eldiario.es

9

Urkullu pone en valor el Estatuto, pero abre la puerta a "un nuevo futuro político"

El lehendakari apela a recorrer ese camino desde "el diálogo, la negociación, el acuerdo, el refrendo y el respeto a la voluntad de la sociedad vasca".

"Debemos dejar atrás el odio, reconocer el daño causado a las víctimas, actuar con responsabilidad y favorecer una nueva convivencia", apunta el presidente vasco.

Euskadi tiene la "oportunidad histórica de consolidar una paz y convivencia" que "nunca hemos conocido".

Reitera su mensaje de esperanza en relación con la mejora de la economía porque Euskadi esta dejando "atrás lo peor de la crisis", aunque advierte de los "momentos duros" que aun se vivirán en 2014.

El lehendakari, Íñigo Urkullu, en el mensaje de Fin de Año emitido este martes por ETB. /IREKIA

El lehendakari, Íñigo Urkullu, en el mensaje de Nochevieja emitido por la ETB. /IREKIA

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha apostado en su mensaje de Fin de Año por abrir "la puerta a un nuevo futuro político" para Euskadi y a "ganar su propio espacio en Europa y el mundo". Marcando diferencias con otras iniciativas políticas como la catalana, el mandatario vasco ha señalado que las herramientas para recorrer ese camino deben ser "el diálogo, la negociación, el acuerdo, el refrendo y el respeto a la voluntad de la sociedad vasca". Y en relación al final de la violencia de ETA, Urkullu ha señalado que Euskadi tiene la "oportunidad histórica de consolidar una paz y convivencia" "que "nunca hemos conocido".

"Debemos dejar atrás el odio, reconocer el daño causado a las víctimas, actuar con responsabilidad y favorecer una nueva convivencia, aprovechando la generosidad y altura de miras de la mayoría de la sociedad vasca. Es posible, hay camino por recorrer", ha apuntado en su intervención con la que ha despedido el año 2013.

Lejos de poner el acento en el incumplimiento del Estatuto de Gernika -algo habitual en el discurso tanto del PNV como del Ejecutivo vasco- el lehendakari Urkullu aboga por "avanzar en el acuerdo político" entre las formaciones vascas porque es "necesario actualizar el sistema de autogobierno, eficaz garantía de bienestar durante más de tres décadas". Y ha dejado claro que el "modelo" de su Gobierno para el País Vasco es "la construcción del país en el día a día".

En una intervención en la que ha estado muy presente la situación económica -el otro carril por el que ha discurrido su mensaje de despedida del 2013-, Urkullu ha reiterado su discurso de esperanza que ya había realizado la víspera, pero con los pies en el suelo y sin lanzar las campanas al vuelo. El lehendakari ha señalado que el País Vasco está dejando "atrás lo peor de la crisis", pero a renglón seguido también ha advertido de que "se van a seguir viviendo momentos duros" en la economía vasca y en las economías familiares. "Entramos en un nuevo año y va a ser mejor. Estamos dejando atrás lo peor de la crisis, superando la recesión, aunque lejos aún de recuperar la economía y el empleo necesario", ha constatado. La previsión de empleo es que a finales de 2013 la tasa de parados inscritos en Lanbide sea más baja que la de finales del pasado año, según las previsones que maneja el lehendakari.


"Retos de país"

Lejos de los discursos intensamente soberanistas y en favor del derecho a decidir de la etapa del lehendakari Ibarretxe, el presidente del Gobierno vasco ha recordado que "Euskadi quiere progresar y ganar su propio espacio en Europa y el mundo". "Tenemos la oportunidad de abrir la puerta a un nuevo futuro político para Euskadi, desde el diálogo, la negociación, el acuerdo, el refrendo y el respeto a la voluntad de la sociedad vasca", destaca.

"Los retos que afrontamos son retos de país. Estamos en marcha. Lo urgente y fundamental es reactivar la economía y favorecer nuevas oportunidades de empleo, especialmente entre la juventud", ha añadido. Y sin abandonar su marcado perfil sostenible, el presidente vasco ha recalcado que "el marco de referencia es la recuperación de la senda de desarrollo humano sostenible, la satisfacción de las necesidades básicas de las personas como principio irrenunciable, conscientes de que el empleo es el pilar básico para la cohesión social".

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha