eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Otra asociación de vecinos de Santander se une a la 'plataformitis'

Después de ocho meses esperando una cita para reunirse con el equipo de Gobierno municipal, los vecinos de Antonio Cabezón y Francisco Ginés han decidido unirse a otros movimientos ciudadanos para "ganar peso" y que sus demandas sean atendidas.   

- PUBLICIDAD -
La presidenta de vecinos explica a eldiario.es los problemas y carencias de su barrio.

La presidenta de la asociación de vecinos explica a eldiario.es los problemas y carencias de su barrio.

La Asociación de Vecinos Antonio Cabezón y Francisco Ginés ha celebrado este martes una asamblea en la que ha decidido apoyar las reivindicaciones de la Plataforma Salvemos Prado San Roque y Río de la Pila. Su intención es unir fuerzas con el resto de movimientos ciudadanos -calificados por el alcalde de Santander como 'plataformitis'- para tener "más peso" y que sus demandas sean atendidas por el equipo que comanda Íñigo de la Serna (PP). 

La presidenta de esta asociación, Almudena Fernández, ha explicado a eldiario.es Cantabria que la idea surgió a raíz de las visitas que los vecinos de Prado San Roque han organizado durante algunos sábados para dar conocer los planes del Ayuntamiento de Santander, que pasan por la expropiación de sus casas para construir un nuevo bloque de viviendas -parte de ellas de protección oficial-. "Hoy son ellos pero mañana puede ser cualquiera", manifiesta.    

Ambos barrios, que apenas están separados por unos cientos de metros, están unidos por un nexo común: el abandono en el que, a juicio de estos vecinos, han sido sometidos durante años por los sucesivos gobiernos del Partido Popular en la ciudad. "Es el periodista. Ha venido a contar lo que pasa", responde Fernández a una vecina que observa desde la ventana. "¡Pues que lo cuente! Llevamos años abandonados", le replica esta.

La presidenta de la asociación denuncia la "dejadez" y la "falta de mantenimiento" del Ayuntamiento en este barrio que se halla justo debajo de las Escuelas Verdes, en el entorno del Río de la Pila. Asegura que el barrendero no pasa por allí. Tampoco la Policía Local, pese a ser un punto habitual de venta de drogas. "Ni siquiera suelen venir cuando les llamamos", se lamenta.

Como ejemplo de la falta de atención que sufren señala que una vecina ha pagado de su bolsillo a una persona para que limpiara un solar que se había convertido en un pequeño vertedero. "Es municipal, pero los servicios de Parques y Jardines y el de Basuras se tiran la pelota de un tejado a otro por ver quién es el responsable", explica. "Al final los perjudicados son los de siempre".   

Pero el déficit en la prestación de los servicios públicos no es su único problema ni el más grave. Fruto del desarollo urbanístico de la ciudad, el barrio es una "ratonera". Las calles se retuercen entre los edificios y para acceder a muchos de los portales hay que salvar varios conjuntos de escaleras cortas y pronunciadas. En los días de lluvia el agua corre por estas escaleras que "parece una catarata". La única alcantarilla que hay no da abasto. El recorrido desemboca en una calle en fondo de saco, sobre un muro, con lo que el agua se está filtrando en la pared de un edificio de viviendas.

Además, la falta de mantenimiento ha provocado que el verdín se haya 'comido' el firme, y con ello que las escaleras sean muy resbaladizas. Fernández apunta al respecto que se han producido varias caídas y que el Ayuntamiento, por lo menos en un caso, ha sido condenado a pagar una indemnización. También les preocupa que no haya ninguna boca de riego que en caso de incendio tenga que ser empleada por los bomberos.        

La presidenta señala que llevan cerca de un año luchando para intentar conseguir que el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Santander acometa algunas de estas mejoras en su barrio. Hasta ahora han seguido los cauces más habituales: ir al Ayuntamiento, pedir una reunión y exponer sus necesidades al concejal de turno, pero, en su opinión, "no consigues nada". 

De hecho, afirma que llevan "ocho meses" esperando una cita para reunirse con la concejala de Barrios, Carmen Ruiz. Casualmente, la noche en la que participaron en una reunión de la nueva asociación de vecinos que se está gestando en San Simón Entrehuertas, la edil 'popular' le envió un WhatsApp para poner fecha al encuentro, previsto para este jueves.  

Fernández apunta que en la primavera pasada Ruiz atendió alguna de las reivindicaciones de los vecinos, como colocar papeleras o limpiar las pintadas de los muros. Un lavado de cara que no resuelve sus problemas. 

Por eso, con la idea de que "la unión hace la fuerza", a partir de ahora se sumarán a las protestas y actos de otros colectivos. Fernández, a título particular, ya acudió al último pleno municipal, en el que la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) promovió un homenaje a Amparo Pérez, la anciana de 86 años que fue expropiada por el Ayuntamiento para construir un nuevo vial en la S-20

La única alcantarilla que hay en la zona no recoge el agua, que acaba filtrándose por las paredes del edificio de viviendas.

La única alcantarilla que hay en la zona no recoge el agua, que acaba filtrándose por las paredes del edificio de viviendas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha