eldiario.es

9

Negociación presupuestaria: el PP exige 1,5 millones para revertir el recorte del 7% en las ayudas a las familias

Los negociadores 'populares' aseguran que es "prioritario" que en 2018 se empiece a ejecutar ya un compromiso adquirido por PNV y PSE-EE en 2017, que en ningún caso afectaría también a la RGI, y el Gobierno entiende que no "descuadra" las cuentas

Alonso critica la reacción virulenta contra el cupo vasco que ve "irresponsable"

Alfonso Alonso, este lunes en Madrid con Mariano Rajoy EFE

La negociación entre PNV, PSE-EE y PP en dos mesas para cerrar, por un lado, la reforma fiscal y, por otro, los presupuestos vascos de 2018, "avanza" a buen ritmo pero sin que este lunes se hayan cerrado los acuerdos, a pesar del anuncio de la secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia - "espero comunicarlo en las próximas horas"-. En el primer capítulo la situación está desbloqueada una vez asumida por las tres partes la petición del PP de bajar del 28% al 24% el Impuesto de Sociedades, menos que en el resto de España (25%), lo que ha enervado ya a regiones vecinas 'populares' como La Rioja. En cuanto a las cuentas vascas, el escollo fundamental pasa por que el Gobierno de Iñigo Urkullu haga desaparecer el recorte del 7% en las ayudas a las familias, vigente desde 2011 como el que afecta en la misma cantidad a la renta de garantía de ingresos (RGI).

El PP entiende que el esfuerzo económico de plantear que de aquí a 2020, final de legislatura, se revierta ese 7% en las ayudas a las familias por nacimiento de hijos es casi simbólico, de alrededor de 1,5 millones anuales. "Es algo prioritario para nosotros. ¿No lo era también la natalidad para el lehendakari?", se preguntan los negociadores 'populares' consultados por eldiarionorte.es y que este lunes han continuado con sus conversaciones (no presenciales) con el consejero de Hacienda, Pedro Azpiazu, el comisionado por el Gobierno de PNV y PSE-EE en esta negociación.

La formación de Alfonso Alonso ya incorporó en su acuerdo presupuestario con el Ejecutivo en 2017 esta cuestión, como también la apuesta por una fiscalidad que diera mayor "competitividad" a las empresas o la extensión del trilingüismo en el sistema educativo. Esta pata política del documento firmado en 2017 se sumaba a las partidas por valor de 29 millones de euros impulsadas por el PP. Los 'populares' entienden que el Gobierno no se puede desentender de ese compromiso con las familias y que debe hacerlo ya desde 2018.

La fórmula pasaría por una doble enmienda, una al articulado donde se prevé ese recorte del 7% -sin que revierta la situación de los perceptores de la RGI- y otra a las partidas económicas concretas para abonar las subvenciones por nacimiento. Se estima que esa mejora no supondría más de 1,5 millones de euros en un presupuesto global de 11.486. Fuentes cercanas a la negociación remarcan que las exigencias del PP "no descuadran" el planteamiento del Ejecutivo ni en lo político ni en lo económico. El propio Damborenea ya explicó hace unos meses por qué esta medida sólo tenía que ser aplicable a las familias y no a los perceptores del resto de prestaciones como la RGI: "Todo es posible. Otra cosa es que nosotros estemos de acuerdo. Con perdón, pero no estamos de acuerdo con subir la RGI. Es más, el 1,5% [la cuantía que subió en 2017 esta prestación y que se repetirá en 2018] nos parece excesivo".

El proyecto presupuestario del Gobierno sí plantea algunos ajustes en estas ayudas, pero no satisfacen al PP. La propuesta de PNV y PSE-EE pasa por "ampliar en una nueva anualidad las ayudas recibidas por las familias por segundo hijo o segunda hija, así como algún otro aspecto del mismo". La cuantía de estas oscila entre los 450 y 900 euros en función de la renta de los solicitantes. El presupuesto de este programa estaba cifrado de 31,4 millones en 2018, por 30,7 de 2017. Según datos oficiales, 8.600 familias recibirán este año la prestación por el primer hijo, 19.451 por el segundo y 9.754 por los siguientes. 

Las distintas partes insisten en que la negociación a tres avanza a buen ritmo, pero también en que no está cerrada. En este sentido, en las filas del PP se ha extendido cierto malestar por las palabras de Mendia anunciado el acuerdo para hoy. "La reunión del viernes aproximó bastantes posiciones y quedamos en cerrarlo a lo largo de hoy y espero comunicarlo en las próximas horas", ha dicho la dirigente del PSE-EE. Alonso, por su parte, ha sido más cauto desde Madrid y ha ampliado el margen hasta el miércoles, día en que se cierra el plazo para que en el Parlamento la oposición pueda presentar una enmienda de totalidad a los presupuestos vascos.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha