eldiario.es

9

El Parlamento vasco pide la derogación de la Ley de mutuas

La proposición impulsada por el PSE incluye la petición a Osakidetza de que deje de usar recusos de las mutuas privadas pero no ha salido adelante al darse un empate en la votación

Casi el 80% de la población activa tiene cobertura de contingencias comunes en una mutua

La proposición impulsada por el PSE parte de una anterior propuesta de rechazo a la conocida como Ley de mutuas presentada por EH Bildu pero que no llegó a debatirse. Los socialistas han retomado el asunto con la pretensión de aprobar una medida concreta contemplada en el tercer punto del texto; la petición de que Osakidetza deje de usar recusos de las mutuas privadas. Consideran que esta práctica peligrosa ya que a su juicio abre la vía a la privatización del sistema público de salud.  Pero este punto, de momento, no ha salido adelante ya que se ha producido un empate técnico en las votaciones. En el siguiente pleno, la Cámara votará de nuevo aunque todo apunta a que decaerá de no ser que UPyD respalde finalmente esa parte de la iniciativa. Sí ha prosperado -gracias a los votos del PSE, EH Bildu y en este caso sí, de UPyD- el rechazo de la Cámara vasca a Ley de Mutuas con la consigiente exigencia al Gobierno de Rajoy de su dereogación

La reforma efectuada por el Gobierno de Rajoy con el apoyo del PNV y CIU en el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social permite a las mutuas realizar convenios y acuerdos con las entidades gestoras de la Seguridad Social y los Servicios Públicos de Salud. De esta forma se autoriza el desarrollo en los centros asistenciales de estos organismos privados de una serie de actos médicos: facilitar pruebas complementarias y rehabilitaciones, previo concierto. Esta práctica supone a jucio de la parlamentaraia socialista Gloria Sanchez "un gasto adicional para la sanidad vasca. Y se puede conseguir reducir las listas de espera, pero tendrán prioridad por tanto y más posibilidades los trabajadores y trabajadoras sobre todos aquellos que no tengan la suerte hoy en día de tener esta condición. ¿No supone eso de nuevo una discriminación en el trato según si el ciudadano tiene la condición de trabajador o no a la hora de ser atendido?".

Por ese motivo Sánchez ha insistido en la necesidad de que Osakidetza no utilice los rescursos de las mutuas privadas. "No existe la obligación de suscribir dichos convenios, se trata de una opción voluntaria de las mutuas, por eso nuestro grupo parlamentario considera que el Gobierno vasco no debe suscribir voluntariamente dichos convenios, y así se impedirá una privatización encubierta de la sanidad pública, utilizada por las mutuas en su propio beneficio que además puede repercutir en el perjuicio a los servicios a los que esos centros deberían estar destinados".

El voto de UPyD era decisivo para sacar adelante este punto pero finalmente no lo ha apoyado.

Según los datos facilitados por el Gobierno en una respuesta parlamentaria al PP, casi el 80% de la población activa tiene cobertura de contingencias comunes en una mutua.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha