eldiario.es

9

Gipuzkoa, donde PNV y PSE-EE sólo piensan en repetir su coalición

Tanto en las Juntas Generales como en la capital, parece que el PNV gana peso frente al socio minoritario, pero la relación está engrasada salvo el "lunar" de Irún

Ortuzar alerta de la "impostura" del "viaje a la moderación" de EH Bildu

Goia y Olano, con Urkullu y Ortuzar en un mitin EFE

Si hay una certidumbre en las elecciones forales de Gipuzkoa es que los dos partidos que han gobernado en coalición en los cuatro últimos años, PNV y PSE-EE, apuestan por repetir fórmula. "Si se repiten las circunstancias de hace cuatro años, nosotros apostamos por reeditar la coalición", ha manifestado el candidato nacionalista, Markel Olano, a 'El Diario Vasco', donde llega a sugerir que no hay acuerdo posible con EH Bildu o Elkarrekin Podemos. En la misma línea, en este periódico, el cabeza de lista socialista, Denist Itxaso, manifestó que "no hay razón para no repetir" la coalición. Las tensiones sobre el proceso independentista catalán, mirado con simpatía por Olano y el PNV guipuzcoano, el más soberanista, parecen aparcadas. También parecen parte de la escenificación algunas frases mitineras como la pronunciada por Itxaso hace unos días, cuando aseguró que "a Olano le queda grande la chaqueta de diputado general". 

La clave es, por lo tanto, que los números cuadren y que la suma de PNV y PSE-EE supere los 26 de los 51 escaños de las Juntas Generales que marcan la línea de la mayoría absoluta. Las estimaciones electorales publicadas por eldiarionorte.es indican que sí es posible que se dé ese escenario, aunque con el matiz de que el peso de ambos socios cambiaría, ya que el PNV absorbería parte de la fuerza del socio minoritario. 

Enfrente, EH Bildu -que perdió el poder en 2015- parece ir al alza con el exalcalde de Donostia, Juan Karlos Izagirre, como candidato. Izagirre ha ironizado en la campaña que "da igual" elegir la papeleta del PNV o la del PSE-EE y que la única alternativa real es la de la coalición abertzale. Elkarrekin Podemos, por su parte, apela en genérico a mayorías progresistas de cambio. ¿Si dieran los números apoyaría a Izagirre para desbancar a Olano e Itxaso? Será una de las incógnitas que queden para los días siguientes al escrutinio. 

Donostia: mismo escenario y el factor Sémper

En la capital, Donostia, el escenario es el mismo. Con el matiz de que el PSE-EE tiene mucho mayor peso político en la coalición, aun siendo también el socio pequeño. Las estimaciones, nuevamente, apuntan a una posible reedición de la mayoría absoluta y de la dupla Eneko Goia-Ernesto Gasco y también a que el PNV crecería a costa de los socialistas. La apuesta de EH Bildu es Reyes Carrere y Podemos se presenta por vez primera a unas municipales donostiarras en coalición con IU y Equo, que ya lograron dos ediles en solitario hace cuatro años. 

Al contrario del papel secundario del PP en la política foral -un escaño y sin opciones de crecer-, en Donostia, al menos de cara a los medios de comunicación, el candidato Borja Sémper ha tenido un importante protagonismo con una campaña alejada de las siglas y con actos políticos originales. La estrategia diferenciada, sin embargo, no parece garantizarle que escapará de la tendencia a la baja de la marca, aunque él confía en darle la vuelta al pesimismo. "Entiendo lo que dicen las encuestas, pero no se corresponden con la percepción que tengo en la calle. Y soy consciente de que la percepción puede estar influida por mi sesgo o por mi voluntad de percibir otra cosa. No me engaño. Llevo un tiempo en política como para saber que uno de los grandes males que aquejan al político es el autoengaño. Pero lo que estamos haciendo aquí en San Sebastián es una campaña honesta, una campaña transparente, una campaña centrada en exclusiva en San Sebastián", declaró en la entrevista con este periódico.

Izagirre (EH Bildu) apuesta por "mejorar" Gipuzkoa frente a la "negación de derechos nacionales y los recortes"

Juan Karlos Izagirre

En el resto del territorio cobra especial interés la batalla de Irún, ciudad fronteriza y feudo histórico del PSE-EE. Allí, la relación entre los socialistas y el PNV saltó por las aires en mitad de la legislatura y Xabier Iridoy acabó fuera del equipo del alcalde, José Antonio Santano. "Irún ha sido un lunar en Gipuzkoa", reconocen los nacionalistas. En la cercana Hondarribia, por su parte, la incógnita es si el PNV podrá revalidar la mayoría absoluta, con la que bloqueó una comisión de investigación entorno a las contrataciones consideradas irregulares por la interventora municipal a la empresa de un dirigente 'jeltzale', Montai.

Salvo en los feudos socialistas -Eibar, Lasarte y las ansiadas Andoain y Rentería- el resto del mapa electoral estará teñido de verde. La duda es si será el PNV o EH Bildu el que logre imponerse. En palabras de Arnaldo Otegi, solamente hay dos platos en el menú, uno "conservador" y otro "progresista". "Los demás son guarnición", apostilló. En 2015, los 'jeltzales' se abrieron paso tras la legislatura en que la izquierda abertzale acaparó gran parte del poder local. El efecto de su política de basuras fue entonces determinante, por ejemplo en Arrasate-Mondragón. Ahora la Diputación presenta como uno de sis hitos de legislatura la puesta en marcha de la debatida incineradora, para cuya promoción en medios de comunicación se han destinado importantes fondos públicos.

 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha