eldiario.es

9

“Informar solo de los peligros de las redes sociales puede generar el efecto contrario”

La sexóloga Ane Ortiz Ballesteros hace hincapié en que las redes sociales “no son buenas ni malas”, tan solo se deben conocer las herramientas y configurarlas adecuadamente para garantizar la privacidad.

“Se incide siempre en lo peligroso que son para los jóvenes”, pero son estos los que tienen “mayor formación y destreza” de estas herramientas. Por ello, los adultos también deben “tomar conciencia de las virtudes y peligros”.

Los ingresos de Facebook aumentan un 39 por ciento en el segundo trimestre

Las redes sociales tienen efectos positivos, pero también negativos.

Ya es un hecho: las nuevas tecnologías forman parte de la manera de comunicarnos, ha modificado la forma de relacionarnos. Y ello conlleva unas consecuencias en todos los ámbitos. La sexóloga Ane Ortiz Ballestereos incide en la importancia de positivizar las redes sociales y las aplicaciones móviles. “No son ni buenas ni malas, depende del uso que hagamos”. Lo importante, recalca, es tener criterios de protección, conocer qué herramientas podemos configurar para garantizar la privacidad y “controlarlas a nuestro gusto, que no ejerzan control sobre nosotros para que su uso no se ‘escape de las manos’”.

Uno de los aspectos que más preocupa a la ciudadanía, asegura la experta, es el ‘sexting’ -el envío de contenidos eróticos o pornográficos por medio de teléfonos móviles-. Los padres, comenta, muestran especial preocupación por el uso que pudieran hacer sus hijos, pero "son los adultos los que menos formación tienen en este sentido". La profesional cree que “incidir solo en los efectos negativos puede producir el efecto contrario”. Lo importante, en estos casos, es facilitar pautas para evitar peligros y dar importancia a todo positivo que puedan proporcionar. Como prevención es estos casos, Ortiz Ballesteros recomienda que en las fotografías no aparezcan tatuajes, marcas de nacimiento o la cara. Como lado positivo, la posibilidad de avivar y potenciar las relaciones, entre otras.

Pero igual de importante es ser conscientes de dichos riesgos y virtudes como "educar a los agentes que actúan". Es decir, “hacerse una foto en actitud erótica y mandarla no tiene nada de malo”, el peligro está, asegura Ballesteros, “en la educación de la persona que recibe el material”. Por tanto, la educación del entorno en estos aspectos "es fundamental e imprescindible". Además, es delito reenviar una fotografía privada. "Pero no se trata solo de cuestión de legalidad, es una cuestión de responsabilidad de todos. Es ilegal, pero debería hacerse por cuestión de ética", asegura la sexóloga.

“Las relaciones amorosas ‘online’ tienen los mismos efectos en el cerebro que las ‘offline’”

Así como para comunicarnos o para otros usos, las nuevas tecnologías también juegan un papel muy importante en las relaciones amorosas: "tendemos a restarle importancia a las relaciones que se establecen en las redes", pero químicamente se dan las mismas reacciones en el cerebro que cuando estás enamorada 'offline'. Es más, "las sensaciones se amplifican, el estar a través de una pantalla el cerebro se estimula", asegura la profesional. Además, este tipo de relaciones “posibilita las relaciones entre personas que tienen dificultades para relacionarse cara a cara”.

La experta hace un repaso de la relevancia que las redes sociales están tomando en la vida de las personas y asegura que "aún queda mucho por aprender". Cree que estas herramientas "se han puesto a nuestra disposición sin estar formados" y recalca la "falta de formación" que existe en torno a este ámbito. A partir de ahora, el objetivo que se marcan es "quitar el miedo a las redes y ser positivos". Lo importante, asegura, es "saber utilizarlas y aprender a sacarles todo el partido".

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha