eldiario.es

9

El programa electoral de Felipe VI

Protocolo de Cortes, Gobierno y Zarzuela preparan la proclamación del rey

Felipe de Borbón encara la última semana de su campaña electoral. Tras el apoyo del Congreso de los Diputados, quedan la votación del Senado y la publicación en el BOE, antes de asumir la jefatura del Estado para el resto de su vida y de la de muchos de sus súbditos. Una campaña electoral algo excéntrica porque se ha presentado un solo candidato y se le ha dado un volantazo al referéndum, pese a que las encuestas certifican que el apoyo a la monarquía está muy por debajo del entusiasmo que emborracha a la mayoría de los diputados del Congreso.

Tenemos por delante una semana en la que seguirán cacareándonos con la extraordinaria preparación de Felipe (y es verdad, él sabe pilotar un avión con bombas en la panza y tú, no), y será una semana en la que seguiremos sin conocer qué es lo que plantea para el reino en el que va a reinar. ¿Cuál es el programa de Felipe más allá de los lugares comunes sobre prosperidad, paz, modernización y el amor eterno a las flores silvestres? ¿Qué piensa de la crisis y los recortes? ¿Y de la corrupción? ¿Es la libertad de prensa compatible con la (auto)censura cuando se menciona a la Casa Real? ¿Hay que echarle vinagre de Módena a todas las ensaladas?

Dado el hermetismo que rodea a la figura de Felipe sólo hay dos modos de conocer las opiniones políticas del futuro jefe del Estado: formar parte de su círculo más íntimo de amistades –entre quienes no me encuentro dada mi falta de tiempo y mi condición plebeya y provinciana– o acudir a sus escasas entrevistas, declaraciones públicas y discursos. Y es lo que he hecho, apartando los clichés y las flores silvestres, para intentar llegar a alguna conclusión.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

Un buen día (versión republicana)

"Letizia, la Reina 'hipster' que ama a Los Planetas"

Titular de El Mundo.


Seguir leyendo »

Los frikis del Partido Popular

26 Comentarios

Asegura el gurú sociológico del PP, Pedro Arriola, que los de Podemos son unos frikis, y se entiende que por extensión puede llegar a ser friki todo el que le quite el sueño al Partido Popular. ¿Y en el PP? ¿En el Partido Popular hay frikis? 

Jorge Fernández Díaz. Mientras el común de los mortales aprovecha su visita a Estados Unidos para zamparse una hamburguesa o disfrutar de un partido de la NBA, el ministro del Interior marchó a Las Vegas y en vez de liarla parda como obliga esa ciudad de perdición, Fernández Díaz optó por algo más comedido y descubrió a Dios. A partir de ahí toda una sucesión de acontecimientos espirituales ha desembocado en que el ministro medite habitualmente en el Valle de los Caídos (que, por cierto, para meditar en el Valle de los Caídos no hacía falta descubrir a Dios en un casino, con seguir por Twitter a Pío Moa es suficiente). Entre sus grandes logros está la condecoración policial que concedió a la Virgen, en concreto, a Nuestra Señora María Santísima del Amor. Lo más friki de todo es que ahora el Estado tendrá que defender la condecoración ante los tribunales y... ¿a dónde le van a mandar la citación judicial a la Virgen? El cielo existe pero para llegar allí, primero hay que palmarla, y no veo disposición entre el cuerpo de funcionarios para cumplir ese cometido. Muy friki.

Mariano Rajoy. El político al que menos le interesa la política en España ha llegado a presidente del Gobierno. Como si Vicente del Bosque aborreciera el fútbol. O al dueño de una eléctrica no le apeteciera subir el precio de la luz. En múltiples ocasiones ha sido visto con el Marca bajo el brazo, lo que no es ningún problema en sí mismo salvo que sea visto siempre exclusivamente con el Marca bajo el brazo. Ni siquiera con un libro de Dan Brown como Elena Valenciano. Viniendo de un presidente del Gobierno no me digan que no es un poco friki.

Seguir leyendo »

Rubalsacabó y... ¿más de lo mismo?

Rubalcaba defendió un congreso tras hablar con los 'barones', mientras gran parte de la Ejecutiva prefería primarias

Fue una ruptura -con el marxismo en Suresnes- la que llevó a Felipe González a dirigir al PSOE y más tarde a la histórica victoria del 82. Fue una ruptura con el aparato felipista la que encendió la espita con la que Zapatero consiguió que el PSOE recuperara la Moncloa. Sólo una ruptura con la vieja política y las viejas caras podría insuflar a los socialistas el ánimo suficiente para evitar el precipicio. El anuncio de un Congreso apadrinado y tutelado por las élites del partido antes que unas primarias abiertas apunta a más de lo mismo. Como repartir palas para seguir cavando hasta la derrota final.

De la reacción agresiva contra las acampadas en las plazas, el PSOE giró a una compresión paternalista que ha desembocado en un chanante intento de récord guinness de selfies en las últimas europeas. El PSOE nunca entendió lo que estaba pasando en la calle. Y parece no haberlo entendido del todo todavía.

Ahora que las primarias han sido relegadas a la sala de espera, da la impresión de que la dirección del PSOE ha pasado de tener miedo a las plazas a tener miedo a su propia militancia y sus simpatizantes.

Seguir leyendo »

Ocho apellidos (no) vascos en Sestao


Necesita el alcalde de Sestao, palmeros, después de las barbaridades que ha dicho. pic.twitter.com/udK5iFbEzs

Cabe preguntarse qué estará haciendo el alcalde de Sestao a esta hora, y no es difícil imaginárselo porque la respuesta la da él mismo en las grabaciones: "Yo incumplo la ley todos los días, a todas horas". Pocas veces un cargo público ha dado tantas pistas sobre el momento en el que tiene tendencia a saltarse (presuntamente) la ley. A todas horas. Después de tamaña confesión sería inaudito que la Ertzaintza no pusiera en marcha un dispositivo de vigilancia junto al Ayuntamiento de Sestao. Por lo que pudiera pasar a cualquier hora.

Seguir leyendo »

Servini y cierra España

Un país se niega a juzgar horribles crímenes que se cometieron en el pasado. A las víctimas y sus familiares les recomiendan que lo olviden, no hay que remover viejas heridas y es mejor dejar las cosas como están, con los muertos en las cunetas y los verdugos a salvo. Las víctimas viajan al extranjero y consiguen que una jueza abra una investigación. La jueza decide visitar el país de las víctimas para entrevistarse con prisioneros de campos de concentración, torturados e hijos de fusilados. El New York Times escribe sobre ello en su portada.

¿Camboya? ¿Guatemala? No. España.

En estos días de campaña electoral al Parlamento de una Unión Europea que es Premio Nobel de la Paz, la jueza argentina María Servini de Cubría investiga en España los crímenes de lesa humanidad de aquellos tres años de guerra y treinta y ocho de dictadura, también llamados de la paz por el franquismo. Y los candidatos en campaña salen en la tele con cara de suecos modernos, como dando lecciones de democracia a países que gastan democracia desde antes de que Franco fuera corneta.

Seguir leyendo »

La política es sólo para los políticos

No es el primero que lo dice pero sí uno de los políticos que lo ha expresado con mayor claridad. Con motivo de la campaña contra la privatización de Kutxabank que ha emprendido el sindicato ELA –el mayoritario en Euskadi–, el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, le ha espetado al secretario general del sindicato, 'Txiki' Muñoz, que "si quiere hacer política, se presente a las elecciones, funde su partido o se integre en Sortu". Vamos, que la política es para los partidos políticos. El resto tenemos que conformarnos con asistir al espectáculo desde la barrera de los telediarios y votar cada cuatro años.

Los comerciantes están para vender chuches y pantalones vaqueros. Los chóferes, para conducir autobuses. Los sindicatos, para negociar los convenios (y sin pedir demasiado). Y los partidos políticos están para hacer política. Detalle: de todas las profesiones, los parlamentarios son, probablemente, los que más vacaciones disfrutan, incluso más que los profesores (que en todo caso se tienen que dedicar en exclusiva a ser profesores y nada de política en su tiempo libre para denunciar recortes o leyes injustas, a no ser que monten un partido y bla bla bla). El esquema propuesto es más o menos así. Así de deprimente. 

Como en el '1984' de Orwell, la 'prole' debe centrarse en currar, procrear, emborracharse, tararear canciones y odiar a quien se le sugiera que debe odiar. Los militares en Portugal tenían su propia santísima trinidad para esto: fado, Fátima y fútbol. Franco todavía iba más allá y, cínico como él solo, decía aquello de "haz como yo y no te metas en política".

Seguir leyendo »

Nuestros queridos amigos del Golfo Pérsico

El Rey de España en su visita al Golfo Pérsico a mediados de abril

Imaginen la escena. Un político visita a otro político para presentarle a un empresario de su pueblo que aspira a contratos en el pueblo del político anfitrión. A esto lo conocemos como situación resbaladiza en la que sus protagonistas corren el peligro de caer en la sección de villanos de los periódicos. Imaginen ahora que el primer político es un rey español y el segundo, un rey árabe. A esto lo conocemos como diplomacia internacional en el Golfo Pérsico.

Esta semana el rey Juan Carlos acompañado de tres ministros está de viaje oficial en Baréin y Omán. A mediados de abril el rey encabezó otra delegación de un nutrido grupo de empresarios españoles a Emiratos Árabes Unidos y Kuwait. Mandatarios árabes y empresarios españoles se dedicaron a conocerse . Al parecer, ellos no se conocían pero el rey los conoce a todos. Fuentes diplomáticas aseguraron que el objetivo del viaje del rey era intentar dar un “empujón final” a los proyectos a los que optan varias compañías españolas (por cierto, esas fuentes diplomáticas deberían saber que poner en una misma frase 'rey' y 'empujón final' no es muy decoroso que se diga).

Una de las reglas de la diplomacia internacional sostiene que a la hora de entablar relaciones comerciales, y en nombre del pragmatismo, es poco aconsejable entrometerse en el sistema político del apetitoso país que se ambiciona. Y en el Golfo Pérsico no es que estén sobrados de democracia: entre los países de la tournée del rey hay varias monarquías absolutistas, emiratos y sultanatos hereditarios o constituciones que permiten elegir a algunos representantes. Y muchas denuncias por vulneraciones de los derechos humanos.

Seguir leyendo »

Las trampas del PP en las elecciones europeas

El PP en Vitoria ha eliminado los dos colegios electorales del barrio en el que ha obtenido históricamente algunos de sus peores resultados en las urnas: el Casco Viejo de la ciudad. La excusa es que el Gobierno central, a través de la Oficina del Censo Electoral, exige la reducción de mesas electorales en toda España. El Ayuntamiento de Vitoria, gobernado por el PP, tenía que decidir qué mesas suprimía y puestos a decidir se ha llevado por delante el barrio en el que sus perspectivas electorales son menos halagüeñas. Qué casualidad, oye.

El Casco Viejo es uno de los barrios más abertzales de Vitoria. En las últimas citas electorales, EH Bildu ha ganado con holgura. El PP, sin embargo, ha obtenido resultados que se pueden calificar entre modestos y de claro fracaso. En las autonómicas de 2012 el PP fue la cuarta fuerza detrás de EH Bildu, PNV y PSE; en las generales de 2011 fue el segundo barrio de toda Vitoria en el que peor resultado sacó (21% de los votos frente al 30% en toda la ciudad); en las municipales de ese mismo año peor todavía: el Casco Viejo fue el barrio en el que menos se votó al PP en porcentaje; y en las europeas de 2009 quedó en tercer lugar detrás de la izquierda abertzale -ilegalizada y que promovió el voto nulo– y el PSE. 

En definitiva, en Vitoria todo el mundo sabe que si el PP tiene un hueso electoral en la ciudad, ese es el Casco Viejo. Todo el mundo lo sabe y el PP también. Justo el barrio en el que han prescindido de los dos colegios electorales en los que votan sus vecinos. Qué casualidad, oye.

Seguir leyendo »

Guía de ocio para una Semana (poco) Santa

Ponerte de drogas hasta arriba y hasta descubrir a Dios cual detective Rust Cohle. Comulgar de mentirijillas como Letizia para ver si te parte un rayo o se te inunda la cocina. Y afeitar todo tu cuerpo e irrumpir desnudo en una procesión al grito de 'hipsters de mierda'.

Circuncidar obispos.

Formar un grupo terrorista que secuestre actores de doblaje y pida como rescate la emisión de las series en versión original. Fundar el brazo político del grupo terrorista anterior con el nombre de Podemos con Subtítulos (PS). Y no condenar la violencia contra las series dobladas al castellano.

Seguir leyendo »