eldiario.es

9

Crónica de la Marcha de las Pensiones (II)

Al desdoblar las carreteras para convertirlas en autovías, el acceso a muchos pueblos se complica, imposibilitando la circulación en bicicleta y andando. Es evidente que vias rápidas y trenes de alta velocidad, en vez de vertebrar el territorio lo desmembran, incidiendo en la problemática de los pueblos vaciados

Un momento de la marcha

Un momento de la marcha

El 1° de octubre, dedicado a las personas mayores, la Columna del Norte arranca de Burgos a las 8 de la mañana, mientras clarea el día. Será una jornada singular, con enseñanzas sobre el territorio que llevan a rememorar emotivas frases de Miguel Delibes: "Si el cielo de Castilla es tan alto, es porque lo levantaron los campesinos de tanto mirarlo". 

Etapa 9: Burgos - Valdorro 

Ha sido preciso ir a la policía a denunciar un intento de extorsión. En las redes sociales circulaba un número de cuenta para aportar fondos a la Marcha de las Pensiones. A través de la prensa se advierte de que ninguna de las dos columnas solicita ayudas económicas mediante cuenta bancaria, aunque sí se admiten aportaciones en especie que vienen del comercio local o a través de las propias asociaciones de pensionistas. Por este cauce llega cecina de León, quesadas de Cantabria, fabes y sidrina de Asturias. 

Cruzando el Arlazón y atravesando el núcleo urbano de Burgos, se topa con la vía rápida que sustituye a la antigua carretera general. Sin escolta de seguridad, no queda otra opcion que utilizar un hueco de la valla para acceder a la autovía e ir cruzando calzadas en busca de la dirección Madrid. 

Por la vía de servicio se enlaza con una ruta secundaria que lleva a Sarracín. Como sigue sin haber carretera la única posibilidad es utilizar pistas agrícolas. Supone una experiencia curiosa avanzar por terreno de labranza y entre bosquetes de encinas con banderas reivindicativas. 

Prosiguiendo campo a través, se enlaza con la carretera de acceso a Valdorro. No habiendo ahí posibilidad de alojarse, se utilizan los vehículos de apoyo para ir a Lerma. El frontón municipal, cedido por el ayuntamiento, se convierte en dormitorio colectivo para pernoctar dos noches. 

Concluida la etapa, se graba un video solidario para enviar al barrio de La Camocha de Gijón, donde se intenta desahuciar a 37 familias obreras. 

Etapa 10: Valdorro - Lerma 

La jornada del miércoles 2 comienza con el viaje de vuelta a Valdorro, a fin de reanudar la caminata donde se había dejado. Será otro tramo que discurre por pistas parcelarias al borde de la autovía. Cada día más vehículos, sobre todo camiones, utilizan el claxon para saludar, alarmando a conejos y liebres que corretean por los campos. 

A media mañana se integra en la marcha un grupo procedente de León y Palencia. Llega además en autobús gente de Cantabria y Bizkaia. Pertenecen a AMA, Asociación de Maltratados por la Administración. La columna supera entonces el centenar de personas. Al entrar en Lerma se cruza el puente medieval sobre el Arlanza, recorriendo el casco antiguo en manifestacion hasta concluir la etapa en la Casa Consistorial. 

Esa tarde el alcalde ofrece al grupo de marchistas una visita guiada por la zona monumental de la ciudad, incluyendo el parador de turismo. En el mirador que se asoma a la vega hay versos de José Zorrilla: "¡Río Arlanza, Río Arlanza, que el florido campo pules, derramándote en holganza, tan frágil es mi esperanza, como tus ondas azules!" 

Lerma representa la mitad del recorrido, unos 220 km. En adelante en vez de sumar habrá que descontar los que faltan hasta el km 0 de la Puerta del Sol. 

Etapa 11: Lerma - Bahebón de Esgueva 

Madrugada fría, cinco grados. Pronto calentará el sol, pero toca abrigarse. Dentro del frontón bastaba el calor humano. Hoy el grupo se amplía con seis cántabros. Además de aportar compañía refuerzan la despensa con quesadas. 

El recorrido será similar al de días anteriores, va enlazando pistas de parcelaria a uno y otro lado de la autovía. No siempre es evidente la ruta a seguir, a veces hay que inspeccionar el entorno para no errar el rumbo. El terreno es ondulado, una sucesión de colinas, mientras se va perdiendo de vista la Sierra de la Demanda y hacia el mediodía comienza a perfilarse el Guadarrama. 

Estando cerca del lugar de destino, llega por la pista un todoterreno. La conductora es la alcaldesa de Bahebón de Esgueva. A la entrada del pueblo se despliega la pancarta, coreando las consignas de rigor hasta llegar al ayuntamiento. La alcaldesa invita a refrescos en el bar, acudiendo después con las y los marchantes a comer en un restaurante de carretera. 

Bahebón de Esgueva no llega a 100 habitantes, carece de local adecuado para alojarse. Las furgonetas de apoyo trasladan al grupo hasta el albergue de juventud de Aranda de Duero, cerrado al público por obras. Es un lugar cómodo para descansar durmiendo en cama. 

Etapa 12: Bahebón - Aranda de Duero 

Al día siguiente se vuelve a retomar la marcha en Bahebón de Esgueva. Las mujeres del pueblo han pre‐ parado un desayuno colectivo en el local social. Antes de empezar a caminar llega la Benemérita y da ins‐ trucciones respecto a la ruta a seguir. Al salir se unen al grupo la alcaldesa y Natividad, jubilada de 86 años, con pensión contributiva. Trabajó en artes gráficas. Formará parte de la marcha hasta el siguiente pueblo. 

A media mañana se hace un alto en el camino para grabar un video de apoyo a los trabajadores del metal de Bizkaia. Desde hace años los empresarios se niegan a renovar el convenio del sector. Llevan 10 jornadas de huelga, convocada conjuntamente por todos los sindicatos. 

Toca combinar, como en las jornadas previas, tramos de la N-1 y pistas para tractores. En esta ocasión ameniza la caminata un equipo de ETB 1 que incluye a la bertsolari Onintza Enbeita. También, al igual que otras veces, a la entrada de Aranda hay gente esperando. Se saca la pancarta, yendo en manifestación hasta el Ayuntamiento. La alcaldesa valora el esfuerzo y la justeza de la causa en defensa de las pensiones públicas. 

Una semana después de cruzar el Ebro toca atravesar el Duero, que viene de Soria con versos de Machado: "Y otra vez roca a roca, pedregales desnudos y pelados serrijones, la tierra de las águilas caudales, malezas y jarales, hierbas monteses, zarzas y cambrones". 

La comida tiene lugar en el Hogar del Jubilado, corriendo los gastos a cargo de dos partidos de izquierda. Por la tarde se celebra una charla con tres ponentes de la marcha en los locales de la asociación vecinal Allendeduero. 

Transformación del territorio 

Al desdoblar las carreteras para convertirlas en autovías, el acceso a muchos pueblos se complica, imposibilitando la circulación en bicicleta y andando. Es evidente que vias rápidas y trenes de alta velocidad, en vez de vertebrar el territorio lo desmembran, incidiendo en la problemática de los pueblos vaciados. 

En la comarca de Aranda de Duero se reclama la reapertura del ferrocarril que unía Bilbao con Madrid. Está en servicio entre el Puerto de Santurtzi y Aranda para transportar bobinas de acero, no viajeros. Los servicios sanitarios son insuficientes, pasa como con las pensiones, lo quieren privatizar. La despoblación se intensifica con las carencias en telecomunicaciones: telefonía móvil e internet. Aldeas donde solo quedan personas mayores, que sobreviven con una modesta pensión de agricultores, están condenadas a desaparecer. 

Aranda de Duero, 5 de octubre de 2019

*Luis Alejoses sociólogo, participa en la Marcha de las Pensiones 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha