eldiario.es

9

“Eroski y Fagor han secuestrado mis ahorros”

Ya son más de 40.000 los afectados por las aportaciones financieras subordinadas de Eroski y Fagor.

Se trata de una deuda perpetua en la que hay colocados 845 millones de euros.

“Sólo entienden un camino: el boicot activo a sus productos”, apela el presidente de la asociación de afectados.

30 Comentarios

Subordinadas Laboral

Concentración de afectados por las subordinadas frente a la Caja Laboral, en Vitoria.

“Lo único que queremos es que nos devuelvan el dinero y les dejamos en paz”. Así se expresa, Ricardo González de Durana, presidente de la Asociación de Afectados por las aportaciones a Eroski-Fagor, mientras da vueltas nervioso durante la concentración frente a la sede central de la Caja Laboral en Vitoria. Todos los jueves se reúnen un centenar de personas para reclamar a esta entidad que les devuelva su dinero, el que invirtieron en aportaciones financieras subordinadas de Eroski y Fagor. Un dinero que ahora permanece cautivo. La Caja Laboral es una de las entidades financieras que comercializó este producto.

Son cerca de 40.000 las personas afectadas por esta deuda perpetua, en la que hay colocados 845 millones de euros, la mayoría en Eroski. Aunque ya hay una sentencia contra la Caja Laboral, no se respira mucha confianza entre los concentrados sobre el desenlace final. “Esto es un robo masivo perpetrado por Mondragón Corporación contra la población en general. Y sólo entiende un camino: el boicot activo. Nos podemos enredar todo lo que queramos con los jueces, pero esto sólo se arreglará el día que le creemos al grupo Mondragón un verdadero problema”, enfatiza González de Durana.

Pero mientras llega una solución, las situaciones dramáticas empiezan a aflorar. Es el caso de Rosana Eguiluz, a quien el agua empieza a llegarle al cuello. “Todo lo que estoy viviendo me parece una pesadilla. Toda mi vida dejando mi dinero en la Caja Laboral y al final me quedo sin nada. Eroski y Fagor han secuestrado mis ahorros y ahora me las veo mal para hacer frente a los gastos habituales. Necesito mi dinero, quiero mi dinero”.

De momento, una parte de los afectados se ha adherido al boicot activo a los productos de Eroski, Fagor y Caja Laboral. “Nos dirigimos con un escrito al responsable del supermercado de Eroski donde antes comprábamos y le indicamos que no vamos a volver por lo ocurrido con la Caja Laboral y sus subordinadas”, resume el presidente de la asociación.  

“Los criados de los banqueros”

De los políticos tampoco esperan nada. “Son los criados de los banqueros. ¿Qué puedes esperar de ellos? Nos recibieron en Parlamento, pero acto seguido nos quisieron confundir al llevarnos a Kontsumobide (un organismo dependiente del Gobierno vasco, dedicado a la mediación) para alargar más todo”.

Algo de eso sabe Lorenzo Latorre, que ya lleva más de tres años intentando recuperar un dinero que cada vez ve más lejano. “La Caja Laboral me ofreció un depósito a cinco años con un buen rendimiento. Y me dijeron que sí tenía necesidad del dinero me lo devolvían. Nadie me habló en ningún momento de que fuera deuda perpetua. En ese caso, jamás hubiera hecho la inversión”.

“Todo esto”, apuntala Patxi Urteaga, otro afectado, es una “estafa piramidal”. “Yo solo pedí a la Caja Laboral que el depósito fuera garantizado, es decir, que lo pudiera sacar cuando lo necesitase”. Según Urteaga, ha perdido un 70% del total que tenía.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha