eldiario.es

9

La Blanca 2017

Fuertes medidas de seguridad... y huelga encubierta en la Policía Local en plenas fiestas

La alerta yihadista motiva la presencia de uniformados con chalecos antibalas y armas largas en la bajada de Celedón, en la que por primera vez ha habido controles de acceso que han sido de distinta intensidad

Registros en uno de los controles de acceso a Celedón

Registros en uno de los controles de acceso a Celedón I.R.

Alrededor de un centenar de agentes de la Policía Local de Vitoria y de la Ertzaintza han blindado el perímetro que rodeaba a la plaza de la Virgen Blanca durante la bajada de Celedón con motivo de la alerta terrorista de nivel 4 sobre 5 vigente en España desde junio de 2015. Aunque formalmente se había presentado exclusivamente como un plan para evitar el acceso con vidrios a la zona, la realidad es que se han desplegado uniformados con chalecos antibalas y armas largas. Un alto responsable del operativo ha confirmado que el dispositivo ha salido bien a pesar de un contratiempo de última hora: una huelga encubierta de una treintena de funcionarios municipales que se han negado a reforzar el turno de tarde de este viernes, como se les había planteado.

Los controles policiales, que han sido diez y en los que ha visto furgonetas antidisturbios, vehículos blindados y equipos de Intervención por parte de la Ertzaintza y patrullas de Seguridad Ciudadana por parte municipal, se han iniciado a las 15.00 horas y los funcionarios se han mostrado celosos de que se tomaran fotografías, llegando incluso a solicitar la identificación de quienes lo hacían. La intensidad de los registros ha sido distinta en función de las calles. En algunos puntos la entrada era rápida y fluida y en otros los agentes revisaban una a una bolsas y mochilas y practicaban algunos cacheos. 

Se da la circunstancia de que, instigados por el sindicato Sipla, una treintena de agentes de la Policía Local de Vitoria no han acudido ante la solicitud de refuerzos planteada por la jefatura dentro del plan conjunto coordinado con la Ertzaintza. Un funcionario desplegado en la zona de la Virgen Blanca ha reconocido que se ha tenido que movilizar a personal que habitualmente realiza funciones administrativas en la base para completar el trabajo. Otro compañero ha lamentado que se haya adoptado una medida de presión semejante en un momento tan crítico como el 4 de agosto, con una cantidad de personas equivalente al 33% de la población en un entorno tan pequeño.

Responsables municipales, preguntados por eldiarionorte.es, han reconocido el plante, del que tuvieron conocimiento en una reunión celebrada hace unos días, pero han rechazado que haya lastrado la operatividad del plan de seguridad de las fiestas. De hecho, han apuntado que otros agentes que no habían sido convocados se han presentado a trabajar (una decena). Sobre la posibilidad de que estos rebeldes sean expedientados, desde el área de Seguridad del Ayuntamiento han explicado que no contemplan medidas disciplinarias. 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha