eldiario.es

9
Menú

Urkullu acusa a UPyD de "difamación" por preguntarle si el PNV recibió dinero de la "trama" del 'caso De Miguel'

El lehendakari sostiene que "más allá de casos puntuales", en Euskadi no existe una situación de "corrupción generalizada vinculada a las administraciones públicas o a partidos políticos"

- PUBLICIDAD -

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha asegurado que, "más allá de casos puntuales", en Euskadi "no hay corrupción generalizada", por lo que, ante la pregunta de UPyD sobre si puede "asegurar" que el PNV no recibió dinero de la presunta red corrupta liderada por el ex'número dos' del PNV en Álava, Alfredo de Miguel, ha denunciado las "difamaciones" de esta formación.

Urkullu ha respondido este viernes, durante el pleno de control que celebra el Parlamento vasco, a una pregunta de UPyD acerca del 'caso De Miguel', la presunta trama de comisiones ilegales y adjudicaciones irregulares de contratos públicos en la que están imputadas 26 personas, entre ellas numerosos excargos y exmilitantes del PNV.

El lehendakari, que en la época de los hechos investigados era presidente del PNV, ha asegurado que "más allá de casos puntuales, en Euskadi no hay corrupción generalizada vinculada a las administraciones públicas o a partidos políticos".

Urkullu ha destacado que el PNV, EH Bildu, el PSE-EE y el PP "han gobernado durante casi cuatro décadas" las diferentes instituciones de Euskadi, sin que, según ha afirmado, se hayan producido situaciones de "corrupción generalizada". "Hablo de una realidad global", ha manifestado.

Urkullu ha relacionado esta situación con factores como la ausencia de mayorías absolutas en los gobiernos de las instituciones vascas, la "rotación" entre unos partidos y otros al frente de buena parte de las administraciones, el hecho de que Euskadi es "un país pequeño y cercano", y a la existencia de "mecanismos de seguimiento y control propios".

"Reacción ejemplar"

El presidente del Gobierno autonómico ha destacado que el País Vasco ha sido "pionero" en la aplicación de medidas de "transparencia y buen gobierno".

Iñigo Urkullu ha destacado que, cuando De Miguel fue detenido en 2010, la Diputación de Álava, en la que era responsable de Administración Foral, y el PNV, de cuya ejecutiva alavesa era el 'número dos', tuvieron una actuación "diligente, inmediata y contundente", al expulsarle de sus cargos.

Aquella reacción "ejemplar", tal como ha dicho, dio lugar a "una forma de proceder ante estos casos que, desde entonces, se ha ido imponiendo en casi en todos los partidos y en los códigos éticos de las instituciones".

Además, ha recordado que el Ejecutivo autonómico está personado en el 'caso de Miguel' para defender el interés público, aunque ha apelado a la "presunción de inocencia" porque la causa se encuentra pendiente de la celebración del juicio oral.

Urkullu, al que el parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, ha preguntado si está en condiciones de "asegurar" que "ni un solo euro de los supuestamente defraudados" por la trama investigada llegó a las arcas del PNV, le ha reprochado que se dedique a "denigrar y difamar". Además, ha negado tener "miedo" por este asunto y, tras recordar que "a día de hoy no hay ninguna sentencia", ha subrayado que, cuando la haya, "obraremos en consecuencia".

Maneiro, por su parte, ha reclamado al lehendakari que aclare si, como presidente del PNV en el momento de los hechos investigados, se siente "concernido" por la participación de "destacados dirigentes" de su partido en la presunta trama de corrupción.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha