eldiario.es

9

Los vecinos afectados por la supresión del tren regional se manifestarán en Salvatierra

El Regional Express Miranda de Ebro-Vitoria-Pamplona no parará a partir del domingo en localidades intermedias del trayecto como Alegría, Salvatierra, Araia o Manzanos.

Los alcaldes de las localidades afectadas se han reunido esta mañana para buscar soluciones a la súbita rescisión del servicio.

Los ediles piden a la Diputación de Álava y al Gobierno vasco que intercedan para evitar la medida impuesta por RENFE.

Los alcaldes de las localidades alavesas afectadas por la supresión de trenes regionales entre Miranda de Ebro, Vitoria y Pamplona han llamado a los vecinos afectados por esta medida a movilizarse el día 1 de julio en el apeadero de Salvatierra para denunciar la medida impuesta desde RENFE. La entidad ferroviaria suprimirá partir del próximo domingo las paradas intermedias del la línea del tren regional. Muchos vecinos se verán perjudicados ya que utilizan diariamente este medio de transporte en sus desplazamientos a localidades como Alegría, Salvatierra, Araia o Manzanos.

Los ediles de las localidades principales y de otras más pequeñas se han reunido esta mañana para estudiar alternativas a la eliminación de este servicio. Los representantes municipales reprochan a RENFE que, sin previo aviso, haya tomado una determinación tan drástica que afectará a muchos pasajeros y han solicitado a la Diputación Alavesa y al Gobierno vasco que intercedan ante el gobierno central para que reconsideren la medida.

Por su parte, las senadores socialistas Yolanda Vicente y María Chivite han presentado en el registro de la Cámara Alta una batería de preguntas escritas al Gobierno reclamando soluciones para estas poblaciones y medidas compensatorias.

Las representantes le preguntan al Gobierno si ha tenido en cuenta el impacto que supone la eliminación del servicio del Regional Express entre estas dos ciudades y le reclaman que aclare qué servicios de transporte que van a poder utilizar ahora los pasajeros de las localidades afectadas de Vitoria-Gasteiz, Alegría-Dulantzi, Salvatierra, Araia, Alsasua, Etxarri-Aranatz, Uharte Arakil y Pamplona.

En el escrito puntualizan que el coste del viaje en autobús es muy superior al del tren y han explicado que si un billete de tren Vitoria-Pamplona cuesta 5,90 euros sin ningún tipo de descuento en el regional Express, un billete de autobús cuesta un mínimo de 8,50 euros. De esta forma, el usuario sufrirá, no sólo la eliminación del servicio, sino también un incremento del 44% en el precio del trayecto.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha