eldiario.es

Menú

La Seguridad Social reconoce por primera vez el síndrome del túnel carpiano como enfermedad profesional a una vendedora

Se trata de un dolor que afecta a sectores laborales muy feminizados

La mutua tendrá que hacerse cargo de todas las prestaciones que se deriven de esta enfermedad profesional

- PUBLICIDAD -
Síndrome de túnel carpiano

Síndrome de túnel carpiano

La Seguridad Social ha reconocido que el síndrome del túnel carpiano que padece una trabajadora del comercio es una enfermedad profesional. Se trata de la primera vez en España que el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) reconoce esta dolencia como enfermedad profesional a una vendedora. La resolución tiene una gran trascendencia porque abre la puerta a ese reconocimiento en sectores laborales muy feminizados donde esta dolencia es habitual, como limpieza, asistencia domiciliaria, residencias de la tercera edad y comercio. Hasta ahora, se consideraba  como una enfermedad común en todos esos ámbitos, con lo que las prestaciones que recibe la trabajadora afectada son mucho menores y corren a cargo del sistema público de salud  e incluso a veces de su propio bolsillo (como el pago de medicamentos).

El síndrome del túnel carpiano consiste en una presión excesiva en el nervio mediano, que es el que permite la sensibilidad y el movimiento a partes de la mano. Puede provocar entumecimiento, hormigueo, debilidad, o daño muscular en la mano y dedos.

La dirección provincial del INSS en Bizkaia es el que ha emitido la resolución obligando a la mutua Fremap al pago de las prestaciones que se deriven a A.I.C.G., vendedora en un local en el centro comercial Mega Park, en Barakaldo. En su puesto realiza tareas como empaquetar y grapar muebles, mover objetos de considerable peso y limpieza de la exposición.

La trabajadora sufre síndrome del túnel carpiano en ambas muñecas “debido a las posturas forzadas y a la manipulación manual de cargas que implican sus condiciones de trabajo”, según Alfonso Ríos, responsable de Salud Laboral de Comisiones Obreras, que es el sindicato que ha llevado el caso.

Intervención quirúrgica

A.I.C.G estuvo de baja entre el 10 de noviembre de 2016 y el 22 de abril de 2017, periodo que ahora la Seguridad Social estima que es una enfermedad profesional y no una enfermedad común. La trabajadora tuvo que ser intervenida quirúrgicamente por esta dolencia.

Ríos asegura que el sindicato va a seguir “abriendo el melón del reconocimiento de enfermedades profesionales y de otros daños de origen laboral, como por ejemplo ya está haciendo con los derivados de los riesgos psicosociales en Osakidetza”.

Hasta ahora, se reconocía el síndrome del túnel carpiano como enfermedad profesional  a profesiones como las de pintor y carnicero, entre otras. Pero no figura ninguna relacionada con el sector del comercio. En este sentido, las alegaciones presentadas por la mutua Fremap para no reconocer la dolencia están “fuera de lugar”, según Ríos. “Las alegaciones trataban de presentar el cuadro de enfermedades profesionales como un listado cerrado de sectores sin relación con las condiciones reales de trabajo. Están fuera de lugar debido a la jurisprudencia del Tribunal Supremo, precisamente sobre el síndrome del túnel carpiano”

Con motivo del paro del 8 de Marzo convocado por el movimiento feminista, Comisiones Obreras se ha sumado con dos horas por turno y entre sus reivindicaciones figura la de exigir a las mutuas que reconozcan como enfermedad profesional este tipo de dolencias en los sectores más feminizados.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha