eldiario.es

9

Fridays for future: aire fresco ante el cambio climático

Escuchemos a nuestros jóvenes. El planeta que queremos legar lo merece.

Más de 10.000 estudiantes marchan en La Haya contra el cambio climático

Estudiantes marchan en La Haya contra el cambio climático. | EFE

Si hay algo que me irrita cuando se habla de los jóvenes es que se diga que son el futuro. ¡Maldita sea, no son únicamente el futuro, también son el presente!

Y más nos vale que lo sean ellas y ellos, porque las generaciones adultas estamos demostrando no estar al nivel para actuar frente al colapso planetario. Más bien al contrario, demostramos ser bastante incompetentes y, sobre todo, no tener un compromiso por la acción, a pesar de tener todos los datos y evidencias del momento crítico de cambio global que vivimos.

Recientemente he asistido al Congreso Internacional de Cambio Climático 'Change the change' celebrado en San Sebastián, y si algo retumbaba allí fue el protagonismo que están teniendo los jóvenes por toda Europa. Su visibilidad está siendo innegable y el movimiento estudiantil Fridays for future se ha colado de lleno en las agendas públicas.

Afortunadamente, algunos de nuestros gestores públicos ya están sintiendo el aliento de este movimiento esperanzador en las puertas de las instituciones. Incluso, Teresa Ribera, nuestra ministra para la Transición Ecológica, fue terriblemente sincera en dicho Congreso Internacional afirmando que "tenemos a nuestros hijos, a nuestros nietos, adolescentes estudiantes en la calle, diciéndonos: miradnos a los ojos y atreveos a decir que estáis haciendo todo lo debéis hacer…. Pues bien. Todavía no es fácil poder decir que colectivamente podemos mirarles a los ojos y decirles que estamos haciendo todo lo que debemos hacer".

Unas palabras sinceras las de la ministra, que sirven aún más para apoyar a estas jóvenes generaciones que abandonan puntualmente las aulas y demandan medidas reales y urgentes frente al cambio climático. De hecho, cientos de miles de jóvenes de todo el mundo ya se han sumado a esta iniciativa que puso en marcha la quinceañera Greta Thunberg desde las puertas del Parlamento sueco.

Este movimiento se ha expandido a gran velocidad por todo el mundo, llegando también a nuestro país. Ahora en España ya son muchos los estudiantes que se manifiestan semanalmente frente a sus jefes sosteniendo que "si el planeta fuera un banco, ya lo habrían rescatado". Algo que ya dejó claro en Cantabria nuestra admirada Yayo Herrero cuando señalaba que la solución pasa por "construir sociedades que pongan la vida en el centro".

En nuestras plazas, frente a ayuntamientos, congresos, parlamentos y demás sedes gubernamentales nuestras jóvenes generaciones claman que si los políticos no hacen nada, ellos harán que se les oiga. ¡Y hacen bien! Como dijo Greta Thunberg, "los políticos ya nos han fallado en numerosas ocasiones" a la hora de actuar frente al cambio climático.

Y es en este momento cuando por todo el planeta salen como setas ilustres negacionistas, simples ignorantes, cuando aparece este Fridays for future como un soplo de aire fresco pero con unos síntomas de innata madurez.

Nuestros jóvenes demuestran conocimientos, compromiso, ilusión y coherencia en sus demandas: si se nos acaba el tiempo y tenemos las herramientas, es hora de actuar. Y eso es lo que piden, que la lucha frente al cambio climático ya no puede esperar más.

Por eso pido que les apoyemos, que les facilitemos el camino, que les escuchemos y pido a quienes puedan tomar decisiones que les hagan caso, porque lo que piden es lo justo.

No les pongamos trabas. Dejémosles la primera fila de este movimiento a ellas y ellos. Deben ser los únicos protagonistas, estando los adultos en un plano muy secundario y únicamente como facilitadores. La juventud debe ser la protagonista de este cambio y por ahora están jugando muy bien sus cartas.

Esperemos que detrás de todas sus demandas se traslade también la idea de replantearnos las relaciones ser humano–medio natural y, sobre todo, plantear alternativas a este modelo socioeconómico que únicamente lleva al colapso planetario.

Como digo, la lucha contra el cambio climático no puede esperar y este Fridays for future es una esperanza llena de vivos colores. Colores como los que predominarán en las pancartas que este próximo 15 de marzo inundarán las distintas localidades donde hay convocadas huelgas estudiantiles por el clima y se pedirá pasar a la acción. En Cantabria hay programada una concentración a partir de las 12.00 horas frente al Ayuntamiento de Santander. ¡Así que si eres joven, me alegrará verte en primera fila por allí!

A todas las demás: Escuchemos a nuestros jóvenes. El planeta que queremos legar lo merece.

Aquí tienes más información sobre el movimiento Fridays for future y sus concentraciones progamadas.

- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha