eldiario.es

9
Menú

Urkullu: "El tiempo de silencio y oscuridad ha terminado para las víctimas de la Guerra Civil"

La unidad es "el mejor reconocimiento y reparación" que se puede hacer "a su memoria", señala el lehendakari en la inauguración del Columbario de la Dignidad, que acoge los restos de 27 personas rescatadas de fosas

- PUBLICIDAD -
Una escultura de Iñigo Arregui presidirá el Columbario de la Dignidad de Elgoibar, que se inaugurará a final de año

Una escultura de Iñigo Arregui preside el Columbario de la Dignidad de Elgoibar.

"Las personas desaparecidas en la Guerra Civil fueron víctimas de una injusticia criminal. El tiempo de silencio y oscuridad ha terminado para ellas".  Así lo ha asegurado el lehendakari Iñigo Urkullu durante la inauguración del cementerio de Olaso de Elgoibar (Gipuzkoa) el Columbario de la Dignidad, que acoge los restos de 27 personas hallados en diferentes fosas en varios municipios vascos. La mayor parte de los cuerpos está sin identificar. "Este Columbario con restos de personas sin identificar representa a todas aquellas personas que nunca se van a encontrar", ha resaltado el forense y presidente de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, Paco Etxeberria.

Según el lehendakari, este espacio servirá para "guardar su recuerdo, honrar su memoria y dignificar su ejemplo". En ese sentido, ha subrayado que muchas de estas personas "dieron su vida en defensa de la democracia y la libertad". Este espacio simboliza "el paso del olvido a la memoria, de la oscuridad a la luz", ha añadido.

Se trata del primer Columbario de España que cuenta con "plena colaboración" institucional. Tras un aurresku de honor se ha inhumado los restos de las 27 personas, 25 de ellas sin identificar. Los restos identificados corresponden a Sabino Atutxa Olabarri y a Jesús Zuazua Mondragon. También se han inhumado los restos de Joaquin Garro Eizmendi, pendientes de su identificación definitiva.

"No son huesos, son personas"

En su discurso, Paco Etxeberria ha destacado que este columbario es un "destino adecuado" para estos restos que no se han podido identificar y para que se pueda "perpetuar su memoria".  "No son huesos, son personas" que merecen "respeto". "Si las víctimas tienen derecho a la memoria, la sociedad tiene deber de memoria", ha enfatizado.

Finalmente, el lehendakari ha recordado que hace 80 años "muchas personas dieron su vida en defensa de la democracia y la libertad, de la institucionalización de Euskadi y la construcción de un país más justo y abierto" y ha resaltado que el columbario busca "guardar su recuerdo, honrar su memoria y dignificar su ejemplo". "Este espacio simboliza el paso del olvido a la memoria, de la oscuridad a la luz", ha resaltado.

"Memoria democrática"

"Hoy depositamos aquí los restos mortales de 27 personas: seres humanos que tenían su proyecto vital, familia e ideales. Recordamos y honramos a todas y cada una de estas personas. Queremos otorgarles y reconocerles el lugar que merecen en la memoria democrática de nuestro País. Honrando su memoria recordamos, también, a todas las personas desaparecidas en defensa de las libertades y la democracia en la Guerra civil", ha expresado el jefe del Ejecutivo vasco.

Tras mostrar el compromiso de "seguir trabajando para tratar de encontrar, identificar y ofrecer a cada persona el reconocimiento que merece como víctima de la injusticia de la desaparición forzosa", ha asegurado que este Columbario es "un paso más" en la recuperación de la memoria histórica, fruto de la colaboración de asociaciones, científicos e instituciones.

"Representa la búsqueda de lo que nos une, por encima de lo que nos divide", ha apuntado el lehendakari, quien se ha mostrado convencido de que queda "mucho por hacer en el camino de la recuperación de la memoria, la verdad y el reconocimiento que merecen las personas desaparecidas". "Nuestra unidad es el mejor reconocimiento y reparación que podemos ofrecer a su memoria", ha agregado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha