eldiario.es

9

PSE y PNV salvan el pacto global sin despejar la gobernabilidad de Vitoria

Los socialistas vascos se reafirman en un acuerdo que consideran una "oportunidad que no podemos dejar pasar", aunque consideran "grave" lo sucedido en Andoain con el incumplimiento del pacto por un edil peneuvista.

Ortuzar, convencido en "reconducir" el acuerdo con el PSE, pese a reconocer que su partido "falló" en Andoain y tildar de "desproporcionada" la reacción socialista de no apoyar a Gorka Urtaran en la capital alavesa.

 Comisión Ejecutiva que el PSE-EE tras la constitución de los ayuntamientos.

Comisión Ejecutiva que el PSE-EE tras la constitución de los ayuntamientos.

Los socialistas vascos tienen voluntad de reconducir las divergencias surgidas en la constitución de los ayuntamientos el pasado sábado -tanto en Andoain como en Vitoria- y salvar así el pacto global alcanzado con el PNV para asegurar la gobernabilidad de las instituciones forales y municipales. De hecho, la Ejecutiva del PSE, reunida este lunes, ha refrendado un acuerdo que "supone una oportunidad que no podemos dejar pasar para que las instituciones municipales y forales pongan en marcha políticas destinadas a superar la crisis y favorecer el crecimiento, el empleo y el bienestar de la ciudadanía vasca".

¿Quiere esto decir que todo está arreglado? No todo. La dirección que encabeza Idoia Mendia considera "grave" el incumplimiento del acuerdo en Adoain, donde uno de los cuatro ediles peneuvistas votó en blanco en vez de a la candidata socialista, lo que dio la Alcaldía a EH Bildu. "Nos duelo profundamente que el PNV no respetara el acuerdo en Andoain, donde la voluntad de cambio se había expresado con claridad", ha censurado el PSE, al tiempo que ha acusado de privar a los vecinos de ese municipio de un "gobierno comprometido de forma decidida con las libertades, así como de la eficaz gestión que merecen en el ambito municipal".

Y tampoco esta clara la gobernabilidad de Vitoria, donde el peneuvista Gorka Urtaran es alcalde, pero carece de una mayoría estable para aprobar los presupuestos y sacar adelante las políticas de la ciudad. Aunque PNV y PSE tenían muy avanzado el acuerdo para la capital alavesa, por el momento no se ha tomado ninguna decisión, aunque no se cierra la puerta definitivamente a entrar en el gobierno municipal. "Ya se verá", señalan fuentes de la Ejecutiva vasca, mientras que fuentes de la dirección alavesa apunta que queda para "más adelante".

"Pequeños desencuentros"

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, confiaba por la mañana que peneuvistas y socialistas serían capaces de "reconducir" a lo largo de esta semana el pacto global que alcanzaron ambas formaciones el pasado viernes y poder así "superar" los "pequeños desencuentros" con el objeto de dar estabilidad a todas las instituciones.

Ortuzar ha reconocido, en una entrevista en Onda Vasca, que el PNV "falló" en Andoain (Gipuzkoa), donde uno de sus concejales rompió el pacto al votar en blanco en lugar de apoyar la candidatura de la socialista Maider Lainez. Desde el minuto cero, el PNV ha intentado aislar el comportamiento de ese edil, recordando además que es un concejal "independiente que no respetó la directriz del partido".

El PNV, que ha reunido esta tarde a su Ejecutiva en Sabin Etxea, ha considerado un tanto "desproporcionada", aunque entendible, en palabras de Ortuzar, la reacción del PSE de Idoia Mendia, quien ordenó, tras conocer lo sucedido en la localidad guipuzcoana, que los cuatro ediles del PSE en la capital alavesa votaran en blanco. Esta decisión puso en jaque la elección de Gorka Urtaran como alcalde y abrió la posibilidad durante una hora de la reelección de Javier Maroto como alcalde, aunque finalmente Irabazi apoyó el candidato del PNV Ortuzar, con todo, ha reconocido que esa decisión "se tomó en caliente" y con muy poco margen de tiempo, intentado así quitar hierro al asunto. Fuentes oficiales peneuvistas consideran que la voluntad del PNV es mantener el pacto y llevar a buen puerto las conversaciones en marcha para dotar de estabilidad a las instituciones que aun no la tienen asegurada. "Ha habido conversaciones y llamadas telefónicas y ese es el objetivo", precisan, dando a entender que será posible amarrar con los socialistas la gobernabilidad de Vitoria.

El presidente del PNV ha rechazado las acusaciones del PP, quien ha aludido a la "avaricia" de los jeltzales para hacerse con la alcaldía de Vitoria, y ha asegurado que lo que "ha primado" en la decisión jeltzale ha sido la "responsabilidad" para "volver a centrar la política" en la ciudad, que "Maroto había llevado a los extremos". Ortuzar ha señalado que "es lógico" que el PP esté dolido, pero espera que "cuando se le pase el duelo" sea "capaz de incorporarse a la normalidad política".

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha