eldiario.es

9

El tráfico portuario será el punto más sensible de Cantabria con un Brexit duro

El 20% de los tráficos de mercancía y el 92% del de viajeros tienen por origen o destino puertos del Reino Unido, unos datos que indican la dependencia de este mercado

Las exportaciones de minerales y la importación de automóviles, así como el turismo, son otras áreas afectadas en las que incidirá la salida británica de la Unión Europea

USO cree que el Gobierno debe cesar al presidente y directora del Puerto de Santander por su "mala gestión"

Imagen aérea del Puerto de Santander. | ARCHIVO

El Brexit duro al que se encamina el Reino Unido el 31 de octubre tendrá algunas consecuencias inmediatas y otras con el correr de los años en la movilidad de las personas y en la actividad económica de Cantabria. Levantar de nuevo aduanas, y en especial en el Puerto de Santander, y el establecimiento de aranceles afectará no solo a las personas sino también a la actividad económica. Cambiará de una manera significativa la manera de viajar y residir en el Reino Unido, los pasos de frontera y trámites aduaneros y la actividad industrial, portuaria y turística.

Según un estudio del Instituto Cántabro de Estadística (Icane), la salida del Reino Unido del espacio común europeo impactará en Cantabria de forma limitada en las relaciones económicas y comerciales, aunque puede tener efectos más severos en sectores como el de la fabricación de productos minerales no metálicos (arena sílica, azufre, grafito, sal, sulfato de sodio, sulfato de magnesio, entre otros), automóvil y maquinaria y equipo. El tráfico portuario, el turismo, la emigración y el sector financiero son otros ámbitos en donde el Brexit impactará en los años venideros.

Comercio exterior

La balanza comercial con el Reino Unido se saldó positivamente para Cantabria el pasado año. El superávit fue de 63,2 millones de euros (142,6 millones de euros de exportaciones y 79,3 millones de euros de importaciones), aunque el Reino Unido no es el principal referente comercial de la región: supone el 6,6% de las exportaciones y el 9,25% de las compras. La industria de la alimentación, la automovilística, la de minerales no metálicos, la química, la metalurgia, la de productos de caucho y plásticos y la de maquinaria y equipo son sectores más vulnerables, ya que estas industrias agrupan el 78,84% de las exportaciones.

De todos estos sectores el más afectado será el de minerales no metálicos. En 2016 se exportó materia por valor de 19,4 millones, un 15,1% del movimiento al exterior del sector industrial. 

Con las importaciones, la industria más afectada es la del automóvil, que ha movido mercancías por valor de 72,3 millones de euros de media en los últimos cinco años. Si no se tiene en cuenta el tráfico de vehículos, los sectores más expuestos son la agricultura, ganadería y caza, y las industrias de recogida, tratamiento y eliminación de residuos y la metalurgia. Los aranceles que se establezcan afectarán especialmente a la importación de chatarra, materia prima para la metalurgia cántabra.

Transporte marítimo

El Puerto de Santander verá alterada su dinámica de flujos por su alta dependencia del mercado británico. El tráfico con el Reino Unido en 2017 totalizó 1,15 millones de toneladas, el 20,67% de la actividad portuaria en general y sin contar el tráfico de pasajeros transportados por ferry con los puertos de Portsmouth, Plymouth y Poole,  215.505 pasajeros, el 92,01 % del tráfico de pasajeros del puerto en 2017.

Inversión exterior

La inversión de Cantabria en el extranjero en el acumulado de los tres primeros trimestres de 2018 alcanzó los 11.543 millones de euros de los cuales el 11,55% tenían como destino Reino Unido (1.334 millones de euros). En el caso de la inversión extranjera en Cantabria, Reino Unido tuvo un peso del 6,48%, pues de los 45,5 millones de euros que recibió Cantabria del extranjero 2,9 millones se corresponden a inversiones británicas.

Turismo

El año pasado visitaron Cantabria 90.000 turistas británicos, el promedio de los últimos cinco años fue de 84.000 visitantes anuales, que representan al 20% de los visitantes extranjeros en la comunidad. Aunque el Brexit no ha tenido un efecto inmediato (de hecho, en 2018 el turismo británico se incrementó), el Icane estima que pudiera tenerlo en años venideros, por el impacto de la cotización de la libra con el euro en el gasto turístico.

El gasto turístico asociado al viajero británico en Cantabria se estima en 60 millones de euros (media de los últimos cinco años) y representa el 18% del gasto que realizan todos los visitantes extranjeros. En el 2018 este gasto presentó un incremento del 18%.

Fondos europeos y pesca

Al salirse un socio del club europeo, la UE redefinirá las aportaciones de sus socios al común así como el reparto de unos fondos mermados en principio. Ello puede tener efectos colaterales en las políticas de cohesión y en la Política Agraria Común (PAC) y en las pesqueras, si se tiene en cuenta que gran parte de los pesqueros de Cantabria faena en aguas británicas.

A la hora de viajar o residir

  • El Reino Unido ha anunciado que los ciudadanos de la UE podrán viajar al Reino Unido sin necesidad de visado para estancias cortas de hasta tres meses pudiéndose utilizar el pasaporte o, por el momento, el Documento Nacional de Identidad. Los documentos de identidad no podrán ya utilizarse después del 31 de diciembre de 2020.
  • Una vez que se instaure el Brexit, los ciudadanos de la UE ya no podrán acceder a la asistencia sanitaria en el Reino Unido con la tarjeta sanitaria europea.
  • El Reino Unido podrá aplicar controles aduaneros a los ciudadanos de la UE que entren en el país.
  • Los pasajeros marítimos seguirán disfrutando de los derechos que les otorga la legislación de la UE cuando viajen desde un puerto de la UE o con destino a un puerto de la UE.
  • En el caso de los viajes en autobús, se mantendrán los derechos de la UE en las rutas con origen o destino en el Reino Unido, cuando el lugar de partida o de llegada del viajero se sitúe en la UE y la distancia del viaje prevista sea de 250 kilómetros o superior.
  • Los viajeros de ferrocarril seguirán disfrutando de los derechos que otorga la legislación europea siempre y cuando la empresa ferroviaria esté autorizada con arreglo a las normas de la UE.
  • El Gobierno del Reino Unido ha declarado que los residentes de la UE pueden permanecer en el Reino Unido en caso de que no haya acuerdo. Si se reside desde antes de la fecha de retirada con intención de permanencia más allá del 31 de diciembre de 2020, hay que solicitar un nuevo estatuto de inmigrante en el Reino Unido, denominado Estatuto de Asentado o Estatuto de Preasentado. Si se quiere residir después del Brexit, será admitido con arreglo a las normas de inmigración del Reino Unido y hay que solicitar un permiso de entrada o de estancia. A 1 de enero de 2018, en el Reino Unido residen 1.543 cántabros.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha