eldiario.es

9

Lanbide inicia sus tres días de huelga con cifras récord de perceptores de RGI

En febrero han aumentado hasta 63.500 las familias que reciben la Renta de Garantía de Ingresos, según cálculos de los sindicatos.

Los trabajadores denuncian el intento por parte de la dirección de boicotear sus movilizaciones al anular las citas de los usuarios coincidentes con los días de la convocatoria de huelga.

Trabajadores de Lanbide recorren Vitoria en la primera jornada de los tres días consecutivos de huelga.

Trabajadores de Lanbide recorren Vitoria en la primera jornada de los tres días consecutivos de huelga.

Los trabajadores de Lanbide salen de nuevo a las calles en defensa de sus puestos de trabajo. En esta ocasión han convocado tres días consecutivos de huelga, la del viernes 28 de febrero y la del lunes 3 y el martes 4 de marzo. Sólo en Bizkaia la convocatoria de hoy viernes la secundada el 75% de la plantilla a la espera de recibir los datos de Álava y Gipuzkoa. Las oficinas del Servicio funcionan a medio gas justo cuando Lanbide acaba de batir el récord en el número de perceptores de RGI, que alcanza a 63.500 familias según datos manejados por los sindicatos. "Lanbide es más necesario que nunca. Es un servicio que está desbordado. Y ante esto pretenden implantar por imposición un modelo totalmente perjudicial. Llevamos más de cuatro meses de movilizaciones no solo por las condiciones laborales y los puestos de trabajado sino porque lo que está en juego es el servicio público. Quieren imponer unos recortes y privatizaciones y no están dispuestos a negociar. No negocian con los sindicatos ni escuchan a los trabajadores que tenemos un contacto directo con la realidad que atendemos", explica Lander García, trabajador de Lanbide y militante del sindicato LAB.

Del último encuentro mantenido con los representantes de la dirección el pasado día 20 de febrero se levantaron de la mesa los cuatro sindicatos con representación en ese órgano ante la negativa del ejecutivo de retirar la actuaa propuesta de RPT, que podría suponer la desaparición de 200 puestos de trabajos, e iniciar un proceso negociador sobre esa reordenación interna "Con posterioridad les hemos vuelto a instar a que hagan algún gesto para iniciar la negociación desde cero pero no lo ha habido respuesta. No ha habido movimientos por su parte desde entonces", lamenta Ramón Uriarte de ELA.

Amenazas por no retirar los carteles reivindicativos

Los trabajadores denuncian también amenazas de apertura de expedientes disciplinarios por parte de la dirección por la negativa de los empleados a retirar de las oficinas los carteles reivindicativos. Los afectados hablan también de  intentos de boicotear sus movilizaciones. "Anulan las citas de los usuarios coincidentes con los días de la convocatoria de huelga. Quieren que nuestras movilizaciones tengan una influencia mínima. Hemos detectado una serie de maniobras para ocultar tanto a los usuarios como a la sociedad que trascienda el problema de fondo, una imposición de un modelo totalmente desaconsejables para todos", relata Lander García.

El departamento de Empleo que se enfrenta desde hace meses a movilizaciones continuas de los trabajadores de Lanbide y secundadas por una amplia mayoría de la plantilla en defensa de esos 200 puestos que temen perdidos. Los empleados también denuncian que la dirección del ente autónomo quiere reducir el salario en un 20% a más de un tercio de la plantilla y aumentar la jornada laboral de 35 a 37 horas y media.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha