eldiario.es

Menú

El Departamento vasco de Seguridad reparará el radar de la A-625 como medida preventiva y disuasoria

El Gobierno vasco y la Diputación Foral de Álava analizan las causas de la accidentalidad en la A-625

- PUBLICIDAD -

La Dirección de Tráfico del Gobierno vasco va a reparar "lo antes posible" el radar de la A-625, calcinado en 2011 como consecuencia de actos vandálicos. Con la medida se pretende que los conductores imprudentes no excedan los límites de velocidad en esa vía, según ha informado el Departamento vasco de Seguridad.

Representantes del Departamento de Seguridad del Gobierno vasco y de la Diputación Foral de Álava se han reunido a primera hora de esta tarde para analizar las causas de los accidentes mortales ocurridos en la A-625.

En la reunión interinstitucional, realizada a petición de la Dirección de Tráfico, han participado el viceconsejero de Seguridad, Josu Zubiaga, la diputada de Obras Públicas y Transportes, Alicia Ruiz de Infante, la directora de Tráfico de Gobierno vasco, Garbiñe Sáez Molinuevo, y el director de Obras Públicas y Transportes de la Diputación alavesa, Juan Ramírez, además del personal técnico que ha elaborado el informe.

En el transcurso de la reunión, se ha dado a conocer los datos generales de accidentalidad de los que se desprende que, durante el periodo 2005-2011, los accidentes en las carreteras vascas se han reducido casi a la mitad, circunstancia que también se produce en la carretera A-625.

El informe técnico se ha basado en mediciones de velocidad, datos estadísticos, informes de atestados y croquis de los accidentes mortales, y el registro, -mediante recorrido repetido de la carretera-, de la singularidad de cada punto kilométrico y las señales de limitación de velocidad existentes en la misma.

Se han diferenciado para el análisis tres tramos con características diversas, en los que los límites de velocidad son por tanto diferentes. Del estudio de los datos se concluye que, en general, se respetan los límites de velocidad en toda la zona.

Una vez analizadas las causas de los siniestros, y los factores concurrentes y teniendo en cuenta los criterios del triángulo de seguridad (vehículo, vía y factor humano), cada una de las instituciones atendiendo a sus competencias ha propuesto medidas destinadas a mejorar la seguridad vial de la A-625.

Analizados los últimos accidentes ocurridos en la A-625, se deduce que el radar ubicado en el p.k 635.91 no hubiera podido evitar los siniestros.

No obstante, como medida preventiva y disuasoria, la Dirección de Tráfico del Gobierno vasco va a reparar "lo antes posible" el dispositivo de control de velocidad calcinado en 2011 como consecuencia de actos vandálicos. Con la medida se pretende que los conductores imprudentes no excedan los límites de velocidad en esa vía.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha