eldiario.es

9

El Ayuntamiento de Donostia elabora una ordenanza para regular los locales de jóvenes

Desde el Ayuntamiento creen que esta ordenanza era una “necesidad real para los jóvenes”, ya que “el número de locales de ocio es cada vez más creciente y no todos ellos están en debidas condiciones”.

Los propietarios podrían asumir multas desde los 100 hasta los 9.000 euros y el cese o la inhabilitación del local hasta un año, dependiendo de la gravedad de la infracción.

El Ayuntamiento de San Sebastián ha elaborado una nueva ordenanza para regular los locales de jóvenes destinados a ocio, en la que se creará un censo con los locales que cumplan unos requisitos mínimos. El concejal de Urbanismo, Ricardo Burutarán, ha indicado que esta ordenanza era una “necesidad real para los jóvenes”, ya que “el número de locales de ocio es cada vez más creciente y no todos ellos están en debidas condiciones”.

En la ordenanza se especifica que los jóvenes “tienen derecho a reunirse, siempre y cuando se cumplan unas condiciones de seguridad, salubridad y bienestar adecuadas, para garantizar también el derecho de las comunidades de vecinos”. Por ello, se pretende regular la situación de estos locales que en la capital guipuzcoana “han estado en una especie de limbo”, asegura Burutarán. En este sentido, han fijado unas características y condiciones que deben cumplir y los propietarios tendrán que presentar la comunicación previa de actividad clasificada, lo que permitirá un registro municipal de locales de ocio juvenil. Asimismo, los que ya están funcionando tendrán, una vez aprobado el plan, un plazo de seis meses para que regularicen su situación presentando la preceptiva comunicación previa de actividad clasificada.

El consistorio intentó realizar un censo el pasado año en el que contabilizaron unos 100 locales alquilados por grupos de jóvenes de entre 15 y 30 años. En otros muchos municipios de Euskadi hace años que se han regularizado este tipo de lonjas o locales. Algunos jóvenes donostiarras, como es el caso de Mikel quien comparte local con su cuadrilla en el barrio de Gros, consideran que “ya era hora” de regularizar este tema, porque “si por lo menos la situación es más legal tendremos menos problemas con los vecinos”. Aunque cree que algunas condiciones que se plantean “son difíciles de cumplir”, como el acceso independiente al portal desde la vía pública, el alumbrado de emergencia o la ventilación.

Sanciones

En caso de incumplimiento de esta ordenanza el Ayuntamiento podrá sancionar tanto a usuarios como a propietarios. Así, los propietarios podrían asumir multas desde los 100 hasta los 9.000 euros y el cese o la inhabilitación del local hasta un año, dependiendo de la gravedad de la infracción. Burutarán apunta como ejemplo “si el dueño, sabiendo que el local no está en condiciones, decide alquilarlo y obtener lucro de ello, sería sancionado”. En la ordenanza también se establece la posibilidad de sustituir las sanciones económicas por trabajos voluntarios, en el caso de los jóvenes, que podrán ser sancionados por acciones como acumulación de basura o tener en ese espacio animales sin un responsable que se haga cargo.

La concejala de Juventud, Naiara Sampedro, ha señalado que ha sido “difícil” mantener contacto con los jóvenes que alquilan locales “sobre todo cuando se tratan cuestiones de leyes”. Así, desde el departamento de Juventud llevarán a cabo una campaña de información, sensibilización y orientación, que incluye la publicación de una guía digital donde se explicará todo lo relativo a la ordenanza. Además, los jóvenes podrán obtener información sobre los pasos que se tienen que dar para conseguir la licencia correspondiente, así como todo tipo de consejos.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha