eldiario.es

9

Así son las ayudas a los libros de texto en los ayuntamientos de Cantabria

El arranque del curso supone un desembolso para las familias de entre 350 y 450 euros por cada hijo

Piélagos es pionero con un programa de gratuidad, mediante el cual las familias pagan 110 euros por los libros de toda la educación obligatoria

La mayoría de municipios, entre los que no se incluyen ni Santander ni Torrelavega, conceden ayudas en función de la renta

¿Cómo nace un libro de texto?

El inicio del curso escolar supone para muchas familias un trance. Tan solo en libros de texto la factura asciende a "unos 200 euros en Primaria" y "a partir de 300 en Secundaria", según apuntan a eldiario.es desde FAPA Cantabria. A estas cantidades hay que sumar el material (cuadernos, carpetas, lapiceros...), de modo que 'la vuelta al cole' implica un desembolso de entre 350 y 450 euros por cada hijo. Una cifra nada despreciable, especialmente en la situación de crisis, donde uno de cada cinco cántabros está en desempleo y los salarios se han reducido notablemente.

Para aliviar esta carga, la mayoría de los ayuntamientos de la comunidad conceden subvenciones a las personas con menos recursos, y algunas AMPAS y centros educativos también organizan bancos de préstamo. Los nuevos responsables de la Consejería de Educación, encabezada por Ramón Ruiz, quieren evitar que estas ayudas dependan del "voluntarismo" de cada organización y, por ello, están diseñando un nuevo modelo basado en un banco único universal que dé servicio a los estudiantes de toda la comunidad.

El objetivo es que  cada curso  las familias tengan que aportar solo una "pequeña" cantidad por los libros, independientemente de cual sea su renta. Las ayudas individuales que impulsan los municipios finalizarán a medida que vaya avanzado este nuevo sistema, que comenzará a funcionar de forma progresiva el próximo curso. Pero, ¿cómo funcionan en la actualidad estas subvenciones municipales?

El Astillero: cheques nominativos

El Ayuntamiento de El Astillero (PRC-PSOE) ha sido uno de los más diligentes a la hora de poner este año en marcha las ayudas a la compra de libros de texto, para las que el Consistorio ha dispuesto de un presupuesto de 23.000 euros. El pasado 1 de julio abrieron la convocatoria, de la que se han beneficiado 190 alumnos a los que el Ayuntamiento emite unos vales nominativos que las familias deben gastar en las librerías del municipio.

La cuantía se divide entre los 90 euros para quienes cursan Infantil, 120 Primaria y 140 Secundaria. Para acceder a estas ayudas la renta máxima para familias con un hijo es de 1.096 euros; 1.200 euros con dos hijos y 1.500 para tres. El próximo curso el nuevo equipo de Gobierno modificará estos niveles de renta para "llegar a la mayor gente posible", según ha avanzado a este periódico la concejala de Educación, María Ángeles Eguiguren.    

Camargo quintuplica las ayudas

El Ayuntamiento de Camargo aún no ha abierto el periodo para solicitar las ayudas aunque sí acaba de aprobar una modificación de crédito mediante la cual se multiplica por cinco el presupuesto, que pasará de los 46.000 establecidos por el PP a 206.000 euros.

El nuevo equipo de Gobierno, comandado por Esther Bolado, reducirá los niveles de renta y los estudiantes de Secundaria, que hasta ahora estaban excluidos de la convocatoria, podrán acogerse a este programa, según apuntan fuentes del Consistorio, que "en los próximas días" darán a conocer los nuevos criterios.

Piélagos: plan de gratuidad

Por poco más de 100 euros los estudiantes de Piélagos tienen acceso a todos los libros de texto de la educación obligatoria. Cuando comienzan 3º de Primaria, los alumnos pagan 40 euros y no vuelven a tener que desembolsar un euro hasta que comienzan 1º de ESO, cuando deben abonar 70 euros por los libros de texto de los cuatro cursos de Secundaria.

El Ayuntamiento es pionero en este plan que casi garantiza la gratuidad de la educación a las familias del municipio. La financiación es 100% municipal y el Ayuntamiento también se hace responsable de la compra de los libros a través de un concurso negociado, según explica la concejala de Servicios Sociales, Rebeca Lanza.

Anualmente, el Consistorio dota una partida con 55.000 euros para reponer los libros, aunque este año el presupuesto ha tenido que duplicarse por la entrada en vigor de la LOMCE. Los alumnos se hacen responsables del material, y si se devuelve en condiciones no aptas por un mal uso, se les penaliza. "Con ello, incentivamos que los niños aprendan el valor de las cosas", señala Lanza. 

Santander y Torrelavega: sin ayudas 

Los ayuntamientos con mayor población de la comunidad, Santander y Torrelavega, no han dispuesto en los presupuestos municipales de ninguna partida para subvencionar la compra de libros de texto. En la capital del Besaya colaboran en este sentido con algunas ONG, según apuntan desde el Gabinete de Prensa del Consistorio. En el caso de Santander han declinado hacer declaraciones, igual que sucede con Castro Urdiales.         

Santa Cruz de Bezana: subvenciones a los centros

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Bezana no cuenta con una convocatoria específica para ayudas a la compra de libros de texto de educación Primaria y Secundaria, aunque sí en Infantil. Por contra, el Consistorio realiza a los tres colegios y al instituto del municipio distintas aportaciones para subvencionar los proyectos que los centros demandan.

Por ejemplo, en el caso del C.P. Buenaventura González, el Ayuntamiento aporta 5 euros por cada alumno que está apuntado al banco de libros. La iniciativa la gestiona directamente el propio centro, que es responsable de adquirir los libros necesarios, según explica su director, Manuel Pérez, que acaba de tomar posesión como concejal de Educación.

Los 271 estudiantes que voluntariamente se han apuntado al banco de préstamo reciben el primer día de clase los libros, de los que se hacen responsables y que, obligatoriamente, tienen que devolver al finalizar el curso. En caso de no hacerlo o entregarlos en un estado deficiente, tienen que pagarlos íntegramente. Este año las familias han tenido que abonar 150 euros porque se han renovado totalmente debido a la entrada en vigor de la LOMCE. "El próximo curso el desembolso será de unos 20 euros, tan solo para los materiales fungibles", explica Pérez.       

Resto de comunidades

A nivel autonómico, solo Andalucía y Navarra ofertan el préstamo universal de los libros, mientras que el resto de comunidades conjugan un modelo mixto entre ayudas directas a las rentas más bajas y bancos colaborativos. 

Para establecer el nuevo modelo, Educación busca implicar a toda la comunidad educativa, incluidos los ayuntamientos, y, en este sentido, la Consejería ha comenzado a dar los primeros pasos convocando a los distintos agentes a una próxima reunión.

Además, el departamento que dirige Ramón Ruiz también tiene la intención de organizar una jornada de trabajo en la que varios territorios y asociaciones cuenten sus experiencias para, posteriormente, diseñar el método de trabajo que se implantará en Cantabria.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha