempre he rechazado toda manifestación de violencia. Este Gobierno, además, está comprometido, y así lo pone en el acuerdo programático, con el rechazo a la violencia, con la reparación de las víctimas. Y lo voy a seguir defendiendo, me digan lo que me digan. Nadie me va a mover de mi posición.

¿Se está haciendo un uso partidista de las víctimas?

Sin duda. La propia Covite ha denunciado una instrumentalización de las víctimas e hizo un escrito diciendo que las víctimas eran víctimas y que no estuvieran en el rifirrafe de la política. No lo digo yo, lo dice Covite. ¿Por qué? Porque se está produciendo una instrumentalización de las víctimas, a la que yo no voy a entrar. Vamos a ver, yo he llevado escolta diez años, desde 2007 hasta 2017. Yo me he partido la cara en la universidad con esta gente. A mí nadie me puede cuestionar eso. Nadie me puede cuestionar mi rechazo a la violencia porque lo he hecho de una manera activa toda mi vida política.

Estas primeras semanas ha tenido una agenda muy intensa. ¿Ha podido reunirse con Covite u otras agrupaciones de víctimas de índole más local para explicarles esto?

La Dirección General de Paz y Convivencia está trabajando con los distintos colectivos de víctimas. Además hay un programa educativo en el que hay víctimas que van por los colegios contando estos episodios negros que Navarra también vivió. Por lo tanto, la Dirección General de Paz y Convivencia trabaja con los distintos colectivos de víctimas y con víctimas individuales que no están en ningún colectivo.

Estamos pendientes de la revisión del 'caso Alsasua' en el Supremo. Esta semana, su consejero de Justicia, Eduardo Santos (Podemos) ha vuelto a asegurar que sí existió delito y que hay agresores y víctimas. ¿Hay agresores y víctimas? ¿Cómo valora el proceso judicial de este caso?

No fue una simple pelea de bar. Mi opinión es que no lo fue. Ahora bien, que el proceso se está alargando en exceso y que estamos utilizando de una manera un tanto excesiva la ley de la prisión preventiva, también lo creo. En todo caso, nosotros respetaremos las decisiones judiciales.

Si no fue una pelea de bar, ¿fue terrorismo?

Los jueces ya han dicho que no lo fue.

Entonces, ¿qué fue?

No me compete a mí calificarlo, les compete a los jueces. Políticamente, yo ya he ido a hacer campañas electorales a Alsasua y sé lo que hay por parte de determinados sectores. Yo he ido a Alsasua y me he tenido que ir porque me tiraban piedras por ser del Partido Socialista Obrero Español. ¿Esto es algo generalizado? No. Pero, hombre, que se celebre en Alsasua el Ospa Eguna [contra la Guardia Civil] tampoco es casual. Creo que hay un rechazo a determinados colectivos presentes allá por determinadas personas. Y a mí me parece muy injusto homogeneizar a toda la población de Alsasua porque no es homogénea y entiendo que no tienen una opinión uniforme de todo, ni siquiera sus actitudes.

Una de las reclamaciones de este Gobierno es la transferencia de la competencia de Tráfico. Algunos sectores, como Navarra Suma, lo interpretan como una petición expresa de salida de la Guardia Civil de Navarra.

Es una nueva mentira y una nueva manipulación. Desde Miguel Sanz [expresidente de Navarra, de UPN] se están pidiendo las competencias de Tráfico, decisión que fue aprobada por unanimidad en el Parlamento de Navarra. Es que los gobiernos de UPN fueron los primeros que pidieron las competencias de Tráfico para Navarra. Están registradas en nuestra ley autonómica, en la LORAFNA. Lo que pasa es que ahora la derecha juega a instrumentalizar absolutamente todo, a instrumentalizar incluso al Rey, a la Casa Real, a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, a las víctimas de ETA... Manosean absolutamente todo con tal de atacar al Partido Socialista.

En una entrevista para este medio, el consejero de Justicia aseguró que iba a defender la transferencia de Prisiones, aunque no aparece como tal en el programa. ¿Qué postura van a adoptar?

En el acuerdo de Gobierno lo que se recoge es la transferencia de la Sanidad penitenciaria. Eso es un acuerdo que está bastante avanzado desde la legislatura pasada, cuando se aprobó por unanimidad en el Congreso de los Diputados. Si alguien lo quiere interpretar como más nacionalismo, que lo interprete. Creo que está fuera de toda cuestión y me parece que sería bueno para todos. Queremos avanzar en esa materia y, por lo tanto, en lo que avanzaremos es en lo que está en el acuerdo de Gobierno.

El consejero de Justicia planteaba ir un paso más allá y transferir no solo la Sanidad penitenciaria sino también los propios centros penitenciarios y su personal. Es decir, un modelo como el de Catalunya.

Eso no está en el acuerdo. Avanzar en temas de mediación y en todas esas cuestiones sí, pero creo que eso no está en el acuerdo. Creo que tenemos suficiente tarea con el Gobierno de España en materia de transferencias como para abrir más el abanico. Vamos a ir poco a poco y vamos a hacer las cosas bien.

¿Ha invitado a los Reyes a Navarra en desagravio por su ausencia en determinados actos durante la legislatura pasada?

No lo he hecho para remediar ningún desagravio, para nada. Creo que tenemos un acto en Navarra que es importante, que es la apertura del año Xacobeo, y siempre se les ha invitado así.

Le vamos a volver a preguntar si van a invitar o no a los Reyes a los Premios Príncipe de Viana... [la pasada legislatura no fueron invitados]

Cuando nos pongamos a pensar en los Premios Príncipe de Viana, ya lo decidiremos. Que alguien le tenga que marcar al Gobierno de Navarra cuándo tiene que tomar sus decisiones... Por cierto, no sé hasta qué punto le preocupa a la ciudadanía que vengan o no vengan los Reyes porque lo importante es promocionar la cultura navarra, de eso se trata el premio.

A María Chivite, a título individual, ¿le gustaría que estuviesen los reyes presentes en el acto? ¿Sí o no?

Lo decidiremos en el momento en que tengamos que organizar las cosas. Tengo otras cosas muchísimo más urgentes y preocupantes que esa para pensar ahora.

Pero, ¿le gustaría?

Lo pensaré en su momento.

¿Monarquía o República?

Soy de espíritu republicano, pero muy respetuosa con las instituciones que están reflejadas en la Constitución española. Por lo tanto, la lealtad entre instituciones para mí es una cosa de educación. Yo podré tener mi propio sentimiento, mi propia idea de cómo me gustaría que estuviera organizado el Estado, por supuesto que sí, no se trata de ninguna animadversión personal ni muchísimo menos, pero también sé que la Monarquía es una de las instituciones que está en nuestra Constitución y como tal, merece todo mi respeto.

En este despacho hay tres banderas, la de Navarra, la de España y la de Europa. Su predecesora solo tenía una. ¿Por qué?

Eso se lo tienes que preguntar a la anterior. Yo no tengo ni idea de por qué no estaban, pero sí que tenía muy claro que quería que mi despacho tuviera las tres banderas. Quiero que esté la bandera de nuestra comunidad, que es Navarra; quiero que esté la bandera a la que Navarra pertenece dentro de la organización territorial del Estado, que es la bandera de España; y además, a lo que pertenecemos, que es a la Unión Europea. Por lo tanto, es un respeto también institucional. Son las tres banderas que nos representan.

¿Y qué sentimiento le despierta la ikurriña?

Pues es la bandera de la comunidad vecina. Yo no la siento como propia, también por mi procedencia. Yo soy de la Ribera de Navarra. Entiendo que otros navarros u otras navarras, que son igual de navarros que yo, por cierto, la puedan sentir como propia. Por supuesto que sí. Pero bueno, dejemos a un lado los sentimientos personales y hablemos de las representaciones institucionales. La bandera del País Vasco representa a la institución y a la organización territorial del País Vasco, y la bandera navarra representa, desde un punto de vista institucional, a la Comunidad Foral de Navarra. Que algunos la sientan como propia es totalmente respetable. No son ni más ni menos navarros, que es lo que demoniza la derecha.

¿En qué se va a modificar ese decreto foral del euskera que tanto está dando de qué hablar?

Pues veremos en qué términos lo podemos trabajar. Estamos también pendientes de esa sentencia, pero creo que trabajaremos fundamentalmente en lo que tiene que ver con el acceso a la Función Pública. Lo que tenemos que intentar es que sea real, que tenga un mayor consenso social y sindical, que no lo tuvo. Me parece que lo que tenemos que hacer es respetar la realidad lingüística que hay en cada una de las zonas [norte vascófono, zona media y Pamplona bilingüe y sur castellanoparlante]. Por cierto, tengo que decir que nunca en Navarra había habido tantas personas que hablaran euskera como las que hay ahora. Nunca en toda la historia. Otra cosa es que nos gustaría que fueran más o que nos gustaría que fueran menos, pero el dato objetivo es que ahora en Navarra es cuando históricamente más personas hablan en euskera. Creo que cada uno, si quiere hablar en euskera, puede ser libre de hacerlo. Lo que no me gusta es que sea una imposición. Que cada uno pueda elegir el modelo lingüístico en que matricula a sus hijos: me parece que bajo los principios de libertad y voluntariedad podemos hacer lo que queramos.

¿Está entre sus propósitos como presidenta de Navarra, también de los vascoparlantes, aprender euskera?

Pues sí, estamos en ello, estamos en ello. Mis hijos estudian euskera, además. Me gustaría introducir en mis discursos alguna cosa más allá del 'egun on' o 'mila esker'. Creo que también hay que hacer gestos.

Lo ha citado usted. ¿En qué modelo estudian sus hijos? ¿Modelo en euskera?

Estudian castellano e inglés con la asignatura de euskera en un colegio público.

Siguiendo con la educación, uno de los apartados de su acuerdo de Gobierno plantea retirar las ayudas a los colegios que segregan por sexos. ¿Qué plazos hay para cumplir esta promesa? ¿Tiene en cuenta el peso que tiene el Opus Dei en Navarra?

Es un compromiso político que tenemos, pero necesitamos que se derogue la LOMCE porque les da un marco, una protección legal. Hemos visto cómo otras comunidades autónomas, como Andalucía, han intentado hacerlo y han perdido en los tribunales. Este es un compromiso político porque no es el modelo que queremos. No es comprensible porque no estamos separados en la calle.

Chivite cree que hay tiempo para evitar las elecciones tras los gestos de Sánchez

¿No teme que quienes se oponen le den la misma respuesta que usted nos ha dado con el euskera: "Yo quiero elegir el modelo educativo para mis hijos"?

No, porque esto tiene que ver con la igualdad, con una base de convivencia en la sociedad, con una no asignación de roles. Es una apuesta por la igualdad de este Gobierno, por la coeducación, por la convivencia. No digo que tengan que desaparecer de Navarra. Si tú, como padre o madre, lo quieres elegir, podrás, pero te lo pagas.

Hablando de coeducación, ya ha garantizado que el programa Skolae va a llegar a todos los centros sostenidos con fondos públicos pero, ¿cómo va a llegar? ¿Se van a aplicar cambios sustanciales?

En Navarra, en términos generales, hay un 60/40, más o menos, de alumnos en la pública y en la concertada. No podemos educar en valores de igualdad solo a una parte de la sociedad. Entendemos que la educación en valores de igualdad, coeducación, educación afectivo-sexual, etc. tiene que llegar a todos nuestros niños y niñas. Desde el Departamento de Educación se ha encargado un informe jurídico sobre cómo podrían encajar los centros concertados. Desde luego, desde la disposición al diálogo, no desde la imposición. Queremos que Skolae entre en los centros concertados. Nosotros partimos de la filosofía de que si dependes de una Administración y recibes fondos públicos, tendrás las mismas oportunidades que los centros públicos pero, por lo tanto, tendrás también las mismas obligaciones.

La destitución de la hasta ahora responsable de la sección de Igualdad, Pilar Mayo, abría la puerta a pensar que iba a haber cambios sustanciales en Skolae. ¿Esta salida se ha debido simplemente a un cambio de perfil o es un modo de diferenciarse del anterior equipo de Gobierno?

Yo entiendo que cada consejero y consejera tiene que tener los equipos que estime. Por ejemplo, Carlos Gimeno (consejero de Educación), que ha sido parlamentario, ha trabajado en su labor parlamentaria con determinadas personas. Tienes que tener un equipo a tu lado con confianza, que comparta tu visión. Por otro lado, se quería cambiar el perfil de la persona responsable de este programa y hemos ido hacia un perfil más educativo porque es un programa de Gobierno, es un programa del Departamento de Educación, que va a trabajar en los centros escolares. Por lo tanto, el equipo del consejero ha elegido un perfil más pedagógico. Además, los programas van mucho más allá de las personas que los llevan a cabo. Eso sí, lo primero: agradecer al equipo que lo hizo. Por supuesto, no era una situación fácil meter en Navarra estas cuestiones. Ahora bien, el consejero quiere a su propio equipo y sus propios perfiles y por lo tanto, todo mi respeto. ¿Esto es un cuestionamiento de Skolae? Para nada. Estamos en otra etapa, que es la plena implantación de Skolae, mucho más extensiva, y está claro que el perfil tendrá que ser otro.

¿Va a recoger usted el premio Unesco de Educación de Niñas y Mujeres a Skolae? ¿Estará Pilar Mayo presente?

Solo han invitado a una persona y voy a ir yo.

El premio de la Unesco coincide en el tiempo con la segunda citación a declarar a dos redactores de Skolae ante el Tribunal Superior de Navarra, tras la denuncia de tres colectivos. ¿Van a apoyar a los redactores o van a mantenerse al margen?

Apoyar Skolae es apoyar a las personas que diseñaron Skolae.

¿Qué valoración hace de que les hayan llamado a declarar por este programa?

Sigue habiendo en Navarra personas que no comparten que nuestros hijos reciban educación afectivo-sexual y yo creo que el ataque responde a eso. En todo caso, este Gobierno defiende ese programa y esa educación afectivo-sexual en todos los colegios.

En Navarra se registran al mes 35 denuncias por delitos sexuales. ¿Qué medidas ha planteado el Gobierno a corto plazo para tratar de corregirlo?

Ahora estamos en la plena aplicación de la Ley de Igualdad y también de la Ley de Violencia de Género. Navarra ha sido pionera en algunas cuestiones, como considerar violencia sexual la prostitución. Por lo tanto, de una manera transversal vamos a tratar la Igualdad y va a estar incorporada en todos y cada uno de los departamentos del Gobierno. La violencia sexual se tiene que trabajar desde el programa Skolae porque esto tiene muchísimo que ver con la educación, hasta todo lo que tiene que ver con la atención a víctimas y algún recurso, por ejemplo residencial, creo que es necesario.

¿Qué tipo de discriminación ha vivido a lo largo de su trayectoria?

Por ser mujer siempre tienes que demostrar más. Siempre. Las decisiones políticas, por ejemplo, cuando se toman en una cena, mayoritariamente solo hay hombres, sobre todo si tienes hijos. Eso se ve en el mundo de la política y también en el mundo empresarial. ¿Discriminación directa? Yo lo que he visto es una discriminación más subliminal. Es verdad que la política ha sufrido también un avance espectacular en lo que tiene que ver con la presencia de mujeres, pero también digo una cosa: 17 comunidades autónomas, 4 presidentas mujeres. Yo creo que nos queda muchísimo por avanzar.

Pocos países en el mundo habrán tenido, como ahora Navarra, una sucesión de tres presidentas y de tres partidos.

Esta es la apuesta por la igualdad que tiene toda la ciudadanía navarra en general. Y, por cierto, no sé si hay tanta presencia de mujeres en el resto de parlamentos autonómicos como la que hay en nuestra comunidad, y no solo de esta legislatura, sino también de legislaturas anteriores.

¿Marca como mujer una impronta especial a la presidencia?

Se trata de la visibilización de la presencia de mujeres, de que somos capaces, de que podemos y también de que se pueden organizar de otra forma las maneras de trabajar. La conciliación es muy importante. Yo tengo dos hijos pequeños. Intento tener al menos una tarde libre a la semana, yo llevo a mis hijos al colegio todas las mañanas a las nueve de la mañana. Las bajas maternales las ha acogido mi pareja. Las excedencias las ha acogido mi pareja. Eso es corresponsabilidad. Yo no solo predico, practico. Eso es una manera de dar ejemplo.

¿En algún momento ha sentido que se le ha juzgado por dar un paso al frente políticamente y dejar un poco de lado la vida familiar?

¿Saben qué pasa? Que a los hombres no se les pregunta "Oye, ¿y tus hijos?". Cuando tomas la decisión de irte al Senado, de coger la Secretaría General... La pregunta que la gente te hace, no solo los periodistas, sino también tus propias amigas, es: "¿Y los críos?". ¿Se lo hacen a los hombres? No, es que no se lo hacen.

Pasando al ámbito de la memoria histórica, ¿qué medidas tiene previsto su Gobierno en el corto plazo?

Estamos trabajando desde el departamento de Ana Ollo con la Dirección General de Paz y Convivencia en distintas cuestiones, como las placas conmemorativas a los asesinados en 1936. Tenemos que seguir trabajando en todo lo que tiene que ver con la recuperación de las fosas y con el reconocimiento con los actos de Memoria Histórica.

¿Tienen alguna medida preparada para introducir la historia más reciente de Navarra en los colegios, por ejemplo en una asignatura obligatoria?

Sí. Desde la legislatura pasada ya hay cuatro víctimas del terrorismo que han ido a varios colegios, y ahora lo que se va a hacer es dar un paso más e introducirlo en el currículum. Por ejemplo, también se están haciendo actos con escolares que van a visitar el fuerte [de San Cristóbal]. Bueno, yo creo que la labor de divulgación para conocer lo que ocurrió también tenemos que seguir haciéndola. Y me parece que es una magnífica noticia, un tema ya de dignidad democrática, que Franco salga de un mausoleo público. Esto era una aberración histórica.

Este viernes se ha celebrado la huelga climática. ¿Cuál es la agenda de este gobierno al respecto?

En la última sesión de Gobierno de este miércoles aprobamos una declaración institucional de emergencia climática. El compromiso de este Gobierno con la Agenda 2030 está de manera transversal en el acuerdo de Gobierno. Vamos a hacer, yo creo que a principios de año, la Ley Foral de Cambio Climático, una apuesta por las energías renovables, por la reducción de consumo de agua... Este Gobierno tiene pleno compromiso con el cambio climático y ese compromiso está de manera transversal en todos los departamentos. Tenemos que trabajar todo el tema de prevención. Mirad las lluvias torrenciales que hemos tenido todo este verano…

Volkswagen es una de las principales empresas de Navarra y un nuevo modelo podría afectar al sector del automóvil.

Es verdad que el sector automóvil se está enfrentando a dos transformaciones importantes. Por un lado, todo lo que tiene que ver con la transformación digital de las empresas, con la industria 4.0, con la aplicación de robótica en las empresas. Y luego con la transformación de la energía que soporta el actual modelo energético, coches que se sustenten con baterías, coches eléctricos. En el acuerdo de Gobierno hay un compromiso de apuesta por una movilidad sostenible. Entiendo que a medio plazo, los vehículos que se van a fabricar aquí en Navarra tendrán que ser vehículos de otro componente energético, híbridos o eléctricos. También necesitamos que el resto de empresas auxiliares tengan que ver también con ese nuevo modelo.

¿El coche oficial de la presidenta es diésel, gasolina o eléctrico?

No tengo ni idea. El Gobierno ha empezado con la compra de vehículos eléctricos.

No podemos terminar la entrevista sin hablar de la situación política en España. En paralelo a que ustedes aquí en Navarra alcanzaran un acuerdo incluso con actores similares en las conversaciones, en España ha habido un fracaso que nos lleva a una repetición electoral. ¿Qué valoración hace?

No podemos comparar contextos. Yo no he visto a nivel nacional lo que yo me he encontrado en las negociaciones aquí. En Navarra no me he encontrado acusaciones en medios de comunicación, no me he encontrado reproches publicados. La discreción para el buen fin de la operación siempre es buena. Ha habido una confianza trabajada a lo largo del tiempo que ha durado durante las negociaciones. Me parece que, además, fue un acierto empezar por lo que queríamos hacer. 'Vamos a ponernos de acuerdo en qué es lo que queremos hacer durante los próximos cuatro años de Gobierno'. Yo creo que fue una buena estrategia. Me he encontrado con personas facilitadoras y que han trabajado con lealtad, con discreción, con confianza. No sé si es lo que ocurre a nivel nacional… No busco culpables, pero me parece que primero hay que hablar de qué es lo que queremos construir y luego hablar de quiénes lo construimos.

Pedro Sánchez ha dicho esta semana que no habría podido dormir si Pablo Iglesias hubiera entrado al Gobierno. Usted, sin embargo, tiene al líder de Podemos en Navarra en su Gobierno. ¿Puede dormir?

Por costumbre duermo muy bien. Llego agotada. Yo duermo bien y tengo la conciencia muy tranquila también.

Navarra se ha convertido en el objetivo nacional de la derecha. ¿Fue sencillo convencer a Pedro Sánchez de que la mejor opción era que le dejaran seguir adelante?

Lo curioso es que resulta que nosotros hemos hecho lo que dijimos que íbamos a hacer. Me pegué toda la campaña electoral diciendo que no íbamos a hacer presidente a Navarra Suma, que nosotros queríamos acordar esto y que no queríamos un acuerdo de gobierno con EH Bildu. Eso estaba dicho. No había nada que aclarar porque ya lo habíamos expresado de una manera clara y contundente. Ahí no hubo problemas.

¿Lo tenía igual de claro la Ejecutiva Federal del PSOE?

Pedro Sánchez tenía miedo a la repercusión mediática y a las mentiras que pudieran salir al respecto. Por eso el PSOE estuvo informado de cada uno de los pasos que íbamos dando. ¿Que había miedo de lo que pudiera pasar? Navarra se ha convertido en la noticia del verano y es cierto que eso implicaba cierto miedo. Navarra no le ha importado a nadie durante toda la legislatura pasada, cuando teníamos una presidenta nacionalista con consejeros de EH Bildu. Y ahora se ha ido todo de madre. Al PSOE le hemos ido explicando y vieron el acuerdo de programa. ¿Que hubo cierto miedo? No voy a decir que no, pero lo fuimos despejando con nuestro trabajo diario.

¿Está preparada para la repercusión que puede tener cuando negocie los presupuestos con EH Bildu?

Ayer, en el pleno, uno de los portavoces de Navarra Suma, concretamente el del Partido Popular, dejó la mano tendida para hablar de los presupuestos. Lo expresó literalmente.

Cuando llegue la elaboración de los presupuestos, ¿alguien del PSN se va a sentar con EH Bildu para tratar de convencerles de las bondades del presupuesto?

Nos tendremos que sentar con la oposición a hablar de los presupuestos y lo vamos a hacer.

¿Considera una irresponsabilidad el salto de Íñigo Errejón a la política nacional? ¿Cómo cree que puede afectar esto también al PSOE?

No lo calificaría de irresponsabilidad. ¿Que hubiera sido deseable que las fuerzas de izquierdas sumáramos? Sin duda. Como todavía no sé ni en qué sitios se va a presentar y en qué sitios no, ni con qué estrategia... Lo que está claro es que en Podemos hay un roto importante. ¿Cómo puede afectar electoralmente al Partido Socialista? Pues no lo sé, yo creo que nosotros seguiremos defendiendo, como ya defendimos en la campaña pasada, que queremos un Gobierno progresista con estabilidad. El acuerdo no ha sido posible. A lo mejor con otros actores sí es posible.

¿Usted hubiera acatado que Pedro Sánchez aceptase a última hora la oferta de Albert Rivera, la abstención a cambio de Navarra?

Albert Rivera le hizo una propuesta sobre Navarra que Navarra cumplía. Era que rompiéramos con EH Bildu. Por lo tanto, el requisito que pedía Rivera se cumplía. Nosotros no tenemos ningún acuerdo con EH Bildu.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha