eldiario.es

9

Nuestros queridos amigos del Golfo Pérsico

El Rey de España en su visita al Golfo Pérsico a mediados de abril

Imaginen la escena. Un político visita a otro político para presentarle a un empresario de su pueblo que aspira a contratos en el pueblo del político anfitrión. A esto lo conocemos como situación resbaladiza en la que sus protagonistas corren el peligro de caer en la sección de villanos de los periódicos. Imaginen ahora que el primer político es un rey español y el segundo, un rey árabe. A esto lo conocemos como diplomacia internacional en el Golfo Pérsico.

Esta semana el rey Juan Carlos acompañado de tres ministros está de viaje oficial en Baréin y Omán. A mediados de abril el rey encabezó otra delegación de un nutrido grupo de empresarios españoles a Emiratos Árabes Unidos y Kuwait. Mandatarios árabes y empresarios españoles se dedicaron a conocerse . Al parecer, ellos no se conocían pero el rey los conoce a todos. Fuentes diplomáticas aseguraron que el objetivo del viaje del rey era intentar dar un “empujón final” a los proyectos a los que optan varias compañías españolas (por cierto, esas fuentes diplomáticas deberían saber que poner en una misma frase 'rey' y 'empujón final' no es muy decoroso que se diga).

Una de las reglas de la diplomacia internacional sostiene que a la hora de entablar relaciones comerciales, y en nombre del pragmatismo, es poco aconsejable entrometerse en el sistema político del apetitoso país que se ambiciona. Y en el Golfo Pérsico no es que estén sobrados de democracia: entre los países de la tournée del rey hay varias monarquías absolutistas, emiratos y sultanatos hereditarios o constituciones que permiten elegir a algunos representantes. Y muchas denuncias por vulneraciones de los derechos humanos.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

Las trampas del PP en las elecciones europeas

El PP en Vitoria ha eliminado los dos colegios electorales del barrio en el que ha obtenido históricamente algunos de sus peores resultados en las urnas: el Casco Viejo de la ciudad. La excusa es que el Gobierno central, a través de la Oficina del Censo Electoral, exige la reducción de mesas electorales en toda España. El Ayuntamiento de Vitoria, gobernado por el PP, tenía que decidir qué mesas suprimía y puestos a decidir se ha llevado por delante el barrio en el que sus perspectivas electorales son menos halagüeñas. Qué casualidad, oye.

El Casco Viejo es uno de los barrios más abertzales de Vitoria. En las últimas citas electorales, EH Bildu ha ganado con holgura. El PP, sin embargo, ha obtenido resultados que se pueden calificar entre modestos y de claro fracaso. En las autonómicas de 2012 el PP fue la cuarta fuerza detrás de EH Bildu, PNV y PSE; en las generales de 2011 fue el segundo barrio de toda Vitoria en el que peor resultado sacó (21% de los votos frente al 30% en toda la ciudad); en las municipales de ese mismo año peor todavía: el Casco Viejo fue el barrio en el que menos se votó al PP en porcentaje; y en las europeas de 2009 quedó en tercer lugar detrás de la izquierda abertzale -ilegalizada y que promovió el voto nulo– y el PSE. 

En definitiva, en Vitoria todo el mundo sabe que si el PP tiene un hueso electoral en la ciudad, ese es el Casco Viejo. Todo el mundo lo sabe y el PP también. Justo el barrio en el que han prescindido de los dos colegios electorales en los que votan sus vecinos. Qué casualidad, oye.

Seguir leyendo »

Guía de ocio para una Semana (poco) Santa

Ponerte de drogas hasta arriba y hasta descubrir a Dios cual detective Rust Cohle. Comulgar de mentirijillas como Letizia para ver si te parte un rayo o se te inunda la cocina. Y afeitar todo tu cuerpo e irrumpir desnudo en una procesión al grito de 'hipsters de mierda'.

Circuncidar obispos.

Formar un grupo terrorista que secuestre actores de doblaje y pida como rescate la emisión de las series en versión original. Fundar el brazo político del grupo terrorista anterior con el nombre de Podemos con Subtítulos (PS). Y no condenar la violencia contra las series dobladas al castellano.

Seguir leyendo »

Aforado y sin Amaral se vive mejor

Rajoy en el vídeoclip de Ratonera de Amaral

Manda huevos que te ganes la vida de diputado y una noche llame a la puerta del Congreso una pareja de la Guardia Civil al grito de ‘todos al suelo que traigo un oficio’, cuando todo el mundo sabe que a un aforado, por muy implicado que esté en un caso de corrupción, no se le pueden pedir los papeles como si fuera un 'atracapanaderías' cualquiera. Para eso es aforado. Para eso están los cauces legalmente establecidos que suelen confluir en un meandro de indultos, sobreseimientos y olvido. Para eso está la democracia que, como dice Rajoy, es el imperio de la ley. Una ley en B. Una democracia en B. Empiezas por dejarle a la gente escuchar Amaral y cualquier día de estos ponen los cubatas del Congreso a precio de ‘no aforado’.

(No sé cómo duermes por las noches, estúpido farsante, si mientes más que hablas, allí por donde pasan los de tu calaña ya no crece nada…)

Se fuga Esperanza Aguirre pero en los telediarios no muestran su ficha policial, despeinada y ojerosa, con un número en un cartel bajo la barbilla, como Jim Morrison después de mostrarlo todo todo (bueno, eso nunca quedó claro), y lo único que hemos ganado es una ultratertuliana abanicada por Marilós y Marhuendas, que es lo que se lleva ahora, lo de llamar gorda a la gente, y etarra y que el circo siga su curso. Consideremos, en todo caso, la fuga de Esperanza como la primera huida aforada de la historia reciente de España porque la de Roldán fue una huida clásica, a lo John le Carré, con sus espías y países con bruma y capitales que empiezan por uve. Lo de Esperanza es más de Cánovas y Sagasta, todo bien atado y usted no sabe con quién está hablando.

Seguir leyendo »

En España nunca pasa nada

Yolanda lleva a su madre al Hospital Severo Ochoa de Madrid. La dejan ‘aparcada’ en Urgencias durante 4 días. La madre de Yolanda muere.

Y no pasa nada.

En diciembre pasado dos pacientes mueren en los pasillos de Urgencias del Hospital de Toledo. Los médicos envían una carta al colegio de médicos y acuden a los juzgados: "Ya no podemos atender a los pacientes por falta de espacio y de camillas".

Seguir leyendo »

Ya no quedan políticos como los de ahora

Pertenezco a una generación que no había nacido cuando Franco agonizaba enrollado en una alfombra y que se sorbía los mocos la tarde que Tejero entró a comer paella en el Congreso de los Diputados. A nosotros nos contaron la Transición cuando no existían las teles privadas y las versiones no oficiales –que tampoco las contarían las privadas– había que irlas a buscar al fondo de las librerías en un país donde se lee poco y se publica regular.

Una generación que sospecha que nos soltaron una verdad a medias que como todas las verdades a medias corre el peligro de ser casi una mentira. Las alabanzas a Suárez –merecidas muchas pero hipócritas casi todas– no hacen más que alimentar esa sensación de recelo frente al festival de autoconvencimiento viejuno que nos está tocando vivir estos días. Las páginas más gloriosas de nuestra Historia. Una época pura en la que los políticos eran caballeros al servicio del interés público. Cuando fuimos los mejores y que suene Jarcha.

Dicen que ahora hay menos sentido de Estado. Y es verdad. La Transición desbordaba sentido de Estado para evitar un baño de sangre, pero fue ese mismo sentido de Estado el que provocó, entre otras miserias, que todavía hoy sea imposible recuperar todos los cuerpos enterrados en las cunetas y que no sepamos qué ocurrió el 23-F porque, como cuenta Gregorio Morán, el rey les dijo a Suárez, González, Fraga, Carrillo y Rodríguez Sahagún que "sería muy poco aconsejable una abierta y dura reacción de las fuerzas políticas contra los que cometieron los actos de subversión".

Seguir leyendo »

Alfonso Alonso y el peor contrato de la historia del Ayuntamiento de Vitoria

29 Comentarios

Alfonso Alonso

Al tiempo que Alfonso Alonso disfruta de su meteórica carrera política en Madrid, una comisión de investigación en el Ayuntamiento de Vitoria ha indagado en uno de los contratos más oscuros de su mandato como alcalde en la ciudad (1999-2007).

En 2007, a tres meses de las elecciones municipales que le desalojaron del poder, Alfonso Alonso suscribió un contrato que ha hipotecado a los gobiernos de Vitoria de las siguientes cinco legislaturas. Alquiló para el Ayuntamiento unos locales propiedad de una empresa del expresidente del Deportivo Alavés, Gonzalo Antón, con un blindaje inédito de 20 años y condiciones muy favorables para el empresario. Una sangría de dinero público.

El escándalo reventó el pasado verano cuando los partidos de la oposición, PNV, PSE y EH Bildu, decidieron abrir una comisión de investigación en el Ayuntamiento, hasta el punto de que el PP en el poder se ha visto obligado a renegociar el contrato que, pese a todo, sigue blindado.

Seguir leyendo »

Lo que ha unido Rouco no lo separa ni Dios

Rouco Varela

Se nos va Rouco con sabor a cruzada de posguerra y citando por victorias los ministros del Gobierno de España. Rouco evangelizó en el PP y Rajoy dejó hacer porque a Rajoy no le gusta que le den la murga, sea en el pleno de control del Congreso o en misa, pero a Rouco le durarán estas victorias lo que dure la mayoría absoluta y no parece que vaya a ser demasiado: a los ministros con sotana, Wert y Gallardón –y con permiso del 'condecoravírgenes'–, los está guillotinando el paso del tiempo y deambulan por el purgatorio llamando a las puertas de las eléctricas, lo más parecido al Cielo en la Tierra si de ministros hablamos.

Se nos va Rouco con olor a COPE bendita por las mañanas, mientras España se paganiza y la plebe se despelota en cuanto llega la primavera, con las iglesias haciendo eco, el vulgo entregado al selfie carnal y el Papa Francisco en plan rojeras. En la medida en la que Rouco ganó algunas batallas en el Gobierno, las ha ido perdiendo todas en la calle e incluso en el Tribunal Constitucional. Y como es sabido, las élites, tarde o temprano, se hacen a los usos del pueblo, aunque sólo sea por no descabalgarse del poder.

Rouco deja un país en el que cada vez se folla más y, en consecuencia, mejor, y que pide consejo a los párrocos, fundamentalmente, para saber si el coro puede cantar una de los Beatles el día de la boda. Y para oprobio de Rouco, los curas como Rajoy, dejan hacer. Rouco intentó quedarse con nuestro mando de televisión y las llaves de nuestro dormitorio y no lo consiguió, pero podrá contar a sus nietos (perdón) que se quedó con nuestros impuestos gracias a los de siempre.

Seguir leyendo »

Agentes de la OTAN, antipatriotas y de la ETA

Si denuncias que Putin es un gobernante autoritario que persigue a sus opositores y legisla contra los homosexuales, eres un agente de la OTAN; si afirmas que en el golpe de Kiev hay elementos ultras y que Estados Unidos ha prendido una mecha que no sabe cómo apagar, eres un agente de Moscú. Si sostienes las dos ideas anteriores, eres un agente doble.  

Si denuncias que en España se tortura y que las autoridades evitan investigarlas e indultan a muchos de los verdugos, te llaman simpatizante de ETA; si censuras el terrorismo de ETA y crees que los terroristas tienen que pedir perdón por sus crímenes, te acusan de vivir en el pasado y no ayudar con el nuevo tiempo. Si crees en todo lo anterior, te cuelgan la etiqueta de equidistante.

Si cuestionas las retrógradas leyes sobre el aborto de buena parte de la izquierda latinoamericana, eres un tiquismiquis contrarrevolucionario; y si denuncias el embargo a Cuba o los falsos positivos en Colombia, eres un estalinista. Si dices del tirón todo lo anterior, te preguntan: ¿y tú de quién eres? ¿del Frente Judaico Popular o del Frente Popular de Judea?

Seguir leyendo »

Guía rápida de Euskadi para tertulianos

29 Comentarios

Un país en el que un mismo tertuliano se ve obligado a opinar en menos de una hora sobre los disturbios en Kiev, la reforma sanitaria de Obama y la conveniencia de un acelerador de partículas es un país en el que cualquiera puede ser tertuliano, lo que no deberíamos de plantear como un drama en sí mismo, ya que nos convierte en uno de los países más igualitarios del planeta –aunque sea, al menos, en términos tertulianísticos–, y sigue la estela de esa tradición tan nuestra que es meter a 47 millones de personas en un taxi cada mañana.

Asumamos, por tanto, la hipótesis de que los análisis algo errados sobre la realidad en Euskadi están forzados por las aspiraciones enciclopédicas de toda tertulia con Marca España y el consiguiente aturdimiento que provoca la falta de tiempo para ponerse al día, además del non-stop al que está sometido todo tertuliano que se precie, saltando de tertulia en tertulia hasta la tertulia final.

Por todo lo anterior, en un arrebato de generosidad, he elaborado esta guía rápida y gratuita sobre Euskadi para tertulianos (y aspirantes a ídem).

Seguir leyendo »