eldiario.es

9

La expresa de ETA: "El terrorismo fue brutal, injusto y no tenía que haber existido"

Txema Matanzas, del EPPK, pide que las víctimas no condicionen la reinserción de los reclusos de ETA; Carmen Gisasola recuerda el asesinato de la disidente 'Yoyes' y el PP lamenta la "humillación" a las víctimas ante la falta de colaboración con la Justicia

Carmen Gisasola, en la ponencia de Memoria y Convivencia

Carmen Gisasola, en la ponencia de Memoria y Convivencia EUSKO LEGEBILTZARRA

La ponencia de Memoria y Convivencia activada en el Parlamento vasco para gestionar el final de ETA aborda desde hace unas semanas la situación de los presos y posibles cambios en materia penitenciaria. Para la tarde de este miércoles estaban citados dos expresos, Txema Matanzas, invitado por EH Bildu y cabeza visible del EPPK, y Carmen Gisasola, propuesta por el PNV y cara reconocible de la denominada 'vía Nanclares'. Sus diagnósticos no pueden ser más opuestos. El tercer protagonista ha sido el PP, ausente por voluntad propia del grupo de trabajo al entender que no contribuye a deslegitimar el terrorismo. Su representante Carmelo Barrio ha pronunciado un duro discurso contra las "cesiones" en el relato de lo ocurrido en el último medio siglo.

Aunque la ponencia celebra sus sesiones a puerta cerrada y existe entre los participantes un acuerdo no escrito de no revelar sus contenidos -existe un documento sobre víctimas firmado por EH Bildu que nunca ha salido a la luz, por ejemplo-, los dos comparecientes, Matanzas y Gisasola, han expuesto su visión ante los medios de comunicación. También el PP ha elegido ese formato.

Matanzas ha sido el más extenso de los tres. El expreso, que quedó en libertad a finales del pasado año, ha matizado que no quería erigirse en portavoz del colectivo oficial de presos de ETA, el EPPK, pero es una persona con ascendente en ese entorno. Ha asegurado que llegaba al Parlamento a "explicar el debate" acaecido en el EPPK, cuyos miembros han accedido por vez primera a aceptar de manera individualizada los procesos para acceder, en última instancia, a beneficios penitenciarios después de haber repudiado históricamente, incluida la expulsión, a quienes -como Gisasola- habían participado en procesos de reinserción.

Matanzas ha dejado claro que el EPPK "más allá de aceptar" la legalidad de España y Francia es ahora "pragmático". Ésa es la "novedad" tras el debate interno entre los presos de ETA. El exrecluso, sin apartarse del discurso de la izquierda abertzale, ha indicado que "la resolución de las consecuencias del conflicto" no ha de ser "hiriente" para nadie y que "hay que superar las actitudes que exigen al colectivo algo superior a lo que se exige al resto de la comunidad presa". Ha sido más específico y ha criticado que haya "requisitos subjetivos" para los terroristas que "sólo existen en el derecho penal español" como exigir renuncias a "idearios políticos" o "autocrítica devastadora" respecto del pasado. Además, ha criticado que en España "las víctimas tengan demasiada capacidad para poder decidir sobre el proceso de resocialización". Ha rematado su comparecencia ante los medios reclamando la transferencia de "competencias penitenciarias" porque "las autoridades de Euskal Herria observan de manera diferente los delitos que la actividad de ETA ha podido suponer".

Gisasola ha sido mucho más breve. Casi enigmática. La exreclusa ha llegado a la Cámara acompañada de Joseba Urrusolo Sistiaga, otro exterrorista significado de la 'vía Nanclares' que activó el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y que suponía el acercamiento a la cárcel alavesa de Nanclares de la Oca -ahora reubicada en Zaballa- a cambio de la ruptura con el EPPK y el cumplimiento de algunas medidas que en algunos casos se han traducido en "encuentros restaurativos" con víctimas.

Gisasola sí se ha referido a la violencia de ETA como "brutal, injusta y que no tenía haber existido" y ha planteado que "habrá que empezar a cerrar heridas". Sobre la reinserción, ha dirigido un mensaje subliminal al entorno de la ya extinta organización terrorista, ahora reducida al EPPK, citando expresamente a 'Yoyes' (Dolores González), una de las primeras disidentes de ETA que fue asesinada por el ahora dirigente de Sortu Antton López 'Kubati'. "Creo que hoy en día es más injustificable aún lo que pasó", ha indicado sobre aquel crimen, cometido en 1986 en presencia del hijo de 'Yoyes', que apenas contaba tres años.

Tanto Urrusolo Sistiaga como Gisasola son dos de los expresos de ETA que la pasada semana vieron ejecutados embargos para satisfacer compensaciones económicas previstas para las víctimas. Pero sí hay algo que los diferencia del resto. Como los otros miembros de la 'vía Nanclares' salieron de prisión de manera discreta, sin recibimientos más allá de la familia y ante la indiferencia de la izquierda abertzale. Por el contrario, el EPPK mantiene la costumbre del 'ongi etorri' para sus integrantes. Covite ha documentado el que tuvo el propio Matanzas.

El tercero en liza en hablar en el Parlamento ha sido Carmelo Barrio, veterano del PP y portavoz del partido en materia de víctimas. Ha recordado que su formación no participa en la ponencia de Memoria y Convivencia porque "no es de convivencia y memoria", sino de "olvido y cesión" a ETA. "Lo importante son las víctimas del terrorismo y los que comparecen no se acuerdan de ellas y las humillan con su presencia", ha zanjado Barrio.

Sobre Matanzas ha dicho que procede de la "línea dura". No sólo "no condena los crímenes de ETA sino que los justifica". Y tampoco cree el PP en el modelo de la 'vía Nanclares'. "[Gisasola] Es alguien que no tiene memoria, no colabora con la Justicia en el esclarecimiento de los crímenes que perpetró el comando en el que se integraba", ha criticado para añadir que, por encima de matices, uno es "alguien que justifica a ETA" y la otra "alguien que pudiendo hacerlo no colabora".

El modelo de reinserción de presos del PP, desde luego, no pasa por la 'vía Nanclares'. "Es tener una actitud y luego no materializarlo en hechos. Se integraban en comandos sanguinarios y luego no dicen quiénes son los autores de crímenes sin resolver", ha valorado Barrio, que ha recordado al guardiacivil José Calvo de la Hoz, asesinado por el comando del que formó parte Gisasola.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha