eldiario.es

9

Este verano voy a atentar contra Silicon Valley: voy a desactivar el 4G del móvil

En unos días me voy de vacaciones y esta vez he decidido que no voy a trabajar. No, no quiero decir que renuncie a viajar con la grabadora para realizar reportajes durante mis vacaciones, como llegué a hacer en mis alegres años de juventud y autoexplotación. Que también. Lo que quiero decir es que estas vacaciones no voy a trabajar para mi empresa ni para ninguna otra: voy a desactivar el 4G del móvil.

Voy a desactivar el acceso a internet en mi teléfono durante un mes y no voy trabajar para Google. No van a saber a dónde voy ni van a pedirme que ponga estrellitas a los sitios en los que entro. No van a cosechar mi vida -mis datos- para vendérsela a terceros y ofrecerme a cambio lo que supuestamente deseo pero que ni siquiera yo sé si deseo. Por unas semanas no voy a regalar a Google mi privacidad para engordar sus acciones en Bolsa. El único que va a engordar estas vacaciones voy a ser yo. 

No voy a trabajar para Twitter. Aunque sea periodista y esa red social esté hecha para mí, le voy a dar plantón a Twitter. No voy a escribir a cambio de cero euros. No voy a ser su becario a tiempo completo informando de las mil y una cosas que ocurren a mi alrededor. Estas próximas semanas me he propuesto no discutir con nadie en Twitter, aunque ya no discuto en Twitter, simplemente me enervo y cuento hasta diez y le doy a 'guardar en borradores'. Pero este verano ni siquiera voy a contar hasta diez. Como mucho voy a contar hasta tres para sincronizar mi famoso salto bomba en las piscinas de Gamarra.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

Siete claves sobre los amaños en las oposiciones de la Sanidad vasca: enchufes, ocultación y represalias a los denunciantes

Carteles de la OPE de Osakidetza en una calle de Vitoria.

En Euskadi, donde casi nunca pasa nada, y cuando pasa parece que no ha pasado, un caso de corrupción lleva casi un año marcando los titulares de los medios (bueno, de algunos): la justicia investiga supuestas filtraciones de exámenes en las oposiciones públicas a las especialidades médicas de la Sanidad vasca (Osakidetza) celebradas el pasado año. Hay sospechas fundadas de que opositores contaban con los exámenes de antemano: los resultados de las pruebas en varios casos son estadísticamente improbables y en tres especialidades ha habido denuncias internas alertando de que miembros de los tribunales pasaban exámenes a opositores de su confianza, personas que trabajaban en sus servicios en los hospitales o con quienes tenían una relación estrecha.

La Fiscalía halló indicios de esas filtraciones en 11 categorías médicas y hace unas semanas la jueza de instrucción ha arrancado con las primeras declaraciones. De momento, hay cuatro especialidades bajo investigación y tres médicos imputados. Varios cargos públicos del Gobierno vasco han tenido que dimitir en los últimos meses.

Como con casi todo lo que ocurre en el Oasis Vasco, desde los poderes públicos y sus altavoces se ha intentado restar gravedad a lo ocurrido. Siempre es más cómodo despotricar sobre la corrupción que se produce al sur del Ebro que de las miserias propias. Los vascos no somos como los demás. Pero el caso es extraordinariamente grave tal y como prueban las revelaciones que eldiarionorte.es está ofreciendo en los últimos días

Seguir leyendo »

El Banco de España es el Banco de Algunos de España

25 Comentarios

Reunión del Banco de España en Oviedo

El 26 de mayo de 2006 todavía no había caído Lehman Brothers, pero ese día los inspectores del Banco de España avisaron al ministro de Economía Pedro Solbes de que se acercaba una tormenta y podía llevarse por delante a miles de hogares en España. Ese día los inspectores mandaron una carta al ministro: "El número de familias que tendrá que afrontar serias dificultades para hacer frente a sus compromisos financieros crecerá de manera alarmante". Los inspectores hablaban de un "crecimiento desordenado y desmedido" del crédito de los bancos españoles, de riesgos evidentes para la economía y, en especial, de la pasividad de sus jefes en el Banco de España que no ponían los medios para meter en vereda a un sector financiero que empezaba a jugar a la ruleta rusa con los créditos inmobiliarios.

La carta terminó en un cajón. O mejor dicho, en varios cajones. En el de Solbes pero también en los cajones del gobernador y los consejeros del Banco de España que la habían recibido.

A pesar de las advertencias de sus inspectores, para el Banco de España todo iba bien en el sector financiero. En julio de 2008, el subgobernador del Banco de España José Viñals clausuró un encuentro financiero internacional en Madrid vanagloriándose del papel de su institución en la supervisión de las entidades financieras:

Seguir leyendo »

Menos mal que no me toca votar en Madrid

Silvia Saavedra, de Ciudadanos, muestra un retrato de Lenin en el debate de las elecciones municipales de Madrid.

Aquí cada uno tiene lo suyo y no se trata de dar lecciones a nadie, pero menos mal que no me toca votar en Madrid. Por avatares de la vida, nací donde nací y ahí me quedé, y me toca votar en otro lado. Menos mal. Y eso que donde yo suelo votar, en Euskadi, gana casi siempre el mismo, aunque en mi pueblo hay emoción porque no se sabe quién va a ganar. Casi tanta emoción como en Madrid. Pero, buf, menos mal que no me toca votar en Madrid.

Menos mal que no voto en Madrid porque si quisiera votar a la derecha no tendría una opción moderada que elegir y a falta de una, tendría que elegir entre tres opciones que dejan a Mariano Rajoy como discípulo de Lenin tumbado echándose la siesta: 1) derecha-sin-complejos-cayetana 2) derecha-aplaudida-por-Vox, y 3) extrema-derecha-acoge-nazis. Vaya plan. La opción 2) dice que es un partido liberal como son la mayoría de los liberales en España: siendo todo lo contrario (¿alguien lee a Lasalle en la sala?).

Por si no fuera suficiente con la ausencia de una opción de centroderecha sosegada, los candidatos de las tres derechas no cobardes compiten por el Premio Palco del Bernabéu a la Memez del Año. Isabel Díaz Ayuso lleva bastante ventaja con “los atascos a las tres de la mañana un sábado hacían la ciudad especial” o “la mujer que a la semana de dar a la luz ya está emprendiendo por el mundo es el tipo de mujer que yo defiendo y no el de la izquierda”. Pero Díaz Ayuso no debería despistarse porque le pisan los talones las barbaridades de Vox, la última sobre no sé qué de la zoofilia en los colegios. Por su parte, Ciudadanos ha inventado una bandera preciosa con su hoz y su martillo para Madrid y luego está Almeida pasándole el Tenn con bioalcohol a las pintadas contra la policía.

Seguir leyendo »

Andoni el pescatero y los votos ultras

Unai Rementeria junto al presidente del PNV, Andoni Ortuzar

El otro día el candidato del PNV a la reelección como diputado general de Bizkaia, Unai Rementería, se fue al mercado. Allí conoció a Andoni el pescatero, que tiene un segundo trabajo y se levanta a las cuatro de la mañana y no para hasta las diez de la noche. Todo un ejemplo para Unai Rementería porque Andoni “no se queja” y, citando a Maroto, “no pide ayudas”.

El político lo tuiteó con orgullo junto a los consabidos hashtags de campaña y el lema “esta gente merece intentarlo” que no se sabe muy bien a qué se refería, pero en todo caso no era precisamente a que Andoni merezca dormir al menos siete horas por la noche.

Andoni es pescatero en el mercado de Barakaldo. Se levanta a las 4.30, atiende el puesto y por la tarde trabaja en otra tienda. Cierra la persiana a las diez de la noche. No se queja, no pide ayudas; solo pide ideas. Esta gente merece intentarlo #Comerciolocal#SomosOnoSomos#26Mpic.twitter.com/dpjSfnyFjY

Seguir leyendo »

El drama nacional de tener que pagar las horas extras

Perdón, ¿pero no habíamos quedado en que el currela español es siestero y con tendencia genética al escaqueo, que si puede se pasa la mañana leyendo el Marca, que enferma sospechosamente, que el café se le alarga tanto como la última de los Vengadores y no hay charla motivacional que lo saque de su zona de confort? A mí los portavoces empresariales, los coachers y los eufemismos laborales en inglés que publican los periódicos habían terminado por convencerme de que los trabajadores en España éramos lo suficientemente jetas para meter menos horas que las que estipulan nuestros contratos y que, por nuestra irresponsabilidad, la economía estaba al borde del abismo, mientras los dueños de las empresas se jugaban su patrimonio para darnos trabajo de forma desinteresada y, a veces, por nuestra culpa se veían obligados incluso a veranear en Benidorm con la chusmilla.  

Pero fue llegar el Gobierno de Pedro Sánchez y anunciar que en España las empresas estarían obligadas a registrar las jornadas laborales de sus trabajadores, y los primeros en quejarse no fueron los trabajadores vagos sino los afanosos empresarios -y sus portavoces mediáticos- que empezaron a ver problemas por todos los sitios. Que si el teletrabajo no se puede controlar, que si el mismo café para todos no funciona, que si va a suponer un caos y un perjuicio. Que vaya drama nacional. Que si la abuela fuma.

La cosa es que hay muchos empresarios a los que no les gusta contar las horas que curran sus trabajadores porque sus trabajadores curran más de lo que deberían currar y muchas veces ni siquiera lo pagan. En España se hacen 2,96 millones de horas extras a la semana sin cobrar. Es la estafa perfecta. Pero no una estafa conseguida con las artimañas de un tahúr. No es un engaño sofisticado. Es una estafa provocada por el miedo que impera en el mercado laboral español. El miedo a sufrir represalias o ser despedido. El miedo que han inoculado los recortes sucesivos de los derechos laborales en las últimas décadas. En esencia, un miedo muy mafioso y muy matón.

Seguir leyendo »

Todos mis amigos se llaman Cayetana

28 Comentarios

Por lo general, uno se suele arrepentir de lo que ha votado tiempo después de que se hayan conocido los resultados, pero los que ya hemos votado por correo -yo lo hice ayer- vivimos con la incertidumbre de arrepentirnos de nuestro voto antes incluso de que llegue la jornada oficial que la democracia nos regala para reflexionar.

Para los que hemos votado por correo, la campaña electoral vivida hasta ahora ha sido un día cualquiera en Gran Hermano: bastante show, dos o tres sandeces al día, poca chicha y el pollo del debate. Como artefacto de entretenimiento, la campaña está siendo exitosa: Atresmedia y Mediaset -que han normalizado la ultraderecha en España, por cierto- no se podrán quejar ni tampoco los periodistas de las cloacas del Estado a los que invitan a sus tertulias. Como campaña política en la que contrastar, aunque sólo sea un poquito, lo que unos y otros proponen, está siendo todo un erial. Espero que vuestra campaña -lo que queda a partir de hoy de la campaña- sea mejor.

Nadie se lee los programas electorales, se suele decir, pero recuerdo que en otras campañas los giros de guión surgían, en ocasiones, de esos programas electorales. Alguien proponía una propuesta audaz, atrevida, equivocada o novedosa, y eso marcaba la campaña en las siguientes horas. Hasta ahora, sin embargo, la campaña ha sido una competición por ver quién soltaba la majadería más bizarra. En esto las triderechas han peleado con ahínco, aunque el PP se está esmerando de forma abnegada: Cayetana Álvarez de Toledo mofándose de las violaciones, Suárez Illana hablando del aborto de los neardentales, Casado cualquier tarde.

Seguir leyendo »

El marrón de la democracia

Nunca antes la policía municipal en Vitoria se había enfrentado a tal rebelión ciudadana. Desde hace dos semanas la gente no abre la puerta a la policía. Literalmente. Los agentes llaman al teleportero y no les abren. Y cuando consiguen superar el acceso del portal y golpean en la puerta de las casas -"¡Policía, abra!"-, la gente sigue sin abrir. Dentro, los vecinos le dan al mute en el televisor, caminan descalzos para no meter ruido y aguantan la respiración. Tras unos momentos de tensión, la policía se tiene que volver por donde ha venido.

Y la culpa la tiene Pedro Sánchez.

"En ejercicio de las facultades que ostento como presidente del Gobierno de España y previa deliberación del Consejo de Ministros, he propuesto la disolución de las cámaras y la convocatoria de elecciones generales para el día 28 de abril", anunció solemne Pedro Sánchez. Y en Vitoria se escucharon unos cuantos nada solemnes mecagoendiós muy vascos. El día elegido por Sánchez para votar coincidía con el santo patrón de los alaveses, San Prudencio, y el temor de que a uno le tocara formar parte de una mesa electoral empezó a contagiarse en las conversaciones.

Seguir leyendo »

Perro no come perro: la ley del silencio del periodismo

39 Comentarios

El exdirector de El Mundo, David Jiménez, durante la entrevista con eldiario.es

La mejor manera de conocer lo que de verdad se cuece en el periodismo es coincidir con un sobrino periodista en la cena de Nochebuena. O tener un amigo de la infancia que es un plumilla en un periódico. O una simple coincidencia una noche de borrachera. Porque los periodistas no suelen escribir sobre periodistas. O mejor, dicho, los medios no suelen hablar de los medios. Perro no come perro, se suele decir en el mundillo.

Y David Jiménez ha roto ese tabú con la publicación de El Director. Secretos e intrigas de la prensa narrados por el exdirector de El Mundo. "Los periodistas legítimamente hacemos nuestro trabajo, hablamos de los políticos, de los empresarios, criticamos a futbolistas, a los restaurantes si no nos gustan y, en cambio, jamás hablamos de nosotros mismos. Hay una ley de silencio que ha perjudicado mucho", explicaba este viernes David Jiménez en una entrevista en eldiario.es.

Aunque hay excepciones, esa es la norma. Y las pocas veces que los medios hablan sobre sí mismos es para blanquear sus datos de audiencia o pelotear a los consejeros delegados de sus empresas. Sobre los tejemanejes del sistema de poder que opera entre el periodismo y el establishment político y económico, los medios en España han preferido casi siempre guardarlos en un cajón. Y sólo lo han abierto cuando, de vez en cuando, podía serles útil para sus batallas político-empresariales.

Seguir leyendo »

El regreso de La Polla Records en la era de Vox

28 Comentarios

Evaristo Páramos, cantante y cabeza visible de La Polla Records

Vivo en Vitoria, un sitio que es como todos los sitios. Lo único que uno de cada ocho es policía. Y a menudo llueve. En el sitio donde yo vivo, nos tragamos la ficción de que somos más conocidos en el mundo que las pipas Facundo, pero hemos tenido que poner un logo de musgo con el nombre de la ciudad para que puedan identificarnos sin problemas. Seamos sinceros, del lugar en el que vivo, Vitoria y su provincia Álava, hay muy pocas cosas que tengan éxito fuera de nuestro reconfortante ombligo: el Baskonia, La Polla Records y Santiago Abascal. Iñaki Urdangarin estaba en la terna -se crió en Vitoria- pero desde que lo cazaron borboneando, preferimos precisar a los turistas que Urdangarin nació en Zumárraga. No somos nada.

Ha vuelto La Polla Records, los de Agurain. Ha vuelto Santiago Abascal, el de Amurrio. Y lo están petando. Los punkis anarcos y los fascistas están de moda. La nostalgia por el cagüendios y el franquismo ha coincidido en el tiempo y no sé si es casualidad, pero no lo parece. Se están agotando las entradas de unos punkis que cantan que las banderas son trapos de colores cuando estamos a punto de fallecer de sobredosis de banderas de todos los colores, y las listas del partido ultra de moda se llenan de adoradores de las banderas con aguilucho. Han vuelto la Polla y El Pollo.

La Polla Records ha regresado en megarrecintos, con entrevistas en programas progres y una campaña publicitaria que pone cachondo hasta a los hipsters. La Polla ha vuelto a por todas, pero con el riesgo de diluir su rabia en la sociedad de consumo que tanto ataca. Mucho marketing, poca diversión (esta cita es de Eskorbuto, ojo). Ha sido irónico ver a La Polla anunciando en las redes que su último disco está en preventa en El Corte Inglés y recordar que Evaristo cantaba aquello de “punk de postal, punk de escaparate, moda punk en Galerías ¡Muy punk!”. Apunte para la chavalería: Galerías es Galerías Preciados, a las que se zampó El Corte Inglés hace muchos años, el mismo año que se nos casó la infanta con Marichalar y luego llegaría Froilán y se nos iría de mani a Colón.

Seguir leyendo »