eldiario.es

9

La penecracia vasca

27 Comentarios

El lehendakari y los tres diputados generales, fotografiados antes de reunirse en Ajuria Enea

El lehendakari es hombre. Los que ostentan las alcaldías de las capitales del País Vasco son hombres. Los mandatarios principales de las tres diputaciones vascas también son hombres. En 40 años de democracia ninguna mujer ha sido alcaldesa de Vitoria, Bilbao o San Sebastián. En 40 años de democracia ninguna mujer ha sido diputada general de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa. En Ajuria Enea siempre ha mandado un hombre en democracia.

Un artículo de El Correo lo recordaba este jueves. Vivimos en la penecracia vasca.

Y lo más probable es que tengamos penecracia para rato. Salvo en Vitoria, donde las encuestas auguran que las candidatas mujeres de PP y EH Bildu tienen posibilidades de alcanzar la alcaldía, en el resto de las principales instituciones vascas sobre las que se votará el próximo 26 de mayo van a seguir gobernando hombres. El PNV lleva una ventaja clara en las encuestas y el PNV sólo ha presentado hombres como cabezas de lista a las capitales y diputaciones vascas.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

Dime algo, chica: ¿eres feliz en este mundo moderno?

Fotograma de la película 'Green Book'.

En estos tiempos líquidos en los que la realidad parece tan inaprensible y la ideología para explicar lo que nos pasa ha sido desplazada por la no ideología –esa ideología del sistema que es la peor de las ideologías–, quizás la ficción sea una de las pocas amarras que nos queden para acercarnos a lo que es verdad. Lo explicaba, creo, Rodrigo Cortés: ¿por qué JFK de Oliver Stone es una obra maestra? La conspiración que relata es más rocambolesca y disparatada de lo que en realidad fue. Y, sin embargo, es incuestionable que el magnicidio de Kennedy no fue la idea de un lobo solitario. La película no pasa la prueba del fact-checking y sin embargo hay en ella mucha verdad. Por eso funciona tan bien JFK.

En la reciente Green Book hay una historia real, pero ¿cuánto hay de verdad sobre el segregacionismo que se vivió en Estados Unidos en los años sesenta? La película habla del viaje al sur de un músico negro de clase alta que contrata a un italoamericano para que haga de conductor durante una gira de conciertos para blancos ricachones. La película es conciliadora, dicen los críticos: la amistad vence a los prejuicios raciales. Yo me aventuraría a decir que es complaciente. En Green Book el racismo es un problema personal más que un conflicto político, y los buenos sentimientos –y no la conciencia colectiva y la lucha fraternal– parecen ser la solución. El resultado es una película edulcorada e inofensiva que gusta a todo el mundo –también a mí– porque reconforta en vez de incomodar.

A Roma de Cuarón le pasa algo parecido. Cuarón homenajea a Cleo, la criada que tuvo su familia cuando era niño en el México de los años setenta. Abnegada y sumisa, Cleo está entregada a la familia: sin vida propia, durmiendo dentro de la casa, y chantajeada emocionalmente por el cariño de sus empleadores. "Inmediatamente después de profesar su amor por ella y hablar con ella como 'iguales', le piden abruptamente hacer trabajo doméstico o que les sirva algo", escribe Zizek. Como argumenta Anthony Lane en The New Yorker, Cuarón evita explicar las motivaciones que llevan a esa actitud subordinada y leal de Cleo, y prefiere soslayar la ira popular de la época que aparece sólo como parte del paisaje. Aunque en la película se vislumbran las contradicciones de clase, Cuarón es, en cierta medida, buenista y complaciente. Roma es una carta de amor a la criada de su familia pero escrita más desde la culpa –y de cómo redimirla– que desde la justicia.   

Seguir leyendo »

Las salas de cine para niños: una derrota más en la guerra de la atención

No es una sala de cine al uso. En uno de los costados hay un gran tobogán entubado que desciende desde la última fila de butacas hasta los pies de la pantalla. Las crías salen disparadas hacia allá en cuanto entras en la sala. Tú te sientas a distraerte con el móvil mientras de reojo vigilas que no se abran la cabeza o se la abran a alguien (si hay que elegir, prefiero lo segundo). Algunas de las butacas tradicionales han sido sustituidas por una especie de pufs para que veas la peli como si estuvieras en una reunión de trabajo de Google. La cadena de cines aclara que “para preservar el ambiente familiar, no se permite el acceso a los adultos sin la compañía de un menor”. Es una forma de decir que los curas no pueden pasar. Toda prevención es poca. 

El mecanismo de esta sala de cine consiste en que la chavalería tiene dos momentos para desatar su ira contra el mundo en el supertobogán: antes de empezar la película -bueno, vale, bien-, y… ¡en plena proyección de la película! Está Ralph rompiendo internet y de repente se rompe la propia película. Se para todo como si Santiago Abascal acabara de tomar la Moncloa a caballo y fueran a poner marchas militares.

Un aviso en la pantalla explica que llega el segundo ratico para que la muchachada se lance a destrozarse las rodillas en el tobogán antes de reanudar la película. Va para allá la avalancha y tú te quedas con cierto gesto aturdido preguntándote qué narices ha pasado  para que corten la película si en la sala los niños estaban disfrutándola sin subvertir la Constitución. Qué necesidad.

Seguir leyendo »

El nacionalismo español no es un animal mitológico

24 Comentarios

Portada del Abc sobre la movilización convocada por la unidad de España

Ya está aquí. Ha vuelto si es que alguna vez se fue. El nacionalismo español está viviendo sus días de gloria y mañana celebra la rave con la que se consagrará, por fervor popular, la alianza política de este invierno nacionalcatólico que empezó a supurar en las elecciones andaluzas. La movilización de mañana es el acta de constitución formal del Frente Nacionalista Español. Juntos de la mano se les verá por la rotonda de Colón a PP, Ciudadanos y Vox, más la Falange y los neonazis de Hogar Social. También algún despistado como Manuel Valls, tratando de que los periodistas franceses no lo fotografíen abrazado a los amigos de Le Pen. El Peter Sellers de este guateque. Sólo faltará el Ku Kux Klan para recordarnos que la Semana Santa está en peligro. 

Se autoproclama este domingo en las calles un tripartito liderado por Vox, porque aunque PP y Ciudadanos estén nominados en la categoría de actores principales, la voz que se escucha en los hologramas de Casado y Rivera es la de Santiago Abascal y cierra España. A Abascal se le escucha diáfano cuando Casado defiende que tu coño es su pensión o cuando Ciudadanos apoya que Vox lleve el mando de la Memoria Historica en el parlamento andaluz. La derecha ha renunciado a prefijos centristas y es otra cosa: nacionalismo populista ultracentralista español. 

Hasta Rajoy corre el peligro de terminar en la lista de los traidores a España. Siguiendo la lógica del trío de don Pelayo, Rajoy fue quien permitió la celebración de un referéndum de autodeterminación y la declaración unilateral de independencia, y encima respondió con un 155 de blandengues. Triplemente traidor. Los jueces del Supremo, "controlados desde detrás", están sobre aviso: si no hay condena serán sometidos a un auto de fe en Colón. Aunque por lo visto hasta ahora no parece que haya necesidad de ir amontonando leña. Puede incluso que sean condecorados por sus servicios a la patria. 

A Sánchez le han montado una algarada por un relator-mediador-cogeapuntes en el país en el que siempre se dijo que "sin violencia se puede hablar de todo". Ahora, sin embargo, la estrategia de desobediencia civil pacífica del independentismo catalán es igual que la estrategia terrorista de ETA, dice Casabascal. El diálogo, por descontado, ha quedado proscrito.

Y anda revuelta también la España de los barones contra Sánchez, lo que viene a ser la España de los balcones del PSOE. Y Alfonso Guerra es el nuevo líder carismático de la derecha. A la izquierda en España le ha pasado casi siempre lo mismo en esto de la cuestión nacional: cuando gobierna la derecha acompaña leal cualquier disparate, por aquello del qué dirán; y cuando es ella la que gobierna, amaga con cierta valentía política pero suele recular por aquello del qué dirán. La España federal del PSOE no termina nunca de salir de la bandeja de tareas pendientes. 

Y ese "por el qué dirán" que acogota a la izquierda y enardece a la derecha no es otra cosa que el nacionalismo español incrustado en las principales instituciones del Estado y en gran parte de la sociedad española. Un nacionalismo cada vez más consciente de sí mismo, aunque disfrazado con el eufemismo del constitucionalismo o la marca blanca del patriotismo. Un nacionalismo implantado con saña por el sistema educativo del franquismo y que es la gran asignatura pendiente de la democracia española. España no es un país que respete sus singularidades. Simplemente las soporta de mala gana porque no le queda otra.  

Seguir leyendo »

Houston, tenemos un problema... con el alcohol en España

La serie lo peta entre parte de la chavalería vasca. Se llama Go!azen y cuenta las aventuras de un grupo de adolescentes en unos campamentos de verano. Todo es como muy teenager y moderno salvo que el campamento juvenil está dirigido por un cura con sotana -¿acabamos de terminar las guerras carlistas?-, lo que daría para una película de terror basada en hechos reales pero no es el caso. Parte del éxito de esta serie de ETB son los números musicales en los que se versionan canciones de grupos vascos y puedes disfrutar en familia de Negu Gorriak o Berri Txarrak: los niños entusiasmados imitando la coreografía y tú pensando que vaya manera de cargarse la obra original con esas versiones tan soft.

En casa no vemos la serie pero la prole anda enganchada a los vídeos de las canciones que hay colgadas en youtube. Estamos llegando a niveles de Def Con Turra. El caso es que el sábado pasado andábamos en pleno fregao goazenero: mis hijas ponían la versión de la serie y yo les pinchaba la original. Y en esas cayó ‘Zoratzen ari naizela’ de Hertzainak. Canción preciosa de una de mis bandas fetiche. Y a media canción sentí que algo fallaba en la versión de Go!azen. Le faltaba algo. Y tate. Fue poner a Gari a canturrear y caer en la cuenta de que los de Go!azen se han cargado parte de la letra.

Donde Hertzainak dice “hiru zurito eta lau txupito edanez gure ezpainak zubi ondoan hezetu ziren (bebiendo tres zuritos y cuatro chupitos nuestros labios se humedecieron junto al puente)”, los de Go!azen se han ventilado la referencia a la cerveza y los chupitos. Es un pille sobrio. Y no fue el único hallazgo. En la farratrikitixera ‘Iñundik Iñoare’ de Huntza sustituyen “mozkortzeko ez egin zalantza (no dudes en emborracharte)” por  un inofensivo “dantzatzeko ez egin zalantza (no dudes en bailar)". 

Seguir leyendo »

La sonrisa de Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo a su llegada este martes a la Audiencia Provincial de Madrid.

En la foto sale Cristiano Ronaldo sonriente, con un recipiente de mate sobre la mesa del jet privado en el que regresa a Italia. Tiene el teléfono móvil cargando y aprovecha para sacarse un selfie -con semblante exultante- y difundirlo en sus redes sociales. Es la estampa de felicidad. Unas horas antes lo han condenado por fraude fiscal.

A Cristiano, sí, acaban de condenarlo a 23 meses de cárcel y una multa de 18,8 millones de euros por haber defraudado casi 6 millones de euros a Hacienda. Cristiano es un delincuente millonario y feliz. Feliz, entiendo, de que, tal y como denuncian desde el sindicato de técnicos de Hacienda GETSHA, el tribunal ha sido benévolo y le ha impuesto "una condena mucho más laxa que la de Messi". En esto, le ha ganado Cristiano a Messi. La competición, en todo caso, está muy apretada. En la liga de los defraudadores fiscales están también Mascherano, Falcao, Özil, Marcelo, Di María, Coentrao, Carvalho, Alexis, etc.

Pero retrocedamos unas horas en el tiempo. Cuando Cristiano Ronaldo ha salido de los juzgados, después de firmar la condena, una avalancha de cámaras de televisión se le ha echado encima. Por encima de las voces que reclaman su atención, destaca la pregunta de un periodista: "¡Cristiano, el Madrid te echa de menos! ¿Tú también a ellos?". Cristiano pasa. El periodista insiste: "¡Cristiano!, ¿echas de menos al Madrid?".

Seguir leyendo »

Asaltar los cielos para pelearse en el barro

Segundo congreso de Podemos en el palacio de Vistalegre, en Madrid

Hace unos días se murió una persona cercana y mi hija pequeña decía que no podía estar en el cielo porque la habían metido en una caja. Algo parecido se ha propuesto Podemos: anunció que asaltaría los cielos pero se ha quedado en tierra firme y peleándose en el barro. Hay quien augura ya la defunción de Podemos y suena muy exagerado pero como sigan fumando y desayunando dos kilos de panceta al día les van a terminar por reventar las arterias.

Este no es un artículo para dirimir quién tiene la razón: Pablo Iglesias o Íñigo Errejón. Probablemente los dos la tengan y los dos sean responsables del suicidio político para el que han cogido cita. Errejón, por su deslealtad y su traición. Iglesias, por sus razias internas y su verticalismo (en esta materia Errejón también obtiene buenas notas). El caso es que, uno por otro, los dos se han encargado de parecer que trabajen para el enemigo.

El propósito de Podemos siempre fue el de sumar más allá de las fronteras clásicas del electorado de izquierdas pero, una vez que sumaron, sus peleas internas, entre otros muchos factores, empezaron a restarles apoyos. Las trifulcas en casa nunca ayudaron y se extendieron prácticamente por toda España para culminar en este errejonazo que más parece una escisión que otra cosa.

Seguir leyendo »

"Hazte voluntario": el truco de algunas empresas para conseguir mano de obra gratuita

La Euroliga anunció el 3 de enero en su web que está buscando voluntarios para la Final Four

Vitoria va a celebrar en mayo un evento histórico. En la capital de Euskadi se va a celebrar la Final Four de la Euroliga de baloncesto. En una ciudad como Vitoria en la que este deporte se vive con devoción, los aficionados al basket hemos acogido con entusiasmo la iniciativa. Pero más entusiasmados están todavía los políticos que han aportado 4 millones de euros de dinero público a la Euroliga, a través de un convenio que está plagado de irregularidades, según informes realizados por técnicos de la administración.

Las instituciones han mirado a otro lado. Es el precio que hay que pagar, dicen. O lo tomas o lo dejas. O aceptas las condiciones de la Euroliga o se llevan la Final Four a otro lado. Así que los políticos han desoído los reparos técnicos y han acusado a quienes preguntaban por ello de aguafiestas, amargados e irresponsables. Y, de paso, los gobernantes se han llevado también un regalito. La Final Four se celebrará en plena campaña electoral. Será el gran acontecimiento de baloncesto europeo del año y será también el gran acto electoral de los mandatarios institucionales de Vitoria y Álava. 

En este estado de las cosas, se ha conocido en los últimos días que la Euroliga ha puesto en marcha un proceso para seleccionar 170 voluntarios para labores de todo tipo en la organización de la Final Four. Algunos grupos políticos como Podemos lo han denunciado: la Euroliga busca perfiles profesionales entre los voluntarios pero no les quiere pagar ni un euro. De hecho, se van a realizar entrevistas por videoconferencia para comprobar que los aspirantes tienen un nivel adecuado de inglés. Entrevistas de trabajo para realizar un trabajo... a cambio de cero euros. Un abuso sin matices.

Seguir leyendo »

Los reyes son los reyes

El otro día cuando volvíamos a casa mi hija pequeña de 6 años me confesó lo que quería ser de mayor:

-Yo quiero ser jubilada.

-¿Jubilada? ¿Pues? -contesté extrañado.

Seguir leyendo »

Las huelgas no sirven para nada (y II)

Camareras de piso de Bilbao celebran su victoria tras más de mes y medio de huelga

Las camareras de piso de dos hoteles de Bilbao han ganado la batalla. Después de más de mes y medio de huelga ininterrumpida, las cadenas NH y Barceló han cedido. Estas trabajadoras -que cobraban 2,5 euros por habitación limpiada- han conseguido un aumento salarial del 48%. Las huelgas no sirven para nada.

Los trabajadores de Correos habían convocado dos jornadas de huelga en diciembre y las han desconvocado esta semana después de que la empresa haya aceptado una subida salarial del 9% en los próximos años y la consolidación y reposición de miles de puestos de trabajo hasta 2020. Pero no olvidemos que las huelgas no sirven para nada.

A finales de noviembre y tras cuatro días de huelga, los médicos de atención primaria consiguieron que la Generalitat se comprometiera a garantizar un mínimo de 12 minutos de atención por paciente y una inversión de 100 millones de euros. Este año también, con una amenaza de huelga, los socorristas de Gipuzkoa han conseguido de 200 a 400 euros más al mes. Etcétera. Porque las huelgas no sirven para nada.

Seguir leyendo »