eldiario.es

9

"Los movimientos que se apoyaban en el 'cantabrismo' histórico lo han dejado de lado cuando han llegado al Gobierno"

Miguel López Cadavieco critica que el patrimonio cultural de Cantabria se potencie "solo de palabra argumentando casi siempre que no hay fondos"

"Ese patrimonio crea un nicho de negocio turístico para un público diferente al que le gusta el turismo de playa o de montaña", asegura este especialista

El experto en patrimonio cultural de Cantabria, Miguel López Cadavieco.

El experto en patrimonio cultural de Cantabria, Miguel López Cadavieco.

Miguel López Cadavieco (Santander, 1980) es el director del portal sobre patrimonio cultural Regio Cantabrorum que trata de dar a conocer la arqueología y la historia "de un modo diferente dirigido a la gente de a pie, sin tecnicismos ni términos ilegibles", como recoge en la propia web. Este especialista se dedica profesionalmente al sector de la automoción de una multinacional francesa, por lo que, tal y como él mismo afirma, su trabajo no le impide decir lo que piensa dentro del ámbito cultural.

Así pues, López Cadavieco asegura que "los movimientos que se apoyaban en el 'cantabrismo' histórico -como el PRC- lo han dejado de lado cuando han llegado al Gobierno" y critica que el patrimonio cultural cántabro se potencie "solo de palabra argumentando casi siempre que no hay fondos" para ello. Y es que hace hincapié en la importancia de preservar el patrimonio porque "crea un nicho de negocio turístico para un público diferente al que le gusta el turismo de playa o de montaña". "En Cantabria tenemos todo, pero parece que solo nos interesa potenciar el turismo de playa y el de montaña", lamenta. 

Usted ha sido la persona que ha denunciado públicamente el caso del yacimiento arqueológico de Suances. Una vez que Cultura ha paralizado la obra del parking, ¿cree que los restos se pueden conservar en buen estado?

Realmente Cultura no paralizó la obra, lo hizo en primera instancia y a continuación puso unas medidas cautelares para continuar con la construcción del parking. Es verdad que hace unas décadas se recomendaba hacer este tipo de intervenciones en cuanto a conservar según qué yacimientos en según qué circunstancias, pero últimamente el conservar tapando debajo de edificaciones tiene dos problemáticas: una, la posiblemente arqueológica, porque las pruebas de carga pueden hacer que las estructuras que hay debajo se vean afectadas, y dos, el mayor de los problemas, el coste que implica tener que desenterrarlo. No es necesario tapar un yacimiento arqueológico para luego tener que destaparlo y menos si no es una circunstancia obligatoria para el municipio, porque recordemos que es un parking de 80 plazas. Destaparlo tendrá un coste económico que nadie a posteriori querrá sufragar, es decir, la solución a medio largo plazo no es esta, ni mucho menos. 

¿Por qué es importante conservar y poner en valor el patrimonio cultural?

Aquí en Cantabria siempre decimos que queremos vivir no solo del sector servicios, sino también del turístico, que intentamos fomentar, no solo con yacimientos arqueológicos como las cuevas prehistóricas, sino con otro tipo de infraestructuras. Creo que en Cantabria, todo este tipo de yacimientos, desde la Edad del Hierro hasta la Romanización, se utilizan de un modo político. Hace unos años, con la creación del Partido Regionalista (PRC) y de otros movimientos que se apoyaban en el 'cantabrismo' histórico se respaldaron mucho este tipo de iniciativas culturales. Pero a medida que han ido pasando los años y se han ido estableciendo en el Gobierno es algo que han dejado totalmente de lado. Potenciaron el conocimiento de los antiguos cántabros solo de palabra y una vez que han llegado al Gobierno lo han dejado de lado, casi siempre argumentando que a nivel presupuestario no hay fondos para hacerlo. En cambio, por ejemplo, en las fábricas de fibroyeso, en el Racing de Santander y en un montón de iniciativas, que intentan no darle salida a la industria, sino subvencionarla, invierten millones y millones de euros. Por el contrario, para excavaciones arqueológicas hay destinados 150.000 euros en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC). De esa cantidad, 100.000 se los llevan los proyectos de La Garma y el de Julióbriga, por lo que para los demás no queda absolutamente nada. Casualmente suelen ser esos dos proyectos arqueológicos los de cabecera de la Consejería de Cultura, en el sentido de que siempre que hay que intervenir en algún yacimiento son ellos los que, no sé muy bien con qué criterios, asesoran a casos como el de Suances. El director del proyecto de Julióbriga, José Manuel Iglesias, ha sido uno de los que ha recomendado que ese yacimiento se tape, y eso no puede ser. 

¿Cuál cree que es la razón para que, como dice, se hayan servido del patrimonio para llegar al Gobierno y una vez en él lo dejen de lado?

Básicamente supongo que sea un discurso populista que se apoye en el pasado, en la década de los 70, en la época de la construcción del lábaro actual, construcción porque no tiene otro nombre, el lábaro como tal nunca se ha conocido, de hecho los antiguos cántabros no tenían banderas, de tener tendrían estandartes. En toda esa política, no tanto de populismo pero sí de arraigo identitario, en la que se podían ganar votos, lo tenían muy bien hace unas décadas, pero una vez se han tenido que mojar los pantalones para poner todo en valor se ha argumentado siempre que por capacidad presupuestaria no es posible. Yo no entiendo cómo se firman 70.000 euros para hacer un centro de interpretación de la cueva de La Garma cuando no es visitable y cuando se está licitando la construcción de un centro de interpretación de arte rupestre en Puente Viesgo. Estamos redundando por pagar los favores del Estado. 

¿La Asociación Hispania Nostra ha elaborado la 'Lista Roja del Patrimonio' sobre los monumentos o lugares abandonados por las instituciones. En el caso de Cantabria hay 29. ¿Qué pasa con estos edificios?

Pasa un poco como con Regio Cantabrorum. La denuncia social tiene que tener luego un soporte parlamentario o institucional. Evidentemente, la Asociación Hispania Nostra elabora una lista basada en comités científicos y en investigaciones muy serias, el portal de Regio Cantabrorum también, pero si luego no hay un apoyo parlamentario para proteger este tipo de edificaciones no sirve de nada. La información publicada este semana sobre que no se ha entregado toda la documentación relativa al yacimiento de Suances a Ciudadanos da a entender el caciqueo y los favores prestados que hay en esta Comunidad Autónoma. A mí lo que más me preocupa de todo esto es que quién audita a quien realmente audita todo esto. Y me explico: la Consejería de Cultura puede decir que de esa lista de 29 a lo mejor solo hay afectadas 20 edificaciones, pero si un comité científico, totalmente independiente, dice que son 29, ¿quién audita al que dice que son 20? Ese es el problema de Cantabria, que no hay una intervención general que sea objetiva. Parece que se elaboran este tipo de proyectos de patrimonio de cuatro en cuatro años y eso no puede ser. Hay que darle continuidad a esa gestión, de un modo unificado y en el que independientemente de quién esté en el gobierno sea consecuente y apoye lo que ha hecho bien su predecesor y quite del medio lo que ha hecho mal, no que quite todo por le mero hecho de ser de otro color político. 

¿La sociedad está lo suficientemente sensibilizada con esta causa?

No, ni muchos menos. Pasa un poco como en el mundo romano. A la sociedad, y me incluyo en muchos aspectos aunque no en el tema cultural y de patrimonio, le gusta el pan y el circo. En el parking de Suances ha habido muchos vecinos que se han quejado de que no les entran las furgonetas por tener un arco máximo de altura. Y les dices: Pero, ¿sabes lo que hay ahí debajo? Y muchas personas dicen: Si es que a mí me da igual, no me entra la furgoneta porque mide más de 2,20 metros. Creo que el papel de la sociedad para que haya según qué cambios es fundamental, porque al final no deja de ser quien da voz a todos estos problemas. Sin la sociedad y sin los medios de comunicación que lanzan noticias como la de Suances a nivel nacional, la gente muchas veces no es consciente del potencial, ya no solo arqueológico, sino de las herramientas para fomentar un turismo sostenible a todos los niveles. Ese patrimonio crea un nicho de negocio turístico para un público totalmente diferente al que le gusta el turismo de playa o de montaña.

"Tenemos que intentar adaptar la manera de difundir patrimonio a las nuevas tecnologías"

En Cantabria tenemos todo, pero parece que solo nos interesa potenciar el turismo de playa y el de montaña, y el cultural focalizarlo a cuevas como la de El Soplao, que evidentemente es muy bonita pero no hay ningún interés cultural, o a Alto Campoo... las obviedades básicamente pertenecientes a Cantur. Incluso solo a la cueva de Altamira, cuando en Cantabria hay más de 70 con arte rupestre. No hay capacidad por parte del Gobierno de mirar más allá, a largo plazo, porque se mira, como comentaba antes, de cuatro en cuatro años. El MUPAC tiene más de 90 años de existencia y todavía no tiene una sede fija. Estoy convencido de que en la próxima legislatura todavía tendremos problemas para saber si su sede definitiva estará en Puerto Chico. Eso es un problema muy grande. 

En su web señala que quiere que los lectores "vean la arqueología e historia de un modo diferente, que el ser conocedor de nuestros orígenes no debe ser algo aburrido o tedioso". ¿Esa puede ser la fórmula para abrirnos los ojos y que entendemos la importancia de preservar nuestro patrimonio?

Creo que sí. Intentar acercar a la gente de a pie la arqueología, la cultura, los yacimientos, nuestro pasado de un modo divertido. No podemos centrarnos en que la difusión del patrimonio cultural de Cantabria tiene que ser algo meramente científico, en el sentido de que a mucha gente si se los explicas de otra manera le enganchas. Seguidores del portal, que a mí me ha sorprendido la buena repercusión que ha tenido desde que nació, me dicen: "Lo explicas para que lo entendamos todos, cuentas las anécdotas y enganchas a la historia". Esa es la fórmula. Lo que pasa es que según qué instituciones parecen abocadas a no salir de la divulgación de los años 70 y 80, y todo el modo de percibir la cultura ha cambiado, incluso desde los medios.

Tenemos que intentar adaptar la manera de difundir patrimonio a las nuevas tecnologías. Por poner un ejemplo, la página de reservas de las cuevas de Cantabria, sabiendo que un target importantísimo de esos clientes potenciales son de Francia, de Inglaterra y del norte de Europa, no está traducida al francés. Si yo como usuario veo una página de reservas que no está en mi idioma nativo cojo y al cierro, por lo que estamos perdiendo oportunidades de negocio por no adecuar los sistemas actuales a las nuevas tecnologías. Y eso hace que se pierda muchísimo potencial económico para la región. 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha