eldiario.es

9

eldiario.es Navarra eldiario.es Navarra

El gobierno cuatripartito con EH Bildu al frente ya es una realidad en Pamplona

El pleno de investidura confirma el apoyo de Geroa Bai, Aranzadi, Izquierda-Ezkerra y la propia izquierda abertzale a Joseba Asiron como nuevo alcalde de la capital navarra.

Pamplona se convierte en el referente de la pérdida de poder municipal de UPN en la Comunidad Foral.

Enrique Maya, ya exalcalde, afirma que esta es "la peor de las pesadillas" para la ciudadanía.

Las fuerzas del cambio también lanzan mensajes al alcalde: I-E reconoce que le habría gustado una condena más expresa de ETA y Geroa Bai insiste en que hay que evitar los "sectarismos".

Representantes de las cuatro fuerzas del cambio, tras firmar el acuerdo programático.

Representantes de las cuatro fuerzas del cambio, tras firmar el acuerdo programático.

"El día del cambio". Así se ha referido Joseba Asiron a la sesión de investidura en el Ayuntamiento de Pamplona. El cabeza de lista de EH Bildu es ya el nuevo alcalde de Pamplona, y sus primeras palabras en el cargo han sido para prometer, por un lado, que gobernará para todos y, por otro, para que el cambio "llegue a la calle" y no únicamente a la institución. Lo curioso es que sus intervenciones en la Casa Consistorial han coincidido con los gritos de la manifestación que, fuera de ella, decían adiós a UPN. Incluso, con una sonora pitada a integrantes de la Corporación.

Como estaba anunciado, Asiron se ha convertido en el primer edil de la capital navarra, con los votos de Geroa Bai (cinco concejales), Aranzadi (tres) e Izquierda-Ezkerra (una), además de los de la propia izquierda abertzale (cinco). Esos 14 votos le permitirán gobernar con mayoría absoluta, como referente de un gobierno cuatripartito formado por las llamadas fuerzas del cambio, frente a los diez de UPN y tres de PSN. Ambos, por cierto, se han votado a sí mismos para la Alcaldía. Pero Pamplona se ha convertido en el referente, con la victoria de una alianza de cuatro fuerzas, de la pérdida de poder municipal de UPN en Navarra tras los comicios del pasado 24 de mayo. Así está sucediendo en Tudela, Barañáin o, de nuevo, en el Valle de Egüés, por poner otros ejemplos.

El regionalista Enrique Maya se queda, así, a las puertas de su segundo mandato, pese a haber ganado las elecciones municipales. El hasta ahora alcalde había reconocido esta misma semana que le ha costado asumir que no seguirá con el bastón de mando, a pesar de que los resultados electorales habían sido buenos, pero no suficientes para seguir ostentando la Alcaldía, y hoy ha insistido en que esta situación es "la peor pesadilla". La falta de opciones de UPN para llegar a alianzas con otros partidos, con la salida de la Casa Consistorial del PPN y la falta de concejales de otras fuerzas, como Ciudadanos, había limitado sus opciones. Y el PSN, por su parte, se mostró partidario del cambio pero no de integrar un gobierno que incluyera a EH Bildu, y al final no se ha sumado al acuerdo. Pero Asiron será el alcalde de la décima corporación de la Pamplona democrática, el primero que no es de UPN en 16 años (el anterior fue Javier Chorraut, peoro con una salvedad, ya que primero fue alcalde con UPN en 1987 y después, con CDN, gracias al tripartito con PSN e IU en 1995).

Asiron ya había anunciado, una semana después de las elecciones, que se veía con la mayoría suficiente para gobernar y, después de sus reuniones una a una con Izquierda-Ezkerra, Aranzadi (la agrupación de electores apoyada en Pamplona por Podemos) y Geroa Bai, insistió en la sintonía por un cambio. Así, este jueves el propio Asiron anunció el acuerdo para la investidura y para formar un gobierno a cuatro. Este se ha cerrado en torno a un acuerdo programático que, al final, se ha firmado a última hora, este mismo sábado y apenas 35 minutos antes de la sesión de investidura, después de que las bases de las formaciones implicadas en este gobierno alternativo ratificaran esta decisión.

Las valoraciones

Las fuerzas del cambio han coincidido en sus valoraciones, como Ana Lizoain (Aranzadi), al felicitar a la propia ciudadanía que ha apostado por el cambio, pero con algunos matices. Edurne Egino (Izquierda-Ezkerra) ha reconocido que le habría gustado una condena más expresa de ETA por parte del nuevo alcalde y no únicamente de la violencia en general, e Itziar Gómez (Geroa Bai) ha recordado que es necesario que el nuevo ejecutivo gobierne alejado de "sectarismos". No obstante, poco después Maya (UPN) ha tenido que interrumpir su valoración ante la prensa ante los constantes gritos de la manifestación realizada en la plaza del Ayuntamiento, que celebraba el adiós a UPN. De ahí que se haya referido al cuatripartito como un acuerdo para "desalojar" a la formación regionalista.

Sea como fuere, los acuerdos finalmente se han ratificado sin sorpresas, más allá de la ya anunciada: que Pamplona estará encabezada por una Junta de Gobierno con cuatro partidos y que Joseba Asiron es el alcalde de la ciudad.

(Edición actualizada).

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha