eldiario.es

9
Menú

La convocatoria de oposiciones sigue en vilo por la amenaza del Gobierno central

Los sindicatos CCOO, UGT y STEC piden a la Consejería de Educación que convoque las oposiciones para "no perder" 187 puestos de trabajo estable

Consideran que sería necesario debatir después si se ejecutan este año o se guardan para próximas convocatorias ante el riesgo del "efecto llamada"

- PUBLICIDAD -
La Pompeu Fabra, quinta universidad más prestigiosa de reciente creación

EFE

Los miles de opositores que se preparan estos días para las próximas oposiciones docentes tendrán que seguir estudiando rodeados de incertidumbre, porque la falta de Presupuestos Generales del Estado y las amenazas veladas del Gobierno de Mariano Rajoy a las comunidades autónomas mantiene en vilo la convocatoria en los diferentes territorios.

Desde la Consejería de Educación de Cantabria, que se han resignado a esperar antes de decidir definitivamente si esos exámenes se celebran o no, dado que el Ejecutivo central podría proceder posteriormente a su impugnación, insisten en que legalmente sería posible realizar esta convocatoria, y presionan al Ministerio que lidera Íñigo Méndez de Vigo (PP) para que dé el visto bueno a la oferta de empleo público.

Así se lo ha expuesto el consejero Ramón Ruiz (PSOE) al portavoz del Gobierno de Rajoy en una conversación en la que  ha reiterado la posición de Cantabria y ha explicado que cuenta con informes que avalan la convocatoria de oposiciones si la comunidad "no sobrepasa la tasa de reposición del 100%".

Sin embargo, e l ministro ha advertido que "será más difícil" que haya oposiciones docentes este año, "en la medida que quiere el Ministerio", sin Presupuestos Generales del Estado. Méndez de Vigo, en la línea que mantienen los sindicatos, que creen que el Gobierno está utilizando a los opositores como "rehenes", ha insistido en la necesidad de que los grupos políticos apoyen las cuentas para 2017.

Ante este escenario, Ruiz ha vuelto a señalar que en Cantabria se darán de plazo hasta el 15 de marzo para desbloquear la situación ya que "luego no sería viable hacer la oposición en junio". El consejero ha aludido en sus declaraciones a la "incertidumbre" que viven los opositores y ha insistido en que la convocatoria es "necesaria" para reducir la tasa de interinos, que en Cantabria es del 31,6%.

Protesta de los sindicatos

Mientras, los sindicatos CCOO, UGT y STEC, que tienen prevista una huelga en educación el 9 de marzo por la situación del sector, han pedido a la Consejería que convoque las oposiciones para "no perder" 187 puestos de trabajo estable, y debatir después si esas plazas se ejecutan este año o se guardan para las convocatorias siguientes.

Además, estas formaciones sindicales también demandan un acuerdo de coordinación entre las comunidades para evitar el "pernicioso efecto llamada" que supondría que solo Cantabria -o muy pocas autonomías más- sacaran adelante la oferta este ejercicio.

Los representantes de los docentes de CCOO, UGT y STEC han advertido en este sentido del "problema organizativo de imposible solución" que supondría tener que hacer frente a "miles" de opositores si solo convoca Cantabria, que "no tiene infraestructura" para atender a más de 5.000 o 6.000 personas.

Así lo han manifestado los portavoces en materia de educación de CCOO, Concepción Sánchez; de UGT, César de Cos; y del STEC, Jesús Aguayo, en respuesta a preguntas de los periodistas sobre las oposiciones en una rueda de prensa convocada por la huelga general del 9 de marzo en el ámbito educativo.

Chantaje del Gobierno

Para la representante de CCOO, el "principal responsable" es el Ministerio de Educación del PP, que a su juicio está "chantajeando y metiendo miedo en el cuerpo" a las comunidades autónomas gobernadas por otros partidos de cara a la aprobación de las cuentas estatales de 2017.

Además, desde STEC lamentan que en España haya unos 100.000 profesores interinos y que en Cantabria la tasa esté por encima del 30% y el Ministerio, mientras tanto, "tome de rehenes a medio millón de opositores y nos meta a todos el miedo en el cuerpo de que si se convocan las oposiciones después nos las van a impugnar y recurrir en los tribunales".

Por su parte, desde UGT creen que existen "garantías legales suficientes" y consideran necesario ver plasmado "por escrito" el compromiso de que si se convocan y ejecutan las oposiciones "no se van a impugnar". 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha