eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Cantabria asume que su plan para la acogida de refugiados no entrará en vigor

Los retrasos en las negociaciones en la Unión Europea y la interinidad del Gobierno en funciones alejan la respuesta a esta situación de emergencia

"La UE solo ha recibido a 322 de los 160.000 que se comprometió a acoger, de los que más de 14.000 tendrían que venir a España", lamentan desde el Gobierno

- PUBLICIDAD -
La hipotermia y el frío amenazan a los refugiados en su ruta por los Balcanes

Europol calcula que 10.000 menores refugiados han desaparecido tras llegar a Europa. | EFE

La mayor crisis humanitaria desatada a las puertas de Europa desde la Segunda Guerra Mundial, que provocó una ola de solidaridad global y empujó a las instituciones públicas a diseñar un plan de acogida de forma urgente, sigue sin respuesta más de medio año después. La disputa en el seno de la Unión Europea por la hoja de ruta a seguir y la interinidad del Gobierno en funciones de Mariano Rajoy complican aún más la salida a una situación de emergencia que afecta a miles de personas.

Tanto es así que el propio Gobierno de Cantabria asume con resignación que su Plan de Acogida de Refugiados no entrará en vigor como tal y tienen la certeza de que, a la vista de las circunstancias, ese documento se ha convertido en papel mojado. "Es una vergüenza que no seamos capaces de dar una solución a esta barbaridad en una sociedad avanzada como la nuestra, pero mucho me temo que no llegaremos a atender a todas esas personas que lo están pasando tan mal", reconoce a eldiario.es la vicepresidenta y consejera de Política Social, Eva Díaz Tezanos (PSOE), que se puso al frente del equipo que diseñó la estrategia de Cantabria.

Para dar una respuesta integral, el Ejecutivo autonómico puso en marcha una mesa de trabajo integrada por la propia Administración regional y que contó con  la participación de organizaciones sociales y ONG como Cruz Roja y Cáritas, además de implicar a la Federación de Municipios de Cantabria y al resto de fuerzas políticas. De ahí salió el denominado Plan de Atención y Acogida de Refugiados, dividido en tres fases, desde la acogida inicial en la red de albergues autonómicos hasta que se garantizara su autonomía e integración en la sociedad.

Además, elaborado de forma integral, este plan incluía las medidas y actuaciones necesarias para garantizar la asistencia sanitaria, la escolarización de los niños y jóvenes, el acceso a los servicios sociales, el asesoramiento jurídico y la atención psicológica de estas personas que huyen de la guerra y de la miseria y de la muerte en sus países de origen.

Los números de la vergüenza

"Desde Cantabria siempre hemos denunciado la pasividad de la UE ante la magnitud de la crisis y hemos manifestado que el Gobierno de España no ha estado a la altura de las circunstancias: en un primer momento cuestionando el cupo de refugiados que iban a llegar a los diferentes países miembros y, posteriormente, ante el movimiento de solidaridad de los ciudadanos, intentando hacer ver que hacía algo, cuando la realidad es que ni siquiera han informado a las comunidades autónomas", recalca la vicepresidenta autonómica.

Para Díaz Tezanos, "ha habido una improvisación absoluta" y "una descoordinación total", ya que los distintos gobiernos autonómicos han ido recibiendo la información a través de la prensa, en vez de por cauces oficiales, de la llegada a España de los primeros, y únicos, 18 refugiados relacionados con el conflicto sirio. "Por eso siempre hemos criticado la insensibilidad del Gobierno de Mariano Rajoy ante la crisis migratoria que vive Europa y hemos manifestado la vergüenza que siente el Gobierno de Cantabria", subraya la también secretaria general de los socialistas cántabros.

"La Unión Europea solo ha recibido a 322 de los 160.000 refugiados que se comprometió a acoger, de los cuales más de 14.000 tendrían que venir a España", recuerda, al tiempo que pone en valor el trabajo de su departamento: "Desde el primer momento, en pleno verano, nos pusimos a trabajar desde todos los frentes que podíamos para ayudar a los refugiados en dos vertientes: con ayuda en los propios campamentos del Líbano, donde destinamos 60.000 euros para atender a 500 familias sirias, y poniendo en marcha un plan para la acogida e integración de las personas refugiadas".

Un plan, sin embargo, que no se ha podido ejecutar hasta el momento. "El Gobierno de Cantabria ha mostrado, desde el primer momento, su pesimismo, su preocupación y su alarma ante la UE y sus estados miembros porque no han sabido dar respuesta a esta crisis humanitaria y porque se están haciendo inmunes ante el sufrimiento y el dolor de miles de personas que salen de su país, con sus familias, para escapar de la muerte", concluye la vicepresidenta.

"Estamos preparados"

A pesar de que Europa sigue sin dar respuesta a los miles de ciudadanos de Siria que llegan a través del mar a países como Grecia y que inician su periplo por todo el continente un búsqueda de una vida mejor, este protocolo diseñado desde Cantabria tiene su utilidad. No en vano,  el Centro de Migraciones de Cruz Roja situado en Torrelavega, así como el resto de instalaciones habilitadas por la ONG a tal efecto, siguen atendiendo cada día a todos aquellos que lo necesitan.

"Sigue llegando gente, porque lamentablemente hay conflictos, guerra y miseria en muchos lugares del mundo. Y lo importante es atender a los que llegan, sin importar la nacionalidad", explica Sandra García, responsable del Programa de Atención a Refugiados de Cruz Roja y coordinadora del Centro de Migraciones de la capital del Besaya desde hace casi diez años.

"Nosotros estamos preparados y queremos ayudar, aunque ahora mismo no sabemos nada y no tenemos ningún tipo de información al respecto sobre los planes del Gobierno de España para dar solución a la crisis migratoria que desató la emergencia en Europa", asegura esta trabajadora de la ONG.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha