eldiario.es

9

Etxaide (LAB) dice que no ayuda a la unidad con ELA que "firme en la empresa lo que es imposible firmar en el sectorial"

Afirma que Confebask ha decidido ser "la garantía" para bajar salarios y ve conflictividad si se firma "en minoría" con la patronal

Etxaide (LAB) dice que no ayuda a la unidad con ELA que "firme en la empresa lo que es imposible firmar en el sectorial"

La secretaria general de LAB, Ainhoa Etxaide, ha afirmado que sería "deseable" la unidad de acción con ELA, pero no lo ve "factible" por la diferencia de estrategias sindicales y ha añadido que "no ayuda" el hecho de que el sindicato de Adolfo Muñoz "firme en la empresa lo que es imposible firmar en el ámbito sectorial" o el hecho de "no priorizar la defensa del empleo, cuando se negocia un convenio". Asimismo, ha denunciado que Confebask ha decidido ser la "garantía" de que "también aquí caen los salarios, aumenta la jornada y se neutralizan las ventajas sociales".

En una entrevista a Europa Press, Etxaide ha indicado que LAB tiene "muy claro" el diagnóstico sobre la negociación colectiva, que, a su juicio, está "totalmente bloqueada" porque las patronales vascas quieren "utilizar los convenios para deshacer lo construido durante décadas en materia de relaciones laborales, tanto en condiciones laborales como en mejoras sociales, y no encuentran mayoría sindical suficiente para ello".

En todo caso, ha señalado que el "bloqueo" que vive la negociación colectiva y las "dificultades" de la misma para que sea un instrumento de "reparto de la riqueza y de mejora" de las condiciones laborales, es anterior a la crisis, si bien, como consecuencia de esa coyuntura, la patronal "ve la gran oportunidad" de avanzar "definitivamente en su objetivo". Etxaide ha añadido que las "sucesivas" reformas le otorgan "todas las ventajas y condiciones posibles para hacerlo".

"La cuestión es que hoy tienen más poder e instrumentos a su favor, han generado una realidad de paro y precariedad que aumenta su poder, pero siguen teniendo el mismo problema: no tienen mayoría sindical que garantice el camino a sus pretensiones", ha añadido.

Etxaide ha señalado que la situación es "más que preocupante", pero ha asegurado que habrá "futuro para la negociación colectiva" mientras "exista y crezca" el número de trabajadores que "no renuncian a la negociación colectiva como instrumento para mejorar las condiciones laborales, y que "reivindican y luchan para que la negociación colectiva se regule en nuestro ámbito". También considera importante que los trabajadores sean capaces de responder, "de forma colectiva" a los recortes salariales, al aumento y flexibilización de la jornada y a la desregularización que permite "a la patronal hacer y deshacer unilateralmente".

La dirigente de LAB ha indicado también que, a la vista de las declaraciones realizadas desde CC.OO., Confebask y Cebek, todo apunta a que hay "conversaciones entre algunos sindicatos" y la patronal para buscar "una salida al bloqueo actual". "Si eso es así, estamos hablando de desbloquear la negociación colectiva firmando convenios en minoría a la medida de la patronal", ha añadido.

En su opinión, si estuvieran abordando la posibilidad de avanzar hacia convenios "blindados" ante la reforma, con subidas salariales referenciadas al IPC, no cree que estarían "hablando con tanto misterio" y dando "por descartado que el posible acuerdo no va a contar con el aval de una gran mayoría de los trabajadores".

"EXTREMA GRAVEDAD"

"Es de extrema gravedad firmar en minoría con la patronal regalándole esa paz social que tanto necesita, en este contexto donde las leyes le dan prácticamente un poder absoluto. Un acuerdo para avalar lo que la patronal está haciendo va a ser un fracaso. No servirá para reducir la conflictividad, y sobre todo, será perjudicial para los trabajadores. Basta con mirar a Nafarroa, donde los salarios han caído el doble que en la CAV con los convenios firmados en esos términos", ha advertido.

A su juicio, Confebask está apostando por una "desregularización" que permita a la patronal "reformar el mercado laboral a su medida y controlando en todo momento lo que tiene que pasar en temas como salarios, jornada, y valor de los acuerdos colectivos".

Etxaide ha asegurado que la patronal vasca ha decidido "ser la garantía de que también aquí caen los salarios, aumenta la jornada y se neutralizan ventajas sociales".

"Y para esto hay que liquidar los convenios que han sido determinantes, hay que poner el marcador a cero, teniendo que volver a negociarlos en los parámetros que ha impuesto la reforma laboral y sobre una realidad de paro, precariedad, desprotección y indefensión de los trabajadores", ha añadido.

"CATÁSTROFE"

La secretaria general de LAB ha advertido de que el resultado va a ser "una catástrofe en cuanto a derechos laborales y condiciones de vida". "El resultado de esta apuesta de la patronal, que el Gobierno vasco apoya sin fisuras, va a ser una catástrofe en condiciones laborales y de vida", ha apuntado.

En este sentido, ha indicado que, "se puede discutir -incluso criticar- sobre la eficacia de la estrategia de ELA para condicionar las pretensiones de Confebask", pero ha precisado que "no es responsable de la apuesta patronal de desregular totalmente las relaciones laborales, imponiendo un modelo antidemocrático, que no frena la destrucción de empleo y que empeora el poder adquisitivo y las condiciones laborales de la clase trabajadora, en beneficio de unos pocos".

En relación a ELA y las posibilidades de unidad de acción entre ambos sindicatos en la negociación colectiva, ha señalado que, aunque fuera "deseable", no cree que sea "factible en estos momentos, vistas las posiciones sindicales".

Etxaide ha asegurado que es "sabido" que tienen estrategias sindicales "diferentes", ya que LAB apuesta por todos los ámbitos de negociación y por unos "contenidos mínimos que deben de respetar esos convenios" tanto en el ámbito sectorial como en el de empresa, mientras que ELA, aunque "teóricamente defiende todos los convenios, en la práctica apuesta por el ámbito de empresa".

"No ayuda la relativización que ELA hace de algunas reivindicaciones cuando se llega a la empresa. Firmar en la empresa lo que es imposible firmar en el ámbito sectorial o no priorizar la defensa del empleo cuando se negocia un convenio, son obstáculos con los que nos encontramos más veces de lo que quisiéramos", ha añadido.

La secretaria general de LAB cree que estamos ante un problema "político" y, por tanto, es hora de abordar "un debate sobre el nuevo modelo de relaciones laborales, un nuevo modelo que no se puede construir limitándonos al ámbito empresa".

En su opinión, los desacuerdos a la hora de alcanzar un acuerdo de negociación colectiva "global" no deberían ser "un obstáculo que impida llegar a acuerdos locales y parciales", porque, según Etxaide, la posibilidad de "condicionar" a la patronal está en este tipo de acuerdos, "en muchos casos". "Apostamos por acumular el máximo de fuerza posible en la negociación de convenios, tanto de empresa como de sector y también en los conflictos laborales", ha apuntado.

En relación a los mensajes del Gobierno vasco sobre la posibilidad de convocar una mesa de diálogo social, ha asegurado que sería "lamentable" que el lehendakari, Iñigo Urkullu, y el PNV "se sumaran al fracaso de la mesa de Patxi López, pero tampoco sería la gran sorpresa".

"CC.OO. y UGT siempre han dicho que están dispuestos. La patronal no tiene ningún problema con que se abran mesas de diálogo porque sabe que sus políticas nunca peligran, y lo que hace el PNV es mero seguidismo de lo que se hace en Madrid. Teniendo en cuenta que allí ya se habla de reconstruir el diálogo social, el guión dicta que se camine aquí en esa dirección", ha concluido.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha