eldiario.es

9

La australiana Slipstream anuncia una inversión de cuatro millones en tres años para buscar zinc en Cantabria

La compañía multinacional no ha realizado aún prospecciones que certifiquen la presencia del mineral, pero los técnicos señalan "indicios muy racionales" 

El proyecto de extracción de zinc en la comarca del Besaya es una de las grandes apuestas industriales del Gobierno para "generar actividad y empleo"

Rueda de prensa en el Gobierno de Cantabria con los responsables de Slipstream. | RAÚL LUCIO

Rueda de prensa en el Gobierno de Cantabria con los responsables de Slipstream. | RAÚL LUCIO

Los proyectos de extracción de zinc en la comarca del Besaya, que se ha convertido en una de las grandes apuestas industriales del Gobierno de Cantabria en esta recta final de la legislatura para "generar actividad y empleo", comienzan a materializarse sobre el terreno con el desembarco de las empresas adjudicatarias de los derechos para realizar prospecciones en el subsuelo en busca de mineral.

La última en anunciar sus intenciones ha sido la compañía australiana Slipstream, que tras reunirse con los responsables del Ejecutivo autonómico en Peña Herbosa han presentado en rueda de prensa una operación que incluye la inversión de cerca de cuatro millones de euros en los próximos tres años, con los que financiarán las tareas de exploración que deben confirmar la presencia de zinc en la zona.

En concreto, esta multinacional con sede en Madrid y que constituirá en los próximos días una filial radicada en Cantabria, es adjudicataria de los derechos de la mayor parte del área occidental de la mina de zinc del Besaya, unas cuadrículas que abarcan los municipios de Alfoz de Lloredo, Ruiloba, Udías, Cabezón de la Sal y Comillas.

A pesar de que aún no se han realizado prospecciones que certifiquen la presencia del mineral, los técnicos señalan "indicios muy racionales" y la empresa tiene "muy buenas expectativas" de hallar zinc suficiente para que la explotación sea rentable y pueda ponerse en marcha "cuanto antes".

Así lo han afirmado este martes el director de la compañía, Geoff Stewart, y el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, quienes han presentado en rueda de prensa algunos detalles del proyecto, que ya desde la fase de exploración "supondrá la creación de puestos de trabajo", aunque no se ha precisado el número.

Para ejecutar el proyecto, la firma australiana se ha asociado con la empresa local Hispanibal, que tiene autorizada la explotación del terreno colindante a las cuadrículas de Slipstream y con la que constituirá próximamente una filial con domicilio social en la comarca del Besaya, lo que significa "poner el ancla" en Cantabria.

Reunión en el Gobierno de Cantabria con los responsables de Slipstream. | RAÚL LUCIO

Reunión en la sede del Ejecutivo en Peña Herbosa. | RAÚL LUCIO

"Estamos encantados de venir a Cantabria", ha dicho el director de la compañía, que ha subrayado las "ventajas" que tiene a la comunidad autónoma, como las infraestructuras o las comunicaciones.

Revilla ha explicado que, a diferencia de Emérita Resources, la multinacional canadiense que resultó adjudicataria de buena parte de la investigación en la zona oriental y que ya parte de inicio con un estudio de la Escuela de Minas de Torrelavega que apunta a la existencia de 20 millones de toneladas de zinc en ese subsuelo, lo que maneja Slisptream son "indicios muy racionales" de que también van a encontrar abundante mineral tras las primeras catas superficiales realizadas.

El jefe del Ejecutivo ha confiado en que el proyecto de extracción minera promovido por su Gobierno en los aledaños de la antigua mina de Reocín permita poner fin a la tendencia de "declive industrial" de la zona del Besaya y ayude a recuperar una tradición minera "que está en el subconsciente de los cántabros", al tiempo que ha ofrecido "toda la colaboración" de la Administración autonómica para que los proyectos echen a andar cuanto antes.

Proyecto de legislatura

El anuncio de estas inversiones se enmarca dentro del proyecto impulsado por el bipartito para recuperar la minería del zinc en Cantabria, que tras una modificación de la Ley del Suelo vigente que limitaba mucho las posibilidades, cristalizó en un concurso para conceder permisos de investigación sobre el terreno del que resultaron adjudicatarias seis empresas y que establecía un periodo de un año para que pudieran hacer sondeos sobre el terreno y presentar sus proyectos de negocio.

Según ha informado el Gobierno, la empresa australiana Slipstream Resources, con más de 30 años de experiencia en el sector, ha resultado adjudicataria del permiso de investigación 'Buenahora', que afecta a 188 cuadrículas mineras ubicadas en la zona occidental de las minas de zinc del Besaya.

Otra de las empresas adjudicatarias, la canadiense Emerita Resources, a través de su filial Cantábrica del Zinc, S.L., presentó el pasado 1 de diciembre su proyecto de explotación minera, que anunció que conllevará una inversión de 600 millones de euros y la creación de entre 1.500 y 2.000 puestos de trabajo solo en la fase de construcción de la mina. A corto plazo, esta empresa invertirá 17 millones de euros y contratará a 40 personas para acometer el proyecto de investigación, que llevará a cabo en 2018.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha