eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

PSOE-PRC y Carrancio aprueban la reforma fiscal con el voto en contra de PP, Podemos y Cs

El acuerdo de PRC y PSOE con el diputado "tránsfuga" Juan Ramón Carrancio, exparlamentario de Ciudadanos, ha permitido también la aprobación, este viernes en el Pleno del Parlamento, de la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas que acompaña a los Presupuestos de Cantabria para 2018, que incluye una reforma fiscal con la que el Gobierno de Revilla espera recaudar entre 15 y 20 millones.

- PUBLICIDAD -

El consejero de Economía y Hacienda, el socialista Juan José Sota, ha asegurado que la reforma fiscal que proponía el Gobierno PRC-PSOE tiene como objetivo "impulsar el crecimiento económico inclusivo" de Cantabria, lo que significa que la "mejora económica que se genera, llegue al conjunto de la ciudadanía".

Además, ha defendido que se trata también de una "reforma selectiva" pues --ha dicho-- "solo va a afectar a los que más ganan y más tienen" y que "redistribuye la carga tributaria" en favor de las clases medias y trabajadores.

UNA REFORMA FISCAL 'RETOCADA'

Sin embargo, para Carrancio la subida de impuestos que proponía el bipartito regional "ni era buena, ni progresiva y afectaba bastante a las clases medias" y, por ello, se ha felicitado de haber podido "mitigarla" con sus enmiendas. "He cumplido la misión que me propuse y me siento satisfecho", ha reivindicado.

Para lograr el acuerdo con Carrancio, regionalistas y socialistas han tenido que aceptar que su reforma fiscal se viera retocada por las enmiendas del exdiputado de Ciudadanos.

Así, Carrancio ha forzado al Gobierno a mantener el impuesto de transmisiones patrimoniales que grava la compraventa de viviendas de segunda mano, en el 8% para rentas declaradas inferiores a 30.000 euros, frente al 10% contemplado por el Gobierno PRC-PSOE en el proyecto de ley.

Asimismo, el impuesto de donaciones será del 1% entre cónyuges, descendientes, adoptados y tutorizados hasta 50.000 euros, frente al 6% que planteó el Gobierno. Y en el impuesto de sucesiones, se aumenta la bonificación del 100% hasta el límite de los que perciban 100.000 euros de herencia, frente a los 60.000 euros que figuran en el proyecto de ley.

Sin embargo, se mantiene la subida del 4% al 8% en el ITP sobre los coches de segunda mano, mientras que el impuesto de matriculaciones se rebaja en varios epígrafes para equiparar los tipos con la tabla estatal y sobre todo con las comunidades autónomas limítrofes.

El Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) no se toca y, según Sota, se mantiene con la "menor presión fiscal de España para las rentas más bajas". Tampoco se modifica el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD), y el de donaciones se rebaja en algunos supuestos.

Por otra parte, las tasas y precios públicos subirán de media un 1,5%, y no se crea ninguna tasa nueva. Bajan un 3,5% las tasas de las matrículas universitarias de grado y un 10% las de master, mientras que aumenta un 50% la tasa de inscripción en oposiciones, que aumenta 14 euros, hasta un total de 45 euros, cantidad que según el bipartito "sigue sin cubrir el coste real de los procesos selectivos".

También en 2018 subirá el Impuesto de Patrimonio, cuyo único cambio consiste en modificar la escala de este impuesto, que pagan 3.200 contribuyentes del total de 270.000 que hay en Cantabria.

Sota ha señalado que esta subida, con la que el Gobierno espera recaudar tres millones de euros, afecta a contribuyentes con rentas elevadas, de entre dos y tres millones de euros, y que se materializará en "unos 1.000 euros más por cada contribuyente".

"SARTENAZO"

El PP ha tildado esta reforma de "sartenazo a todos los cántabros" y ha opinado que va a hacer que "vivir en Cantabria se vaya a convertir en todo un lujo" pues, según ha dicho, va a ser "donde más impuestos pagan".

Así lo ha dicho la diputada del PP y quien fuera consejera de Economía, Hacienda y Empleo en la pasada legislatura, Cristina Mazas, ha preguntado al Gobierno "de dónde va a sacar el dinero" que se va a dejar de ingresar por la "rebaja pactada con Carrancio".

En la misma línea, el portavoz de Cs, Rubén Gómez, ha señalado que la "injustificada" subida de impuestos que conlleva esta 'ley de acompañamiento' "se mantiene" pese a las enmiendas de Carrancio puesto que los cántabros "van a pagar más" en 2018 que este año.

Además, ha reprochado también al Gobierno que aún no haya explicado de dónde van a aplicar los recortes de gasto tras esta rebaja. Y ha denunciado que además de subir los impuestos a los cántabros, el Gobierno ha intentado "colar" modificaciones legislativas sin la necesaria tramitación, lo que, a su juicio, supone "legislar por la parte de atrás", lo que entiende especialmente preocupante en el caso de la Ley del Suelo.

En el lado opuesto, el portavoz del PSOE, Guillermo del Corral, ha defendido que la reforma fiscal únicamente representa el 0,15% del PIB, que es "progresiva" e "incrementa la carga fiscal sobre los que más tienen".

TRANSFUGUISMO

Al igual que en el debate de los presupuestos por la mañana, el transfuguismo ha sido una constante en todas las intervenciones. El portavoz de Cs ha denunciado que el bipartito "ha dejado el nivel de las instituciones cántabras por los suelos, y se ha olvidado de la ética".

El portavoz de Podemos, José Ramón Blanco, que también ha tildado de "sartenazo" la reforma fiscal, ha opinado que la dinámica de los presupuestos se va a mantener durante lo que queda de legislatura porque "ya hay una mayoría absoluta".

A la vez, ha defendido que Podemos "lo ha intentado todo" en la negociación y "ha renunciado a muchísimas cosas", según ha dicho a todo "menos lo que estaba en el acuerdo de investidura" de Revilla, al que ha dicho que "mintió" cuando afirmó en el Pleno que "no negocia con tránsfugas".

La portavoz del PRC, Rosa Díaz, le ha replicado que Podemos "no se ha sentado a negociar sino que se sientan a jugar a gobernar ustedes" y que se han querido "cargar" el polígono de Las Excavadas de Torrelavega, lo que a su entender, demuestra que lo que pretenden es "poner palos en las ruedas".

De PP y Cs ha dicho que "no han querido negociar" con la "excusa" de que el presupuesto "ya estaba amarrado". Díaz ha dicho que el portavoz de Cs "ha pasado de ser el principal crítico de la política fiscal del PP, a ser el diputado 14 del PP", hasta el punto -ha dicho- de que sus enmiendas a la Ley de Acompañamiento son "idénticas a las del PP", y ha opinado que se escuda en la "disculpa del transfuguismo para ocultar sus carencias y su giro hacia la derecha".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha