eldiario.es

Menú

López: "Ni la Europa machista de Cañete, ni la racista del alcalde de Sestao"

El líder de los socialistas vascos clama contra la "derecha que nos está llevando hacia la pobreza y la desigualdad".

Madina llama a "dar el domingo un susto a la derecha" y empezar "con un ciclo de cambio histórico" en Europa y en España.

La candidata Eider Gardiazabal carga contra "los seis años de crisis y de fracasos de la derecha. Han dinamitado el Estado del bienestar".

- PUBLICIDAD -
Gardiazabal, Madina, López, Pastor y el alcalde de Barakaldo, Alfonso García.

Gardiazabal, Madina, López, Pastor y el alcalde de Barakaldo, Alfonso García.

Los socialistas han basado toda su campaña electoral en confrontar con la derecha. Con la que encarnan Le Pen y Merkel en Europa, la de Mariano Rajoy en España y la del PNV en Euskadi. Y ayer el líder de los socialistas vascos, Patxi López, lo resumió en una frase muy aplaudida en el mitin celebrado en Barakaldo, feudo socialista: "No queremos ni la Europa machista de Cañete, ni la racista del alcalde de Sestao".

Acompañado, entre otros, por Eduardo Madina, la candidata Eider Gardiazabal y José Antonio Pastor, Patxi López supo aprovechar en su intervención los dos regalos que les ha brindado la derecha a los socialistas en esta campaña: las declaraciones machistas del candidato del PP, Miguel Arias Cañete, y las palabras conocidas ayer del alcalde de Sestao, el peneuvista Josu Bergara, quien aseguró hace un año que iba a echar "a base de hostias" a los inmigrantes de su pueblo, a los que llamó "mierda". Los dos han pedido "disculpas" por sus palabras -Cañete tardó cinco días, Bergara lo hizo ayer mismo, aunque sin dimitir-. Y es precisamente esto lo que López consideró del todo insuficiente.

"La verdadera mierda", dijo "es el racismo y la xenofobia; que la verdadera mierda son sus palabras de chulo de barrio cuando dice que él se encarga de echar a hostias o a patadas a los inmigrantes. Y en este caso no vale pedir disculpas, un alcalde que dice eso y que dice que "comete ilegalidades todos los días a todas las horas" no puede permanecer ni un minuto más en su puesto. Lo único que tiene que hacer ya es dimitir y largarse. Y si no se va, que el PNV diga si comparte sus palabras o le echa. No hay otra posibilidad".

Pero el mitin no se detuvo ahí. Y se habló mucho de Europa. Tanto López, como Gardiazabal, como el propio Eduardo Madina reiteraron la incapacidad de la derecha para sacar a los europeos de la crisis. López dijo que "la derecha nos está llevando hacia la pobreza y la desigualdad", la candidata Gardiazabal recordó "la gestion nefasta de la derecha con recetas que solo han empeorado la situación" y el diputado Madina, en un discurso plagado de datos y de referencias históricas, reclamó que el próximo domingo hay que "dar un susto a la derecha" y "empezar con un ciclo de cambio histórico" en Europa y en España. En Europa por los 26 millones de parados, dijo Gardiazabal, y por "los seis años de crisis y de fracasos de la derecha y por "haber dinamitado el Estado del bienestar". Y para cambiar el hecho de que 28 de los 24 Estados de la UE estén "gobernados por la derecha", recordó Madina.


"Nacionalistas egoístas"

Más allá de esa confrontación con las derechas racista y machista, el secretario general de los socialistas vascos también confrontó con los "nacionalistas egoístas" a los que llamó a "frenar" en las urnas este domingo. Unos nacionalismos que "quieren trocear de nuevo Europa. La de los nacionalismos del siglo XIX que quieren llevarnos otra vez al pasado, a la Europa de las aldeas con territorios enfrentados entre sí. A la Europa que levanta nuevas fronteras". Y se olvidan, apuntó, de la realidad social que tienen en Euskadi: la de los 180.000 parados; la de los 78.000 que han dejado de percibir su prestación, de los 20.000 afiliados menos a la Seguridad Social o de las 64.000 personas que han tenido que acudir a la Renta de Garantía de Ingresos. "¿Esa no es su realidad social?", le preguntó al lehendakari, "Pues esa es la que vive este país y es la prioridad de los socialistas vascos", le espetó.

Aunque había cierta expectativa por el hecho de que Madina y López coincidían en el mitin de ayer, ambos posibles candidatos en la primarias que celebrará en noviembre el PSOE, no hubo ningún guiño o referencia alguna entre ellos a esa posible pugna. Ambos, muy disciplinados, siguieron a pies juntiillas las 'órdenes' de Ferraz de aparcar un debate que resurgirá inmediatamente después del 25-M. Y, dependiendo del resultado, aflorará de una manera más o menos descarnada.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha