eldiario.es

Menú

La 'battaglia' de Santander y la rendición de los batallones vascos

Per visitare l’ossario rivolgersi al guardiano nella casa di fronte. Así recuerdo el cartel que figuraba a la entrada del cementerio de los italianos en el Puerto del Escudo. Seguramente mi primer texto en italiano. Una señal inequívoca de que la guerra había pasado por allí. Excursiones del colegio, alguna parada en los viajes a Burgos… un accidente tremendo de familiares de los allí enterrados que visitaban el cementerio en  los años 70...

En agosto de 1937 la toma de Santander fue descrita en la prensa italiana como una gran batalla, una de las más sangrientas de la guerra, con una victoria igualmente grandiosa del Cuerpo de tropas voluntarias que el Duce había enviado en socorro de Franco. Hasta doce generales fascistas se nombran como participantes con sus unidades respectivas. El periodista Indro Montanelli cayó en desgracia solo por poner alguna sordina a aquella magna batalla y mayor victoria. Publicó su crónica en Il Messaggero definiéndola como un paseo con un único enemigo: El calor.

Seguir leyendo »

El regalo de Sandino: el despertar de la solidaridad internacionalista

Entrada al concierto-festival en apoyo al Frente Sandinista celebrado en Santander. | DESMEMORIADOS

Es el otoño de 1978. Llegan noticias del otro lado del Atlántico. En Nicaragua se está desarrollando un proceso revolucionario. Jóvenes combatientes en las montañas, herederos del Che Guevara, junto a miles de personas de todos los sectores sociales en las ciudades, combaten contra la tiranía de Anastasio Somoza. Desde el año anterior, las noticias son cada vez más recurrentes. En España, donde solo hay un canal de televisión, puesto que el segundo canal solo llega a parte del territorio y aún no existen las televisiones privadas, todo el mundo oye hablar de los guerrilleros sandinistas.

También en el otoño de 1978. La Transición sigue avanzando. Al fin se ha hecho la luz y la comisión parlamentaria encargada de elaborar un proyecto de Constitución ha dado a conocer meses antes su trabajo y, en el Parlamento, se cierra una propuesta que deberá ser sometida a referéndum en noviembre de ese año.

El proyecto de Suárez, un cambio controlado desde el poder por los herederos del franquismo, avanza hacia su objetivo final con la integración de la izquierda mayoritaria, PSOE y PCE, en el nuevo modelo político. Al mismo tiempo, junto al avance de la crisis económica y el crecimiento del paro, el desencanto se extiende entre buena parte de una sociedad intensamente movilizada apenas un año antes. La realidad del cambio no cuadra con las expectativas generadas. Mucha gente vuelve a sus casas y el activismo pasa a segundo plano. Apenas un año después de las primeras elecciones en 40 años se inicia la desmovilización.

Seguir leyendo »

Lugares donde la memoria vive: las fosas comunes del Cementerio de Ciriego

Portada de la memoria de la construcción del 'Mausoleo a la memoria de los muertos por la libertad'.

El sociólogo francés Maurice Halbwachs, que murió de hambre en 1944 en el campo de concentración de Buchenwald tras ser detenido por la GESTAPO, centró sus estudios tras la Primera Guerra Mundial en la forma en que los grupos sociales son capaces de recordar. Decía que la memoria individual está directamente relacionada con la memoria colectiva y que retiene del pasado aquello que se encuentra vivo o es capaz de vivir en la conciencia del grupo que la cultiva.

Se estructura a través de los "marcos sociales de la memoria", que permiten que cada grupo pueda reconstruir permanentemente sus recuerdos y si se perdiesen se impediría la reconstrucción de ese pensamiento colectivo. Entre estos marcos destacaba aquellos relativos al sentimiento de pertenencia de cada persona a un grupo (familia, religión, clase social…), además de los más generales que hacían referencia al lenguaje, al tiempo y al espacio. Consideraba que los marcos espaciales daban estabilidad a la rememoración porque producen la ilusión de que permanecen inalterables en el tiempo.

Las fosas del cementerio civil de Ciriego en Santander son, sin lugar a dudas, un lugar donde la memoria colectiva ha permanecido viva, resistiendo al olvido del paso del tiempo, al silencio con que el franquismo sometió a los vencidos, y a la necesidad que se expresaba en la Transición de hacer borrón y cuenta nueva para poder mantener una "convivencia pacífica".

Seguir leyendo »

El Caso Almería sigue a la espera de un relato democrático casi cuatro décadas después de los asesinatos

29 Comentarios

Barranco de Gérgal donde aparecieron los cuerpos de las víctimas del Caso Almería.

La fotografía que ilustra el texto corresponde al barranco de Gérgal, en el desierto de Tabernas, lugar elegido por los guardias civiles implicados en el  Caso Almería para escenificar, de madrugada, un delirante intento de huida de Luis Cobo, Juan Mañas y Luis Montero, tres jóvenes trabajadores que residían en Cantabria y que se habían desplazado a Pechina para asistir a la primera comunión del hermano pequeño de Juan y que habían sido detenidos horas antes.

En realidad se trató de un montaje para eliminar indicios incriminatorios de las torturas y asesinatos cometidos. En 1981 no se había construido aún el tramo de la autovía A-92 que se aprecia en la imagen (se inauguró en el año 2001), por lo que nos encontramos en un paraje solitario, apropiado para el fin que se perseguía. En este lugar, hoy próximo a la salida 388 de la citada autovía, se reúnen cada 10 de mayo familiares, amigos y miembros de sociedad civil para rendir homenaje a las víctimas y tratar de que el crimen no caiga en el olvido.

Sin embargo, en el relato de los acontecimientos, en el qué y el cómo de los hechos, con demasiada frecuencia se sigue colocando un elemento que distorsiona absolutamente lo sucedido y sus implicaciones posteriores. Hablamos del error, la confusión, el equívoco…

Seguir leyendo »

¿Es Santander un feudo electoral de la derecha?

Cartel de Senadores para la Democracia de 1977.

Este artículo no pretende ser una tesis sobre el comportamiento electoral de los santanderinos pero sí, de alguna manera, matizar la muy extendida creencia de que la capital cántabra fue a lo largo de su historia reciente un feudo conservador.

El análisis parte de las últimas elecciones que tuvieron lugar durante la II República y que pusieron en litigio dos formas antagónicas de entender la política. Por un lado, el Frente Popular de Izquierdas Montañesas que aglutinaba al Partido Socialista, Partido Comunista, Izquierda Republicana, Unión Republicana e Izquierda Federal. Por otro, el bloque derechista de la Candidatura Contrarrevolucionaria de Derechas que reunía a los monárquicos alfonsinos de la Agrupación Regional Independiente y a miembros de Acción Popular (partido integrado en la Confederación Española de Derechas Autónomas, CEDA).

Las elecciones tuvieron lugar en febrero de 1936 en un clima de elevada controversia favorecida por el papel determinante que jugaron los medios de comunicación locales. El Diario Montañés y La Voz de Cantabria se alinearon con las tesis más conservadoras y su visión tradicional de España, El Cantábrico intentaba guardar un dificilísimo equilibrio y La Región se situaba en la izquierda.

Seguir leyendo »

La lucha obrera en tiempos de crisis: la huelga de las minas de hierro de Camargo en los años 30

Antigua sede del Centro Obrero y Minero de Camargo, construido por los trabajadores de la mina La Paulina en 1911.

"Cuatrocientos obreros mina Camargo, huelga convertida actualmente paro forzoso por acuerdo Empresa inglesa cerrando aquella, hállanse muy precaria situación, presentándose hoy manifestación petición de auxilios. Poderes públicos que respetuosamente me permito apoyar. Sería suma conveniencia gestionar de ministerio de Fomento urgente resolución expediente traída aguas Camargo. Ruego para todo interés vuecencia, saludo respetuosamente".

Este es el texto del telegrama que el gobernador civil de la entonces provincia de Santander, José María Semprún Gurrea, envió a los ministros de Fomento y de Trabajo, el 21 de septiembre de 1931. Horas antes, un grupo de unos 200 mineros provenientes de Camargo (de la mina de hierro La Paulina) se había manifestado pacíficamente por las calles de Santander al tiempo que una comisión de trabajadores mantenía una reunión con el mencionado gobernador para que perseverase en su papel mediador y propiciara la vuelta a la normalidad, algo que aún tendría que esperar al pie de 29 meses, casi dos años y medio para producirse.

En Cantabria la actividad minera empezó a adquirir cierta relevancia dentro de la estructura económica regional a partir de la década de 1850. Tres décadas después ya constituía una firme alternativa frente a la actividad comercial, en crisis por aquellos años. Los minerales en los que se basaba la potencialidad del sector eran, por una parte, el cinc, sobre el que existía una fuerte concentración productiva y empresarial a cargo de la empresa belga Real Compañía Asturiana de Minas y, por otra, el hierro, que se extraía en la mina objeto de este texto.

Seguir leyendo »

OTAN, de entrada NO, o las piruetas del poder

Reproducción de una octavilla que el PSOE lanzó en 1982 con su famoso 'OTAN, de entrada NO'.

"Nuestro partido no asume la decisión de integrarse en la OTAN, y, por consiguiente, estará en contra de la misma, con las consecuencias históricas que tenga mantener una coherencia lógica entre lo que decimos y lo que pensamos hacer".

Este discurso, manifestado por Felipe González, secretario general del Partido Socialista Obrero Español, el 6 de octubre de 1981 en la Comisión de Exteriores del Parlamento, era el que marcaba la pauta de los planteamientos que dicho partido se arrogaba entonces respecto a la cuestión de la pertenencia de España a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Claro que, en aquellos momentos, ni Felipe González ni su partido tenían aún responsabilidades de gobierno. Claro que entonces, el PSOE de Felipe González, el que había salido del Congreso de Suresnes cambiando su orientación política, presumía (como sigue haciendo por otra parte, aunque cada vez con menos éxito, en cuanto se encuentra en el congelador de la oposición) de ser el líder abanderado de la izquierda española.

Seguir leyendo »

Los guerrilleros que vinieron de Francia: La caída de la Brigada Pasionaria

21 Comentarios

Dolores Ibarruri rodeada de brigadistas internacionales

El 27 de marzo de 1946 a la entrada del desfiladero de La Hermida el autobús de línea que iba en dirección a Unquera se detuvo al encontrarse con un destacamento de la Guardia Civil que acababa de abatir a dos guerrilleros. Los cuerpos permanecían tapados en la cuneta de la carretera. Camilo Alonso Vega, entonces director general de la Guardia Civil pistola en mano, exigió al conductor que reanudara la marcha.

La foto que acompaña este texto está tomada aproximadamente a medio kilómetro en línea recta del lugar en el que sucedieron los hechos descritos. En el entorno del Cementerio de Castro de Cillorigo ninguna placa o señal indica los nombres, ni el lugar en donde los cuerpos fueron enterrados. Solo a través de la memoria se ha conservado la ubicación de la sepultura.

Con el término se hace referencia a los guerrilleros que desde 1944 cruzaron la frontera para luchar contra la dictadura franquista. Así es como se llamaba en Francia a los hombres y mujeres que contribuyeron a liberar ese país de la invasión nazi. Miles de exiliados republicanos españoles se integraron en el maquis o en el Ejército de Liberación. El régimen franquista utilizó el término como sinónimo de bandolero, tal y como lo recogía el teniente coronel Francisco Aguado en su libro 'Maquis en España' ( "En buen castellano, el bandolerismo no es sino delincuencia en cuadrilla") negándoles la intencionalidad política de derribar al franquismo.

Seguir leyendo »

Oportunidades para la paz: el movimiento antimilitarista en Cantabria

Protesta a favor de la objeción de conciencia frente al Gobierno Militar de Santander en 1986. | DESMEMORIADOS

El Consejo de Ministros del 9 de marzo de 2001 aprobaba un Real Decreto por el cual el 31 de diciembre de ese mismo año sería el último día de existencia de la mili obligatoria en nuestro país. A partir de entonces, España contaría con un ejército profesional. El decreto que suspendía, pero no derogaba la mili, acababa de hecho con una de las obligaciones más impopulares y denostadas por buena parte de la sociedad, rechazo que por diversas causas había estado presente desde el principio de su imposición. Del impacto que el servicio militar tuvo entre la juventud española da cuenta de la multitud de signos que ha dejado en la tradición de nuestros pueblos. El llamamiento a filas se constituyó en el signo del paso entre la mocedad y la edad adulta. 

La idea de objeción de conciencia al servicio militar no es ajena a la tradición. Durante toda la historia de la mili encontramos ejemplos de negativa a esta obligación por motivos económicos, de seguridad personal, o políticos, entre otros, aunque no sería hasta los años 70/80 del siglo pasado cuando se organizó la lucha aprovechando el mayoritario apoyo social a su abolición. Del mismo modo, los intentos de regular alguna forma de objeción de conciencia se dieron desde muy pronto, incluso durante el franquismo, donde se llegó a tratar en las Cortes sin éxito.

En España, el antimilitarismo se alimentó de un ambiente social propicio debido a la confluencia de varios factores, entre los que destacan el rechazo al servicio militar obligatorio, el movimiento anti-OTAN (de gran importancia para entender muchos de los acontecimientos futuros a nivel político-social y para comprender, en parte, el devenir del propio antimilitarismo, su fortaleza durante un tiempo y su posterior declive) y, finalmente, la oposición a la permanencia de las bases americanas.

Seguir leyendo »

Contra el olvido institucional: cuatro décadas de solidaridad ciudadana con el pueblo saharaui

Embarque en el puerto de Alicante de la Caravana de Solidaridad con los Refugiados Saharauis en 1993. |

Las tres fotografías tomadas por Manuel Alcalde que constituyen el documento del mes presentan diferentes momentos de la que para Cantabria fue la primera Caravana de Solidaridad con los Refugiados Saharauis en la que participaba activamente. Las imágenes, que datan de febrero de 1993, hace ahora casi 25 años, muestran el embarque desde el puerto de Alicante hasta el de Orán (Argelia), la llegada a los campamentos de refugiados de Tinduf y un acto de bienvenida a la Wilaya de Aaiún (una de las divisiones organizativas que conforman dichos campamentos).

La iniciativa, protagonizada por organizaciones de solidaridad de ámbito estatal, contó en Cantabria con la coordinación del Comité de Solidaridad con los Pueblos-Interpueblos, que con la colaboración directa de nueve personas voluntarias se sumó a la empresa colectiva aportando un camión de gran tonelaje y dos vehículos todoterreno para transportar medicinas, alimentos, ropa y demás útiles.

Con unas características similares a la Caravana referida, distintas asociaciones de Amigos del Pueblo Saharaui ya habían entregado a la Media Luna Roja Saharaui, en marzo de 1990, material de ayuda humanitaria y vehículos de transporte. La historia de la solidaridad con este pueblo se remonta a los tiempos de la Transición española: ya en 1976 encontramos acciones, como una cuestación económica de Cáritas Española o el envío por vía aérea de toneladas de medicamentos y ropas para los campamentos de refugiados organizado por la Asociación de Amigos del Sahara.

Seguir leyendo »