Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia Europa Press

Esta información es un teletipo de la Agencia Europa Press y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

El Ayuntamiento de Pamplona pintará próximamente en rojo las últimas intersecciones pendientes de las 16 previstas

ACS

PAMPLONA —

0

PAMPLONA, 4 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Pamplona terminará en los próximos días -cuando el tiempo lo permita- la señalización en color rojo los espacios de obligada coexistencia entre coches y bicicletas en 16 puntos concretos de la ciudad con el objetivo de aumentar la seguridad.

Esas intersecciones se encuentran en la avenida del Ejército y la continuación por avenida Bayona; en la intersección entre Yanguas y Miranda y la calle Estella y en una de las vías de mayor capacidad de la ciudad, la avenida Pío XII.

Salvo en las intersecciones entre Pío XII y avenida del Ejército, se ha pintado el pavimento de las zonas en las que se produce una intersección entre el trazado del carril bici y las calzadas por las que discurre el tráfico rodado, una situación que conlleva una especial necesidad de atención en todos los agentes de movilidad urbana, según ha informado el Consistorio. Estas intervenciones de 'urbanismo táctico', ha agregado, se acometieron a finales del año pasado y están encaminadas a mejorar la seguridad general.

Con la señalización de la intersección en un color llamativo se trata de identificar un espacio concreto, instalar un refuerzo visual que recuerde a los distintos conductores la necesidad de una especial precaución en esos puntos, algo a lo que contribuye la elección del color rojo que, como código general, se traduce como 'alerta'. En esos espacios se pintará, además, en blanco y sobre el pavimento la identificación de carril bici.

Como elementos de seguridad complementarios, en algunos puntos también se ha instalado señalización vertical destinada a los ciclistas y conductores, y se han acentuado la separación entre ambos circuitos.

En las delimitaciones entre el tráfico rodado y el ciclista de unos espacios tan transitados, el Consistorio ha colocado un tipo de separadores de carril llamado 'mompes', unos elementos que presentan una pendiente suave en el lado de circulación del ciclista, para evitar el choque de las ruedas con el separador, y una pendiente más brusca en el lado de los coches, para dificultar la invasión del carril bici por los vehículos.

Cada línea de 'mompes', que están separados por una distancia de 1,60 metros lineales, está precedida por un bolardo negro con bandas reflectantes de color gris dispuestas en el sentido de la circulación, de nuevo como aviso a los conductores de la existencia de una zona de carril bici. Además, en aquellas intersecciones que ya disponían de semáforo para vehículos también se han instalado semáforos para bicicletas.

En total, los trabajos en la mejora de señalización, alguna instalación semafórica y de separadores y bolardos al final de la actuación ascenderá a 41.843 euros.

La responsable de movilidad del Ayuntamiento de Pamplona, Maribel Gómez, ha señalado que el Consistorio "incrementa el número de kilómetros de carril bici en calzada y aplica a la vez soluciones para mejorar la comprensión del nuevo funcionamiento de las vías". Según ha añadido, "es fundamental para garantizar la seguridad de los usuarios y en especial de los ciclistas que son más vulnerables en caso de accidente".

Gómez ha expuesto que "se aplica pintura roja en las intersecciones, una nueva señalización que indica peligro, semáforos para las bicis... indicaciones en general que van a favor de quien es más vulnerable" y ha agregado que "también las bicis tienen que hacer un esfuerzo por reducir la velocidad y extremar la precaución cuando atraviesan espacios de preferencia peatonal".

Etiquetas
Publicado el
4 de enero de 2021 - 12:47 h

Descubre nuestras apps

stats