eldiario.es

9

Ministro de Sanidad es poca cosa, Alfonso

Alfonso Alonso llegó a alcalde de Vitoria sin tiempo de haber aprendido a ser concejal, así que alcanzar el Ministerio de Sanidad tras comprar ibuprofeno en una farmacia no debería ser un gran problema para él. Aunque quizás lo sea para nosotros. En todo caso, el reto no parece demasiado complicado, sobre todo si se trata de sustituir a Ana Mato, que es como sustituir a Julio Salinas en el partido contra Italia. Es difícil hacerlo peor.

Alonso fue el inventor de lo que años más tarde se vino en llamar el PP pop. Un Partido Popular de gente joven, más moderna y sin aquel bigote de Martínez-Pujalte. Un PP que vocalizaba mejor que Fraga y que apoyaba el matrimonio gay frente a los carcas del partido. Alonso capitaneaba a aquellos Beatles de derechas que fruncían el ceño cuando les preguntabas si eran de derechas. De centro, somos de centro, del centro centrista mismo, te respondían. La típica respuesta que enfada a Hermann Tertsch.

De Alonso se ha dicho que es un animal político, que es como decir nada. Un político sin ambición es como un directivo del IBEX sin la pensión blindada. Los políticos nacieron para alcanzar el poder, aunque en el caso de Alfonso Alonso, fuera el poder el que le alcanzara a él: Alonso fue alcalde de Vitoria cuando el llamado a serlo era otro compañero más veterano pero menos fotogénico. Los telediarios se impusieron a la experiencia. Luego vino la ola de Zapatero a ayudarle y en 2007 perdió la alcaldía frente a los socialistas. Nunca una derrota fue tan dulce y no la de Felipe González.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

El silencio que oculta la corrupción

En cierta ocasión me dejaron echar un vistazo a un mensaje de correo electrónico en el que un técnico de una institución pública y un empleado de una empresa privada acordaban 'preparar' el pliego de un concurso. El conchabeo era muy afable. Charlaban como viejos amigos. La empresa se llevó el contrato y las consecuencias fueron desastrosas: sobrecostes, retrasos. Por mucho que insistí a mi fuente, nunca pude publicarlo. Fue un off the record y no conseguí a nadie que me aportara la información suficiente para destapar el chanchullo.

Otra persona de confianza que trabajaba en un empresa pública me contó cómo se topó con un contrato cuyo coste le parecía desmesurado y solicitó presupuestos a otras empresas para conseguir un precio más asequible para las arcas públicas. Cuando cambió de proveedor, uno de sus compañeros de trabajo apareció en su despacho y le soltó a la cara que tenía hijos que alimentar. Otro off the record.

No siempre es así. Desde que empecé en esto del periodismo hace 16 años he podido escarbar, confirmar y publicar la basura en la que se sostienen algunas prácticas de las instituciones públicas y de los corruptores en las empresas privadas, pero no son pocas las ocasiones en las que las denuncias se quedaron en un "esto queda entre tú y yo" o simplemente un resignado "para que veas cómo están las cosas ahí dentro".

Seguir leyendo »

No es un problema de comunicación, estúpido

Ahora resulta que la anémica estrategia de Rajoy con Cataluña es un problema de comunicación. Dejar que el arroz se pase, recoger firmas contra el Estatut, encerrarse en el búnker de Moncloa, mandar los fiscales a atosigar a Mas, convertir el Gobierno en una factoría de generar independentistas es… un problema de comunicación.

Al parecer, solo es cuestión de que Rajoy encuentre las palabras correctas, un gesto de gran estadista o el ángulo de cámara inédito en el que se asome un registrador de la propiedad con aire a George Clooney. Y todo se resolverá en Cataluña. Pero no, señor presidente. No es un problema de comunicación. Es un problema de gestión política que ni siquiera la mejor comunicación política del mundo puede disimular.

En algún momento, alguien convenció a los políticos de que quitarse la chaqueta y remangarse las mangas sería suficiente para que la gente se rindiera a sus pies. Que cuatro eslóganes, cuatro cortes de voz vacuos repartidos en dosis adecuadas, servirían para forjar una carrera política. Alguien les metió en la cabeza a los políticos que una buena comunicación supliría su falta de inteligencia. Que harían magia con ellos.

Seguir leyendo »

La realidad oculta de las torturas en España

  "Toca poner sobre la mesa este problema,

existen casos que son documentables"

Pau Pérez, psiquiatra del hospital de La Paz

Seguir leyendo »

Un paraíso de los derechos humanos llamado Corea del Norte

29 Comentarios

Kim Jong-un, líder de Corea del Norte

Acostumbrados a dar pábulo a los rumores que surgen de Corea del Norte y a cachondearnos con las noticias frikis, casi siempre falsas, que replican algunos medios internacionales, dejamos pasar que Corea del Norte es uno de los regímenes más terribles del planeta.

Retuiteamos que Kim Jong-un se ha roto los tobillos porque usaba tacones para parecer más alto y finalmente le han vencido las lorzas. O que todos los norcoreanos se cortan el pelo igual. O que tienen el cerebro lavado y son robots con patas sin sentimientos.

En definitiva, es mucho más divertido desorinarse con @norcoreano (y yo lo hago) que descubrir los horrores que esconde Corea del Norte.

Seguir leyendo »

Diccionario de la RAE para sobrevivir en la España de Rajoy

¿Amigovios?

Ahora que la RAE ha incluido la palabra amigovio en su nuevo diccionario ha llegado la hora de introducir nuevos términos que nos ayuden a sobrevivir en la España de Rajoy.

Blackear: Irse de farra loca a cuenta del dinero de los demás. Ejemplo: Qué resacón, tío, ayer estuve blackeando hasta las mil, por cierto, ¿qué hay que votar hoy?

Sapersona: Referido al amigo de máxima confianza y gran valía profesional -un héroe de España- que de forma repentina se convierte en "esa persona a la que usted se refiere".

Sepultaznar: Acción de sepultar España siendo amigo de Aznar. Ejemplo: Hola, qué tal, soy el tío Miguel y acabo de sepultaznar Bankia.

Seguir leyendo »

Lasa y Zabala, los años del terrorismo de Estado

Al director de cine Pablo Malo no le dejaron rodar en La Cumbre, el palacio de San Sebastián en el que Lasa y Zabala fueron torturados antes de que los remataran de un tiro en la nuca y cubrieran sus cadáveres con cal viva en una fosa en Alicante. "No pudimos rodar en La Cumbre y luego nos enteramos de que la orden llegó de Madrid. Hubo inquietudes por no decir presiones", explicaba en septiembre durante la presentación de la película 'Lasa y Zabala' que se estrena mañana en los cines.

En La Cumbre, una villa destartalada que los policías usaban para guardar sus motocicletas o jugar a tenis, Lasa y Zabala fueron presumiblemente torturados. Aunque los tribunales no entraron a valorar las torturas –una práctica policial muy corriente en aquellos años–, los forenses relataron que sus cuerpos aparecieron "desnudos, atados, amordazados, con los ojos tapados y cubiertos de apósitos cicatrizantes en el tórax, los muslos y los pies". "Fue una tortura con mucha sangre o con mucho daño, y muy brutal", recuerda Francisco Echeberria, el forense de la familia que analizó el estado de los cadáveres hallados en Alicante.

Seguir leyendo »

Bienvenido, Míster Ébola: la película

En los reservados de un restaurante madrileño, un guionista español se reúne con un productor de cine norteamericano.

- Tengo una película que es la bomba: va del ébola.

- Interesante, ¿salen Dustin Hoffman y marines en helicópteros?

Seguir leyendo »

Las instituciones sí funcionan para salvar la unidad de España

Poco después de que Artur Mas firmara el sábado el decreto para la consulta, el Gobierno ya estaba reclamando el pronunciamiento del Consejo del Estado, y el susodicho Consejo de los Puestazos del Estado se reunía el domingo, después de la siesta (miedo dan las dietas), y solventaba el asunto en un par de horas. A la mañana siguiente, el Consejo de Ministros, con la bandera nacional bien custodiada por Soraya, aprobaba los recursos y antes de que empezara el telediario de las nueve, el Tribunal Constitucional había mandado las urnas catalanas al trastero.

Pocas veces antes se tuvo tanta prisa en hacer cumplir la ley en España. Qué coordinación. Qué celeridad. Qué ruedas de prensa con preguntas. Madre mía, por un momento España parecía Suecia –ni vuelva usted mañana ni fangos burocráticos– y Rajoy, más acostumbrado a caminar que a correr, se nos transfiguraba en un Usain Bolt, blanco y con barba, lanzado a la defensa de la unidad nacional al alba y con tiempo duro de levante.

Claro que en las prisas se han adivinado las costuras de un sistema en el que los poderes del Estado están menos separados que el huevo cocido de las patatas en una ensaladilla rusa. Al Tribunal Constitucional le debió de dar tanta vergüenza ajena bailar al son del Gobierno, sin siquiera mantener las mínimas apariencias, que a su repentino pleno del lunes le pusieron el adjetivo de ordinario, por si colaba, aunque, como todo el mundo sabía, el pleno ordinario tuviera previsto reunirse unos días después. El Gobierno y el Constitucional más parecían dos tramposos del mus chivándose la jugada con señas falsas que dos instituciones haciendo su trabajo en una democracia adulta y madura como la nuestra (risas).

Seguir leyendo »

El fraude de Urkullu con el fracking

Iñigo Urkullu

Hace ahora dos años, a las puertas de las elecciones autonómicas en Euskadi, miles de personas se manifestaron contra el fracking por las calles de Vitoria. Euskadi era la primera comunidad autónoma de España en impulsar esta polémica técnica para obtener gas del subsuelo. El propio Gobierno vasco, en manos de Patxi López, había sido el promotor de varios pozos de exploración tras una visita a Estados Unidos. La pregunta que entonces se hacían esos manifestantes era sencilla: ¿el nuevo Gobierno vasco seguirá los pasos de Patxi López o renunciará al fracking?

La manifestación tuvo un éxito inesperado y Urkullu –entonces candidato a lehendakari y presumible ganador de las elecciones– se vio obligado a hacer público su compromiso contra el fracking. En su blog escribió: NI EXPLOTACIÓN NI EXPLORACIÓN (las mayúsculas y las negritas son del propio Urkullu).

Nuestra postura sobre el "fracking": ni explotación ni exploración http://t.co/U0YZMLZI

Seguir leyendo »