La portada de mañana
Acceder
Los socios del Gobierno aprietan para que cumpla sus compromisos
Sanitarios con COVID persistente: una dolencia poco reconocida
Opinión – Tira para adelante, Pedro, por Antón Losada
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia Europa Press

Esta información es un teletipo de la Agencia Europa Press y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

El SNE incentiva con ayudas que oscilan entre 5.200 y 10.010 euros la contratación indefinida en empresas

Archivo - La consejera de Derechos Sociales del Gobierno foral, Mari Carmen Maeztu; y la directora gerente del SNE, Mirian Martón.

GUR

PAMPLONA —

0

Destinará 6,2 millones de euros a sus programas de fomento del empleo y lanza también ayudas para contratos de formación

PAMPLONA, 13 (EUROPA PRESS)

El Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare, organismo del Departamento de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, ha reformulado sus ayudas a empresas para incentivar la contratación indefinida de jóvenes y otros colectivos con dificultades de inserción, con importes que oscilan entre los 5.200 y los 10.010 euros.

Entre estos colectivos, como novedad, también figuran los profesionales que están trabajando en el extranjero, medida para favorecer el retorno. Y se promueve, con una cantidad entre 4.000 y 4.400 euros, la modalidad del contrato de Formación y Aprendizaje, "una fórmula poco utilizada por las empresas que combina oportunidad laboral con formación".

La consejera de Derechos Sociales, Mari Carmen Maeztu, y la directora gerente del SNE-NL, Miriam Martón, han presentado en rueda de prensa la reordenación de estas subvenciones. El BON ha publicado en los días pasados varias derogaciones y ayer mismo la nueva convocatoria que apoya la contratación indefinida.

A través de estos incentivos, la administración interviene en el mercado de trabajo para decantar la contratación a personas con mayores dificultades de inserción: jóvenes (en prácticas o en empresas tractoras de la economía), personas perceptoras de Renta Garantizada (RG), desempleadas de larga duración (LD), víctimas de violencia de género (VVG), mayores de 45 años o retornados y personas con discapacidad.

La nueva formulación emana de las negociaciones con los agentes empresariales y sociales para el nuevo Plan de Empleo. "Están orientadas a que el empleo que se genere con apoyo público sea de calidad, indefinido. La crisis del coronavirus ha empeorado la situación laboral de muchas personas y queremos que, en esta fase de recuperación del empleo, la reincorporación se produzca en las mejores condiciones", ha afirmado Maeztu.

Las subvenciones a la contratación temporal se limitarán a jóvenes y a tres colectivos con mayores dificultades de inserción: Renta Garantizada, desempleados de larga duración y víctimas de violencia de género. No obstante, el SNE-NL solo subvencionará contratos de al menos seis meses, con prórrogas de hasta 12.

Por su parte, Miriam Martón ha subrayado la "importante inyección económica" para las empresas. Según ha dicho, a estas medidas, el SNE-NL prevé destinar este año 6,2 millones de euros, 1,5 millones procedentes de fondos REACC-Fondo Social Europeo.

"Nunca el SNE-NL ha dispuesto de tantos fondos para financiar la contratación. Queremos contribuir también a la estabilidad de las empresas en este periodo de creación de empleo", ha destacado.

En concreto, el SNE-NL contempla destinar en torno a 3 millones para contratación de jóvenes; 2,7 millones para otros colectivos con dificultades (Renta Garantizada, parados de larga duración, violencia de género, mayores de 45 años, retornados, y contrato de Formación y Aprendizaje); y 440.000 euros para discapacidad, el doble de lo previsto inicialmente.

Sobre la cuantía base para un contrato a jornada completa o temporal de 12 meses, el SNE-NL aporta un 10% adicional en caso de que la contratada sea una mujer.

En concreto, en los contratos a jóvenes menores de 30 años, las ayudas en prácticas son de 3.600 a 6.120 euros, según la titulación; en empresas tractoras de la economía navarra, de 935 a 1.045 euros al mes; y transformación en indefinido, de 5.200-5.720 euros.

En cuanto a las personas perceptoras de renta garantizada, parados de larga duración y víctimas de violencia de género, las ayudas para temporal oscilan entre 4.000-4.400 euros; transformación en indefinido, 5.200-5.700 euros; e indefinido, 9.100-10.010 euros.

En el colectivo de mayores de 45 años y retorno laboral, las ayudas para transformación en indefinido son de 5.200-5.700 euros; de indefinido de 7.150-7.865 euros; mientras que para personas con discapacidad -pendiente de publicar en el BON- las ayudas para temporal son de 4.000-4.400 euros; transformación en indefinido, 5.200-5.720 euros; e indefinido, 7.500-8.250 euros.

Respecto al contrato de formación y aprendizaje, con ayudas de 4.000-4.400 euros, incluye un contrato y un acuerdo formativo con aprendices sin cualificación, de 16 a 25 años, y sin límite de edad para personas con discapacidad, colectivos de exclusión social y alumnado de Escuelas Taller o programas de empleo y formación.

En 2020, el SNE-NL incentivó la contratación en empresas con 2,8 millones de euros (547 contratos, descenso atribuido a la pandemia), frente a los 4 millones de euros invertidos en 2018 y 2019 (en torno a 760 contratos cada año). Esta línea de intervención del SNE-NL es nueva, dado que apenas se concedieron 285.300 euros en 2016, en el ámbito de la discapacidad.

Desde el SNE destacan que la evolución actual es "positiva". Hasta esta reordenación de las ayudas, han llegado solicitudes por valor de cerca de 2 millones de euros y 324 personas contratadas: 238 jóvenes y 86 personas perceptoras de Renta Garantizada, parados de larga duración y personas con discapacidad.

INSERCIÓN LABORAL

La directora gerente del SNS ha resaltado que las ayudas al fomento de la contratación "inciden positivamente en la reinserción laboral de las personas contratadas y también conllevan retorno social para la administración (ahorro en prestaciones, ingresos por cotizaciones, etc). Así, en Renta Garantizada, "solo el 10% de las personas contratadas volvió a estar desempleada y a cobrar la prestación a los seis meses de terminar el contrato subvencionado".

El 65,7% seguía trabajando y por cada euro invertido, se recuperan 1,9. En personas desempleadas de larga duración, el 60% trabajaba seis meses después, el 55% con contratos indefinidos.

Asimismo, en cuanto a las prácticas de jóvenes, pasados seis meses desde la finalización del contrato subvencionado, el 96,6% trabajaba; el 87% a los dos años. El 62% se inserta con contratos indefinidos y el 56%, en la misma empresa.

"En las evaluaciones realizadas por el SNE-NL hemos comprobado que hay una destacada inserción con contratos indefinidos. La reformulación de los incentivos ahonda en esta línea", ha señalado Martón. En cuanto a satisfacción, las empresas beneficiadas otorgan un 8,19 sobre 10 a esta política del SNE-NL.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats