eldiario.es

Menú

Un exjuez de Bilbao, principal adjudicatario del negocio de las empresas en quiebra

Edorta Etxarandio fue titular hasta 2008 de un juzgado de lo mercantil, los que eligen a los administradores concursales, y desde entonces se ha llevado 68 concursos. Es el sexto más beneficiado en España en un listado de más de 9.000 administradores.

El ex juez es además apoderado de Interconcursal, la empresa líder en España en la gestión de quiebras de empresas, con un total de 285 adjudicaciones entre 2012 y 2013.

- PUBLICIDAD -

Un exjuez de lo mercantil de Bilbao, Edorta Etxarandio, es uno de los principales adjudicatarios de las admninistraciones concursales en España, las que gestionan las empresas en quiebra y que reportan cuantiosos ingresos por esa labor. Etxarandio fue titular de un juzgado de lo mercantil hasta 2008, los órganos judiciales que precisamente eligen a los administradores de los concursos. Tras dejar su plaza, fichó por un importante bufete de abogados y se dedicó a esta tarea de gestionar empresas en crisis.

El ranking de administradores concursales, que se puede consultar por internet, señala que Etxarandio se llevó 68 concursos en cuatro años, en concreto entre  2009 y 2013. Aparece en el sexto lugar entre un listado de más de 9.000. Pero el exjuez es, además, apoderado de Interconcursal, la empresa líder en España en la gestión de quiebras de empresas, con un total de 285 entre 2012 y 2013.

La gestión de los concursos es un buen negocio: junto a una cantidad fija estipulada en la ley, se puede obtener un 50% de retribución adicional si así lo estima el juez y el adjudicatario también se lleva el 1% de los bienes que se recuperen de la  quiebra de la empresa. En Euskadi, las minutas pueden alcanzar los 100.000 euros en empresas con un patrimonio importante. En España, en el proceso de Martinsa Fadesa, el más grande de los últimos años, la retribución ha llegado a los cuatro millones de euros para los administradores concursales. El administrador concursal tiene un gran poder, ya que decide sobre cuestiones tan importantes, como las ventas y compras de la empresa en quiebra, la situación de los trabajadores o la responsabilidad de los hasta entonces gestores de la empresa.

Aunque la ley lo permite en determinados casos, en los últimos años se ha generalizado la designación directa de los administradores concursales. En Euskadi, con anterioridad se utilizaba sistemáticamente el sistema de turno, pero se ha cambiado ese modelo. Como ya informó eldiarionorte.es hace año y medio, dos de los cinco juzgados de lo mercantil que tramitaron los concursos  en Euskadi durante 20012 y 2013  han adjudicado de forma directa al menos un tercio de ellos.  En ese listado de adjudicaciones, que fue facilitado entonces por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, aparece la designación de dos concursos a dedo a Rafael Bilbao Sandoval, socio en la empresa Edorta Josu Herrera Rafael Bilbao Sandoval SC, dedicada a actividades jurídicas y con sede en Bilbao. El otro socio es Edorta Etxarandio (cambió de orden su apellido). La adjudicación fue adoptada por el juzgado de lo mercantil número 2 de Bilbao, en el que Etxerandio fue su titular hasta 2008 .

Polémica

Etxarandio fue censurado a finales de 2010 en el concurso de Viajes Marsan por esta empresa, donde era administrador concursal, por designar como auxiliar en el concurso a Antonia Magdaleno, una de las directivas del despacho Broseta por el que el ex juez fichó a finales de 2008. Esa relación profesional en el mismo despacho impedía, según establece la Ley concursal, dicho nombramiento. Cuando Etxarandio era juez de lo mercantil, designó en 2008 a Magdaleno administradora del caso de Construcciones Loizate y tres meses después, también formó parte del concurso de la constructora Urazca (una de las primeras quiebras importantes en Euskadi) por designación del entonces juez Edorta Etxarandio. A finales de ese año, fichó por el despacho de abogados de Antonia Magdaleno.

La relación de jueces con administradores concursales también ha sido objeto de polémica en los últimos años.  En Euskadi, seis empresas que se dedican a la gestión de la quiebra de empresas se llevaron 13 concursos entre 2012 y 2013 y luego invitaron a los jueces a congresos que patrocinaban. Los magistrados cobran un honorario por estos eventos y tienen todos los gastos pagados. Los congresos se celebran además en jornadas laborables.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha