eldiario.es

9

La ruta de El Havre

Entrada al puerto de El Havre | RPLl

El carguero 'Bahri Yanbu', repleto de armas belgas con destino a la guerra que Arabia Saudí mantiene en la República del Yemen, ha hecho escala en Santander después de serle negada la entrada en El Havre a causa de las protestas y acciones administrativas de varias organizaciones de defensa de los derechos humanos. Según la ONU, los bombardeos saudíes han provocado más de 10.000 víctimas entre la población civil; según informes de la Unión Europea, la cifra es mucho mayor.  El barco ha seguido rumbo después de permanecer durante varias horas atracado en el muelle de Raos.

Me gusta El Havre. Me parece una ciudad sincera que conforma su imaginario sin artificios: la luz fronteriza, los falsos amaneceres y toda la lluvia impresionista que han recibido sus calles cartesianas desde las dársenas hasta los edificios surgidos después de los bombardeos; y, sobre todo, la perplejidad que produce el abra inmensa, gris boreal, casi una contradicción sólida del océano frente al extrañamiento constante del tránsito portuario.

El centro urbano es una reconstrucción postbélica, una historia sin historia, pero no intenten relacionarlo con las consecuencias del incendio santanderino si no es como prueba de que las cosas se pueden hacer de modos muy distintos. Los barrios populares han sufrido la llamada crisis, las especulaciones, las gentrificaciones, pero no lo han hecho sin respuestas y, por lo menos, el conjunto no se parece demasiado a la comunión de aburrimientos e injusticias que aquí solemos cultivar.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

Lo seco y lo húmedo

Una de las asistentes a la marcha de las mujeres / Olmo Calvo

Si cogemos un diccionario (coger es un decir porque quedan pocos a los que echar mano físicamente), seco es aquello que tiene por sinónimo: enjugado, deshumedecido, desecado, agostado, árido, marchito, estéril, mustio, ajado, reseco, acartonado, delgado, chupado, enjuto, extenuado, arrugado, antipático...

De lo húmedo se puede decir todo lo contrario: chorreante, mojado, empapado, acuoso, calado, bañado, regado, aguado...

Entre lo seco y lo húmedo, con la semántica como campo de batalla, hay dos concepciones diametralmente opuestas del ser humano y de la vida que nos afectan más de lo que pensamos, porque el lenguaje intenta reflejar la realidad, pero también puede re-crearla, por lo que utilizar una palabra u otra es más significativo de lo que parece. Un idioma es una herramienta política y, contrariamente a lo que pregonan los defensores de la lengua como algo objetivable e inamovible, es producto de ideologías y su mayor vehículo de transmisión social.

Seguir leyendo »

Los medios para tener éxito: la UE ayuda a Cantabria a conseguir la transición industrial

En España, y en la UE en su conjunto, no todas las regiones se enfrentan en igualdad de condiciones a la globalización. Algunas de ellas se han beneficiado de unos intercambios cada vez más rápidos y voluminosos a escala mundial, mientras que otras todavía luchan para adaptarse y sumarse a la innovación, la digitalización y la descarbonización y para dotar a su mano de obra de las capacidades necesarias para defender su lugar en la actual economía globalizada.

Desde el inicio de mi mandato, he prestado especial atención a las regiones que se sienten relegadas frente a estos rápidos cambios. También prometí que la UE les echaría una mano a la hora de concebir estrategias de desarrollo económico sostenible, determinar los ámbitos en que tienen ventajas competitivas, asociarse con otras regiones y, lo que es más importante, crear puestos de trabajo para sus habitantes.

El año pasado puse en marcha una iniciativa para ayudar a diez regiones de la UE que se encuentran en fase de transición industrial, y Cantabria era una de ellas. Esta región ha perdido una décima parte de sus empleos industriales en los quince últimos años, pero tiene muchos activos que puede aprovechar, como el transporte y la industria del automóvil, la industria alimentaria, la bioeconomía, el turismo y el medio ambiente, especialmente en relación con la gestión del ciclo del agua. Hasta 2020 se están invirtiendo 9 millones de euros de fondos de la UE en los ámbitos mencionados de esta región.

Seguir leyendo »

Fraude democrático: el caso Ganemos

Pleno Ayuntamiento de Santander.

Corría el año 2015 y la política nacional estaba en plena ebullición. El fenómeno Podemos irrumpió con fuerza en las elecciones europeas de 2014, arrastrando la ola de indignación que llenó las calles en 2011, redireccionando el discurso impugnatorio hacia lo institucional. Asaltando los cielos, aunque luego se hayan quedado en la casilla de salida. Pero esa es otra historia y merece ser contada en otra ocasión.

Ada Colau y su equipo, al igual que sucedió en otros puntos del territorio español, canaliza ese ímpetu ciudadano hacia el municipalismo y encabeza lo que en un principio se denominó Guanyem Barcelona. Y es entonces cuando hace su aparición lo que podríamos denominar como el 'Ganemos Fantasma'. Dos días antes de que la plataforma catalana se inscribiese en el Registro de Partidos Políticos, Juliá de Fabián -recuerden este nombre- a través de tres testaferros, se adelanta. Provenientes del también partido Hartos, sin ningún tipo de estructura ni aval ciudadano, se hacen con la marca al rechazar el MIR las alegaciones del equipo de Colau, obligándoles a cambiar el nombre: Barcelona en Comú. Primera partida ganada. Deberíamos preguntarnos por qué se rechazan esas solicitudes, dando manga ancha al 'Ganemos Fantasma', si ya había otros partidos con esa denominación inscritos anteriormente, o si un tiempo después abrieron la mano a inscripciones con la misma denominación. La posible connivencia de un gobierno del Partido Popular, interesado en desbaratar las iniciativas municipalistas ante la más que posible fuerza de su aterrizaje en el escenario político, planea sobre esas decisiones. Las cloacas en este Estado son muy profundas y realmente apestan.

Con la proliferación de las múltiples plataformas ciudadanas por todo el Estado de cara a las elecciones municipales de 2015, la gente de Juliá encuentra el filón que estaban buscando. Crean una web en la que ofrecen la herramienta legal, el paraguas electoral, con la cual, quienes no tengan partido o no puedan constituirse como agrupación de electores, puedan presentarse a las elecciones. “Ganemos es un partido instrumental, sin afiliados y sin estructura que cede la marca sin contraprestación alguna, así como la independencia de las candidaturas” y “la renuncia de la marca desde todo punto de vista político y jurídico”. O eso vendían en su web.

Seguir leyendo »

Alerta democrática, rearme ético

En uno de sus últimos ensayos, Maldad líquida, Zygmunt Bauman y Leonidas Donskis reflexionan sobre el creciente carácter de simulacro de la democracia representativa, de lo que bien podemos llamar “partitocracia”, y sobre su capacidad de hacer mella en el devenir común. La democracia actual es hoy, para estos pensadores, un juego de simulaciones “en el que todos los jugadores participan de un engaño de prestidigitador. Los políticos fingen gobernar, mientras que quienes ostentan el poder económico fingen ser gobernados. Para mantener las formas, la gente se acerca a regañadientes a los colegios electorales cada pocos años, simulando ser ciudadanos”. Algo que genera un deterioro de la confianza popular que hace mella en la idea de democracia, cada vez más desfigurada, menos atractiva, más deprimente. Y no olvidemos que, históricamente, este ha sido uno de los elementos impulsores del fascismo.

A la corrupción endémica de la cleptocracia hay que sumar, como hemos tenido oportunidad de constatar especialmente en campaña —aunque no sólo—, la carencia de virtud que exhiben los candidatos y candidatas, especialmente los de perfil más público. Que levante la mano quien no haya sentido vergüenza ajena y desafección galopante al oírlos debatir. La política institucional se ha convertido en un circo, un espectáculo no caracterizado precisamente por el afán de seducir a la ciudadanía con propuestas, sino por el predominio absoluto de la competición desatada y endógena entre líderes —ni siquiera entre partidos— al estilo ‘vale tudo’: del despropósito intelectual a la descalificación directa, del fomento intencionado de la crispación a las noticias falsas… todo vale. Un universo tal, carente de ética y fangosamente autorreferencial, difícilmente puede casar con el objetivo del servicio público.

Poco hemos oído en la campaña estatal que resulte de real interés para la ciudadanía, da igual la adscripción ideológica: casi todo se ha ido a la cesta de lo identitario, de lo abstracto, de lo ideológico. El nivel de vaguedad y abstracción de los discursos resulta directamente proporcional a la falta de capacidad para la construcción de alternativas, de propuestas. Con honrosas excepciones —siempre menos de las que cabría esperar, incluso en partidos jóvenes— soportamos, a cambio, dosis crecientes de indignidad, de falta de respeto, de inmoralidad, de ínfima calidad discursiva, y sentimos que poco podemos hacer. No en vano, una y otra vez, los políticos, la política y los partidos son considerados el segundo problema para una inmensa mayoría de la población: sólo les gana el paro.

Seguir leyendo »

El Abrazo de los Pueblos

Imagen de un rescate de la ONG Open Arms. |

El domingo 5 de mayo se desarrollará por toda Europa la acción de solidaridad con las personas migrantes bien nombrada el 'Abrazo de los Pueblos'. Dicha acción pretende denunciar en la calle las políticas migratorias criminales de la Unión Europea (UE), y pretende hacerlo en los días previos a las elecciones al Parlamento Europeo (PE) del 26 de mayo, elecciones también municipales y autonómicas en España. Los propósitos de la acción son presionar a los partidos políticos más importantes de la UE para que cambien radicalmente sus políticas de cierre de fronteras, y de fomento de la muerte por ahogamiento de las personas a las que niegan un pasaje seguro y una acogida digna. Esos partidos son el Partido Popular Europeo, (PP en España), los Liberales (el grupo al que se adscribe el partido Ciudadanos), y la Socialdemocracia (PSOE en España).

Un ejemplo perfecto de la política migratoria de muerte que estos grupos sostienen es el siguiente: Liberales, Socialdemócratas y Populares acaban de aprobar el 17 de abril, en el tiempo de descuento del mandato actual, la ampliación de la agencia europea de ¡seguridad! en las fronteras (FRONTEX). FRONTEX no existe para hacer más seguras las fronteras, su mandato es el de ayudar a los Estados a cerrarlas. Con FRONTEX actuando se han registrado 18.297 personas migrantes ahogadas en el Mediterráneo en los últimos cinco años. Lo que el Parlamento Europeo ha aprobado es la creación de un cuerpo de 10.000 guardias fronterizos con un presupuesto de 2.000 millones de euros para seguir haciendo lo mismo pero mejor. Es decir, mejorar el cierre de las fronteras, reforzar a las policías fronterizas de los Estados, apoyar a los Estados fallidos y autoritarios como Libia y Turquía a los que la UE subcontrata el cierre exterior de las fronteras. ¿Dinero o medios para salvar vidas en el mar? ¿Para reconocer la condición de refugiados con rapidez a los miles de personas que se hacinan en los campos de concentración de Grecia? Para eso ni un euro. Como bien ha dicho la diputada de Izquierda Unida Marina Albiol: "Los responsables de estas políticas deberían ser juzgados algún día por las al menos 18.297 muertes que se han producido durante los últimos cinco años en el mar Mediterráneo. Sus políticas de cierre de fronteras, que les obligan a jugarse la vida en el mar, han asesinado a una media de 10 personas al día".

La acción busca también impulsar otra política migratoria posible, ejemplificada en la que han intentado llevar a cabo los diversos grupos de la izquierda europea en conexión con la sociedad civil que se ha ido movilizando a favor del pasaje seguro y la acogida digna. Pero la propia estructura de la acción, llamando al abrazo, el gesto más efusivo que nos reconoce como seres humanos iguales, nos habla de la necesidad de combatir por la vía de los gestos del afecto la xenofobia, el odio, y el racismo con el que grupos neofascistas y neofranquistas pretenden recibir y tratar a las personas migrantes.

Seguir leyendo »

El cartel

Mazón y Revilla pegando un cartel electoral en la inauguración de la campaña de las generales.

Sabíamos que el presidente de Cantabria puede estar en varios sitios a la vez y además gobernar, e incluso crear un superpuerto de la nada abriendo los brazos ante la multitud y declarándolo un lugar señero en el universo para entregarlo después al olvido con sólo cerrarlos o saber la condición moral de un comprador de equipos de fútbol con sólo mirarlo a los ojos. A nadie sorprenden esas cosas desde que a Aureliano Buendía lo llevaron a conocer el hielo.

Quizá los actos del político eternamente emergente no tengan el valor literario del realismo mágico, pero no puedo evitar atribuir en gran parte la consecución de un diputado en el Congreso a la utilización de un parecido más inducido que cierto entre el líder y el candidato en un cartel de campaña exitoso en todo el estado y recibido en general con más simpatía que aquella foto hermanadora de Rivera y Sánchez firmando un acuerdo siniestro y, me temo, persistente.

El diputado electo del PRC tiene su propia personalidad y no hace falta restarle ninguna presencia propia. Pero eso, en la ruda realidad electoral, no tiene importancia. Lo que importa es la imagen o, mejor dicho, la voluntad de representar lo que los votantes queremos ver, que busca representar lo que los partidos quieren que se vea proyectado desde su mundo platónico. Los aparatos políticos, a su vez, son una proyección de otro mundo aún más platónico, y eso también lo sabemos desde que el coronel Buendía decidió dedicarse, durante las derrotas cíclicas, a hacer pececitos de oro.

Seguir leyendo »

Una vaca en Notre-Dame

El incendió en Notre-Dame estuvo a punto de acabar con la catedral. |

Una vaca europea recibe a diario una subvención de entre dos y tres euros. Mil millones de seres humanos tienen que sobrevivir con un euro al día. A veces ni eso. 1.000 millones de seres humanos pasan hambre en el mundo y muchos de ellos mueren.

La colecta mundial para reconstruir Notre-Dame ha recaudado en tiempo récord más de 900 millones de euros y alcanzará sin duda los 1.000 millones de euros. Filántropos, empresas e individuos han contribuido a esta cifra en una suerte de competición por ver quién da más y quién da antes.

Inmediatamente ha surgido la cuestión de cómo el dinero aparece por arte de magia cuando interesa. Acabar con el hambre en el mundo está claro que no alcanza tanto interés. Empresas que realizan donaciones cuando negocian a la baja el salario de sus trabajadores, filántropos que obtienen en Francia desgravaciones de entre el 75% y el 66% de sus aportaciones, sin contar la valoración del marketing y prestigio que conlleva un acto de generosidad de tal calibre. Individuos que aportan parte de sus ahorros por las más variadas razones, pías o culturales, pero no se conmueven en igual medida cuando la desgracia se ceba con la carne y no con las piedras.

Seguir leyendo »

La cigarra, la hormiga y el pulgón: Esopo corregido y ampliado

Pingajillo. El muchacho que se volvió hormiga, de un tipo apodado Vamba, fue mi temprana iniciación a la mirmecología. El libro detallaba la laboriosa vida de las hormigas, que operan sobre todo en el sector primario: agricultura y ganadería. Como pastoras no tienen precio: cuidan de los pulgones, esa plaga de los rosales. Los acompañan a los mejores pastos por la mañana y luego los traen de vuelta a la cuadra, a su casa, el hormiguero. Luis Bertelli, Vamba, llama a los pulgones las vacas de las hormigas, y ciertamente los tratan como nosotros al ganado que nos da leche. Y los pulgones corresponden de modo parecido: se dejan ordeñar un líquido dulce que a las hormigas les gusta mucho. Las encanta.

Cuando leí Pingajillo no sabía nada de la relación entre hormigas y pulgones, pero ya estaba informado del carácter industrioso del insecto, gracias a «La cigarra y la hormiga», la fábula de Esopo. Cien veces nos la contaron; mil, quizás. Para que aprendas a apreciar a la hormiga trabajadora y despreciar a la cigarra gandula, que pasa el día cantando y disfrutando. La cigarra muere de frío y hambre en invierno a la puerta del hormiguero, donde la hormiga previsora ha almacenado riqueza sin cuento.

Oficialmente, la fábula nos enseña a ser ahorradores. Pero bajo el propósito declarado, y como suele ocurrir, se filtra de matute otro significado: que debes disfrutar cerrando la puerta, dejando fuera al necesitado. Y precisamente por estar oculto, este segundo significado es más difícil de cuestionar; lo incorporamos sencillamente, sin discusión.

Seguir leyendo »

Aprenda a odiarse y hallará la paz

Cabaret ‘Le Monocle’, 1930 |

¿Es usted homosexual, bisexual, transexual, cualquier cosa menos heterosexual heteronormativo a tiempo y sentidos completos?, ¿no lo sabe?, ¿lo sabe y no se atreve a decírselo a sí mismo y/o a los demás?, ¿su cuerpo parece no entenderse con su mente, es decir, consigo mismo?, ¿no lo tiene claro?, ¿depende del día?, ¿miró con avidez al ser inesperado?, ¿soñó con quien creía no querer soñar?, ¿pensó en dar el paso de la idea al acto?, ¿lo hizo?, ¿tuvieron éxito sus aproximaciones o, simplemente, otra vez será (y sabe que, si se abandona a la suerte, otra vez será)?, ¿se mueve como un descosido por la escala de Kinsey? ¿Se siente culpable por las respuestas que da o no se atreve a dar a todas o alguna de esas preguntas? Si es así, es usted un ángel anómalo a punto de condenarse. Pero no se preocupe: estamos dispuestos a ayudarle.

Ofrecemos terapia reconductiva cerca de su casa. En el Convento de Ruiloba, por ejemplo. Allí encontrará un entorno agradable, sobriedad, tranquilidad sin voluptuosidad. Está cerca de Comillas, aunque lejos de veleidades locales o papardas. No pregunte a las monjas: son mujeres y se deben a la jerarquía masculina, y nuestros servicios están externalizados porque la Institución está sometida a un acoso constante por parte de los embajadores de la confusión de géneros.

Tiene usted la suerte de que en Cantabria no haya prosperado la legislación que pretende prohibir la ayuda a los desgraciados por su lubricidad. En otras comunidades, tenemos que cambiar el nombre de las cosas. Sin embargo, como todo está en los designios, casi hemos prosperado al sustituir 'LGTBfobia cognitiva' o 'terapias reparativas' por 'formación educativo-sexual' o, todavía mejor, 'educación en el amor', fórmulas más cercanas a las buenas gentes que quieren escapar del hedonismo, el vicio, la promiscuidad, los malos ejemplos y las frustraciones de los deseos obscenos.

Seguir leyendo »