eldiario.es

9

"El PNV es el cauce central de la política municipal en Vitoria"

Gorka Urtaran, alcalde de Vitoria y candidato del PNV a la reelección, se vio con un pie fuera en las anteriores elecciones y, sin embargo, fue el único candidato de consenso como para auparse a la alcaldía con tan solo cinco concejales

El alcalde de Vitoria y candidato a la reelección, Gorka Urtaran

El alcalde de Vitoria y candidato a la reelección, Gorka Urtaran

Gorka Urtaran (Vitoria, 1973) observa el futuro con optimismo. Es un superviviente. Con tan solo cinco de 27 concejales echó a andar la pasada legislatura al frente del Ayuntamiento de Vitoria. Un año después se sumó el PSE, pero incluso así siguió en franca minoría. Ahora necesita "unos años más" para completar "un proyecto de futuro para hacer de Vitoria una gran ciudad europea".

¿Lo que ocurrió en 2015, cuando siendo la tercera fuerza el PNV acabó usted como alcalde desbancando a Javier Maroto (PP), fue justo y necesario?

Tomamos la decisión acertada en 2015. Era el único candidato que suscitaba el consenso necesario para poder ser alternativa al Partido Popular. También supuso una apuesta con un gran riesgo para el Partido Nacionalista Vasco en Gasteiz por cuanto la silla del alcalde era en ese momento una silla que provocaba un conflicto político importante en la ciudad. Un conflicto también a nivel social, ya que el discurso del anterior alcalde había generado confrontación. Por lo tanto, tomamos la decisión acertada, fruto de que yo era el único candidato que suscitaba el consenso necesario para ser alternativa al PP. Resultó una apuesta que supuso un gran esfuerzo y un gran compromiso. Éramos cuatro concejales y yo para dirigir todas las áreas, hasta que se unió el PSE ya en mayo del 2016.

Y ahora, ¿si no fuera el más votado sería alcalde como ocurrió en el pasado?

Sinceramente, creo que la ciudadanía va a valorar el esfuerzo y el trabajo que se ha hecho desde las circunstancias tan difíciles en las que entramos, va a valorar el compromiso que hemos demostrado con nuestra ciudad y con la gente que aquí vivimos, con la agenda vitoriana. Porque lo que hemos hecho en estos cuatro años es desarrollar la agenda vitoriana. Solo nos hemos centrado en aquellos proyectos planes e inversiones que afectan a Vitoria y que redundan en beneficio de la ciudadanía. Y ahora, además, tenemos un proyecto claro de futuro basado en esa agenda para hacer de Vitoria una  gran ciudad europea. Pienso que la gente va a valorar eso y creo que vamos a tener buenos resultados, que vamos a ganar las elecciones.

Vamos, que va a ser la lista más votada y que no se ve apoyando a otro, por ejemplo, en el caso de que tuviera un voto más.

No me pongo en ese escenario porque creo que no se va a producir y a los hechos me remito. Hace apenas 15 días en unas elecciones [las generales] que no son nada favorables al Partido Nacionalista Vasco fuimos la primera fuerza en Álava. Por eso creo que vamos a tener un buen resultado y que la gente va a valorar la forma de hacer política del PNV. Una forma de hacer política seria, rigurosa, transparente y honesta que busca el acuerdo, el entendimiento y el diálogo.

¿Reeditaría la coalición con el Partido Socialista si se dan las circunstancias?

Estoy satisfecho del acuerdo. Siempre he dicho y siempre defiendo que requerimos gobiernos de coalición plurales, gobiernos que den estabilidad al Ayuntamiento y que tengan en cuenta la diversidad y la pluralidad ideológica de la ciudad. Pienso que la fórmula del Partido Nacionalista Vasco con el Partido Socialista en Vitoria ha funcionado bien, como ha funcionado en otras administraciones de Euskadi. Hemos actuado con total lealtad unos con otros y todos con Vitoria. Ha sido una buena fórmula. La reedición dependerá también de los resultados electorales, pero el balance que hago de este gobierno de coalición es muy satisfactorio.

¿Los socialistas son el socio natural del PNV en Vitoria?

Uno de los valores añadidos que tenemos en el PNV de Vitoria es que conformamos el cauce central de la política municipal y que tenemos capacidad para pactar con Bildu, con Podemos, con Irabazi, con el PSOE y también con el Partido Popular. Y lo hemos demostrado a lo largo de la legislatura. Quizás no hemos alcanzado en Vitoria los acuerdos que nos hubiese gustado, pero siempre hemos tendido la mano a la oposición. Hemos acordado con todas las formaciones y con otras administraciones. Hemos cerrado acuerdos con el Gobierno vasco, con el Gobierno de Madrid e incluso acuerdos con las instituciones europeas.

Le confieso que a veces siento envidia al comprobar la vitalidad de ciudades como Bilbao y San Sebastián en comparación con Vitoria.

Bueno…Hemos obtenido muchos logros en aspectos como la sostenibilidad, innovación, transporte público…..Son logros que igual no resultan tan espectaculares como los que se han podido dar en otras capitales, con la construcción de edificios emblemáticos. Tal vez la gente puede echar de menos estas cosas. Pero hemos realizado proyectos que aportan calidad de vida. A veces los ciudadanos creen que todo va incluido y lo dan por descontado, pero no es así.

Es decir, ¿la exigencia de contar con un centro cívico por piscina en cada barrio?

Mira, me acuerdo cuando estuve con el arquitecto donostiarra que hizo el centro cívico de Zabalgana y le felicité por lo bonito que era. Le dije: “Estoy maravillado con el centro que acabas de hacer” y él me respondió:  “Yo sí que estoy maravillado. Es que en Vitoria tenéis 14 centros como éste. Eso sí que me da envidia”. Muchas veces damos por hecho cosas que existen en la ciudad y no lo valoramos, pero a ojos de un bilbaíno o a ojos de un donostiarra el poder decir que tienes 14 centros cívicos, uno en cada barrio, con buenas instalaciones es un motivo de orgullo.

Disponer de una red de centros de mayores que no tiene ninguna otra ciudad del entorno, unos servicios para la atención a los mayores que no tienen otros ayuntamientos cercanos, la ciudad con mayores zonas verdes que te puedes encontrar, más zonas peatonales, más uso de la bicicleta, mayor apuesta por la sostenibilidad…..Es decir, tenemos muchas cosas y hay que estar orgullosos de lo que somos. Ese es el modelo de ciudad al que vamos y tal vez no resulta tan llamativo para los propios vitorianos que han terminado por decir: ‘bueno, pero necesitamos algo más’.

Y ese algo más, ¿puede ser el Master Plan Centro para revitalizar el centro de la ciudad?

Hemos trabajado durante estos cuatro años en lo que es la agenda vitoriana y en ella está el Master Plan Centro y el proyecto de Salburua y Zabalgana para revitalizar también ese corredor ferroviario que se liberará cuando se soterre el tren. Hemos logrado en esta legislatura pactar que la entrada de la alta velocidad sea de forma soterrada, que se liberen 3,6 kilómetros del corredor ferroviario donde podemos impulsar un bulevar que sea el sello de identidad de esta ciudad ‘green’. Se podrán generar equipamientos deportivos, culturales, empresariales, para la investigación en la universidad. Creo que el proyecto que tenemos para Vitoria es ilusionante.

¿Es muy pesada, en el buen sentido de la palabra, la herencia que dejó el alcalde José Ángel Cuerda a los siguientes alcaldes?

José Ángel Cuerda está por encima de cualquiera de nosotros, eso es evidente. Pero también quiero dejar claro que nosotros tenemos un proyecto de ciudad, un proyecto que se basa en las fortalezas de Vitoria. No  estamos planteando un proyecto del Partido Nacionalista Vasco. Planteamos un modelo de ciudad compartido entre todas las personas que vivimos aquí y que se sustenta en las señas de identidad de Vitoria, en aquello que nos une que son no son otra cosa que nuestras fortalezas. Por ejemplo, la ubicación estratégica. Siempre hemos sabido aprovechar nuestra ubicación, el potencial industrial y logístico que tiene nuestro municipio, el carácter ‘green’ y sostenible como ciudad referente a nivel europeo, la calidad de vida, el bienestar, la calidad de los servicios públicos.

Y también sentimos orgullo cuando vemos que a nivel internacional somos reconocidos como ciudad verde, como ciudad deportiva. Tenemos un proyecto claro, pero hace falta tiempo y los liderazgos no se hacen de la noche a la mañana. Ni mucho menos. Asimismo, creo que el liderazgo se reconoce por parte de los demás y con hechos, con una trayectoria. Y, evidentemente, José Ángel Cuerda tiene una trayectoria intachable en esta ciudad porque además es un hombre que es fuera de lo común. Pero, por ejemplo, vamos a otro caso, como el de  Iñaki Azkuna. Cuando llegó a Bilbao, los primeros cuatro años fueron durísimos, no aprobó un presupuesto, estuvo muy cuestionado, incluso por las propias bases de partido. Pero consolidó su proyecto, siguió avanzando y terminó por ser considerado uno de los mejores alcaldes del mundo. Tenemos los mimbres para consolidar un proyecto ilusionante, con una forma de trabajar honesta, transparente, rigurosa y responsable, que defiende el interés general, la agenda vitoriana y que tiene un modelo claro de ciudad.

Y como líder de una corporación,  ¿no echa de menos el modelo Bilbao en el sentido de la estabilidad, con un partido prácticamente mayoritario y que cuenta con una ayuda mínima para sacar adelante todo?

Yo abogo por gobiernos plurales, diversos, de coalición.  Lo hemos conseguido en esta legislatura, siendo 9 de 27 concejales con enormes dificultades y con dos partidos políticos que sumaban mayoría absoluta PP y Bildu que no compartían un proyecto de ciudad. No son compatibles en el proyecto de ciudad, pero sí compartían una estrategia política y partidista para intentar poner palos en la rueda. Y no me extraña que penséis efectivamente que en esta ciudad es muy difícil avanzar. Aún así hemos sido capaces de impulsar proyectos de movilidad, la renovación de la flota de Tuvisa, el tranvía al sur (entre San Cristóbal, Adurza y las facultades), el tranvía a Salburua….También tendremos el estudio informativo del tranvía a Zabalgana, hemos adjudicado el autobús eléctrico inteligente, se han realizado numerosas inversiones en barrios por más de 15 millones de euros.

Y en  ese listado puede figurar de nuevo su proyecto de auditorio, cuestionado por toda la oposición

Creo que es necesario y forma parte de esa apuesta para revitalizar el centro de la ciudad, para hacerlo atractivo, para dinamizarlo, para atraer también actividades culturales de prestigio. Es necesaria una infraestructura como la que planteamos porque es una cuenta pendiente,  una deuda pendiente que tiene este Ayuntamiento con su ciudad y porque las cuitas políticas impidieron en su día que pudiéramos ponerlo en marcha.

Lo que hemos hecho ahora es aprovechar lo que ya está hecho. Utilizar o proponer la parcela o la ubicación que planteaba en su día un Gobierno del Partido Popular para desarrollar el proyecto de auditorio que planteaba el Partido Socialista. Es la forma de unir las diferentes propuestas que se han planteado por diferentes partidos políticos para llevar a cabo un proyecto que es absolutamente necesario para el desarrollo cultural de la ciudad. Y que satisface la demanda del mundo cultural. Con el auditorio más otras infraestructuras culturales,  como el Teatro Principal reformado, la red de centros cívicos y de sus teatros, el Iradier Arena que estamos redefiniéndolo para que también pueda ser soporte de equipamientos de actividades culturales.....Con toda la red y con toda la infraestructura de equipamientos culturales que tenemos en la ciudad podemos dar respuesta a la demanda existente. Lo que no podemos hacer es plantear una nueva infraestructura que sustituya a las que ya existen porque haríamos un mal negocio.

La limpieza es otro de los quebraderos de cabeza para el alcalde, ¿no? ¿Qué va a pasar con el futuro contrato de limpieza?

Primero, heredamos un contrato que se acordó en la pasada legislatura. Durante mi mandato hemos sido muy rigurosos en la exigencia del cumplimiento de todas las prestaciones contratadas. Todo aquello que no se ha hecho, todos aquellos servicios que no se han prestado no se han abonado. Esto que puede parecer algo obvio no ocurría antes. Antes se pagaba todo, independientemente de que se hiciera o no. Ahora, no. Ese control y ese rigor en la gestión han generado tensiones y conflictos. Todos han sido testigos de ellos y eso ha provocado una liquidación del actual contrato para sacar uno nuevo donde podamos tener más servicios de limpieza y de recogida de residuos, donde podamos fomentar el reciclaje y la separación de los residuos, donde podamos tener más personal trabajando tanto en limpieza como en recogida.

Y donde, además, resolvamos las deficiencias más importantes que hemos detectado en este contrato, que son el mantenimiento de los alcorques, la recogida de enseres y todas aquellas bolsas que se quedan al margen o fuera de las islas de los contenedores. Creo que ahora con el contrato que hemos lanzado vamos a mejorar de forma sensible la limpieza y que vamos a volver a recuperar la imagen de ciudad limpia que teníamos.

¿Pero es consciente de que la sensación y la percepción ciudadana son negativas respecto a la limpieza?

Sí y no escurro el bulto. Asumo la responsabilidad como alcalde de la ciudad y por eso tomamos medidas para sacar un nuevo contrato y mejorarlo.

¿Qué piensa de la remunicipalización del servicio de recogida de basuras que plantea algún grupo político?

En su momento, PP, PNV y Bildu decidimos sacar un contrato de gestión indirecta para ocho años. Han pasado cuatro. Hemos sacado otro de cuatro años para matar la vida útil de la maquinaria. En cuatro años se podrá decidir si ya pasados esos ocho años podemos o no mantener este modelo. Ahora, en la contrata de limpieza trabajan 1.014 personas. A mí me parece que hace falta un análisis muy serio sobre el impacto que puede tener la incorporación como funcionarios de esos trabajadores en el Ayuntamiento.

Con el barrio 'okupa' de Errekaleor en el horizonte

¿Cuál es el futuro del barrio 'okupa' de Errekaleor? ¿Sigue con la idea de que lo mejor es la demolición?

Es un proceso muy largo y depende también de la justicia, no sólo del Ayuntamiento. Yo creo que ahí está la clave. Pero lo he dejado muy claro. Si hay alguna familia o alguna persona que tiene problemas para cubrir sus necesidades básicas o para cubrir sus necesidades de alojamiento, el Ayuntamiento va a estar siempre ahí para echarle una mano. La sensibilidad social ante todo. Ahora, si hay algún colectivo que se piensa que tiene todos los derechos y ninguna obligación con la ciudad se equivoca y me va a tener enfrente. Y eso es lo que ha ocurrido en Errekaleor. Hay un colectivo de personas que creen que tienen todos los derechos y que no tienen ninguna obligación. Que mientras el resto pagamos nuestros alquileres o nuestras hipotecas, nuestras tasas de basura y vivienda ellos pueden vivir alegremente porque tienen aparentemente un proyecto muy ilusionante. Por ahí no voy a pasar y de hecho esta legislatura lo que hemos hecho es cortar los suministros, especialmente la luz para evitar una desgracia. Fundamentalmente, se trata de garantizar la seguridad. Nuestro proyecto es claro: que la próxima legislatura se proceda al desalojo de ese barrio y se derriben las viviendas, que por cierto era lo que en su día se acordó por unanimidad en el Ayuntamiento de Vitoria.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha