eldiario.es

9
Menú

URA investiga a una comunidad de regantes vitoriana que utiliza agua sin depuración con "pequeños" vertidos de lindano

Arrato se negó a permitir el acceso de inspectores de la Agencia Vasca del Agua a sus instalaciones en julio y tiene los filtros terciarios en desuso

Las pequeñas cantidades de lindano se filtra al Zadorra desde el vertedero y el Ayuntamiento trabaja ya en el sellado del depósito y una nueva depuradora

- PUBLICIDAD -
Depuradora de Crispijana en Vitoria

Depuradora de Crispijana en Vitoria IREKIA

La Agencia Vasca del Agua (URA) ha abierto un expediente sancionador a una comunidad de regantes de Vitoria, Arrato, por impedir el acceso de inspectores de este ente dependiente del área de Medio Ambiente a sus instalaciones el pasado 18 de julio. Según ha podido saber eldiarionorte.es, existen indicios de que la comunidad de regantes no realiza una depuración adecuada del agua que capta del río Zadorra y que, como ya se conoció en Vitoria el pasado año, tiene probabilidades de tener restos de  hexaclorociclohexano, más conocido como lindano, que se filtra desde el vertedero de Gardelegi. Este agua se destina a regar productos de consumo humano y también para consumo animal.

Arrato tiene una concesión de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) desde hace dos décadas para tomar agua de la salida de la depuradora de Crispijana. Según un comunicado emitido por URA el pasado 4 de septiembre, "el objetivo de la visita de la inspección era tanto comprobar la adecuación de sus instalaciones a la concesión de reutilización de aguas depuradas regeneradas en vigor como promover su adecuación" a la normativa vigente, que fija "condiciones básicas" para ese agua. Se buscaba "tomar muestras de los caudales de entrada y salida de la instalación" y, ante el veto, los técnicos sólo recogieron agua del caudal de salida.

Las fuentes consultadas indican que "la instalación de depurado terciario" del agua captada de Crispijana "está en desuso" y son necesarias nuevas inversiones para volverla a poner en marcha. Así las cosas, las aguas del río son empleadas sin mayores cauciones que ese filtro secundario en la comunidad de regantes, con el consiguiente riesgo de afección de los pequeños vertidos de lindano registrados en ese cauce fluvial.

El hexaclorociclohexano procede de unas bolsas localizadas en el vertedero de Gardelegi,  adonde habrían llegado tres décadas antes procedentes de las fábricas de Bizkaia (en Barakaldo y Erandio) que producían insecticidas y otros productos con derivados de esta sustancia altamente contaminante y perjudicial para la salud . Se filtra al Zadorra y, por ello,  el Ayuntamiento de Vitoria tiene ya proyectada la construcción de una depuradora en la base de Gardelegi, así como un plan de sellado de los vasos del depósito de residuos.

Los vertidos son "pequeños" y, en el caso específico de Arrato, "puede que haya restos pero nunca en una proporción dramática". Con todo, se trata de agua que se utiliza para cultivar productos de consumo humano y también para consumo animal. Por ello, según URA, la comunidad de regantes debe garantizar unos "estándares de calidad". "Son más fáciles de cumplir si las aguas para el riego se reutilizan tras la aplicación de un adecuado tratamiento terciario [...], lo que permitiría retirar la carga orgánica residual y los contaminantes que el tratamiento secundario no elimina", se puede leer en el comunicado de la Agencia Vasca del Agua. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha