eldiario.es

9
Menú

El Gobierno elimina el programa de ayudas para la reforma de colegios públicos

Udalaguntza, que tuvo el pasado año un presupuesto de 8 millones, subvencionaba el 60% de la financiación de las obras y dejaba el resto a los Ayuntamientos.

La convocatoria normalmente se abría en torno a los meses de mayo o junio y este año todavía no ha sido publicada.

El consistorio de Barakaldo insta al Gobierno a mantener una iniciativa con la que esperaba poder reformar la ikastola Alkartu o el colegio Arteagabeitia, entre otros centros.

- PUBLICIDAD -

La escasez presupuestaria del Gobierno vasco está a punto de cobrarse una nueva víctima. Udalaguntza, el programa con el que el Departamento de Educación, Política Lingüística y Cultura financiaba las obras en colegios públicos de infantil y primaria está ya más muerto que vivo a falta de la confirmación oficial que lo dé por clausurado. Habitualmente la convocatoria se lanzaba entre los meses de mayo y junio, pero este año los ayuntamientos interesados en renovar sus centros educativos no han recibido respuesta.

Los colegios públicos de infantil y primaria son de titularidad municipal, por lo que el mantenimiento y limpieza de los mismos corresponde a los gobierno municipales. Sin embargo, a medida que el tamaño de las obras aumenta la responsabilidad sobre las mismas se hace más difusa. La construcción de nuevos centros o las ampliaciones integrales corren a cargo del Gobierno, pero todo lo que queda entre un mantenimiento rutinario y una reforma integral están en tierra de nadie. Udalaguntza daba respuesta a este problema estableciendo una vía por la que los consistorios podían optar a recibir subvenciones que cubrieran el 60% del coste de los trabajos.

Los ayuntamientos presentaban propuestas de reformas atendiendo a las necesidades más urgentes de los colegios de cada municipio. Si el Gobierno les daba el visto bueno, la obra se contrataba y coordinaba desde instancias municipales y con cargo a sus presupuestos. Después recibían la compensación económica correspondiente. El año pasado el programa tuvo una dotación presupuestaria de 8,3 millones, 600.000 euros para colegios alaveses, 2,4 millones para los guipuzcoanos y el resto para los de Bizkaia.

Uno de los ayuntamientos vizcaínos que se ha venido beneficiando de este programa a lo largo de los últimos años ha sido Barakaldo. En 2012 sin ir más lejos pudo acometer una quincena de obras con un presupuesto total superior a los 300.000 euros, con lo que obtuvo del Gobierno más de 200.000 euros. Gracias a ese dinero pudieron reformar la 1º y la 3º plantas del colegio Larrea o sustituir los deteriorados canalones y bajantes del colegio Rontegi. Este año planeaban recurrir a la misma vía de financiación para soterrar el cableado eléctrico y reparar los canalones y cubiertas de la ikastola Alkartu y renovar el patio del colegio Arteagabeitia.

Llegado el mes de agosto y ante la falta de respuestas, el equipo de gobierno de la localidad fabril, en manos del PSE, ha presentado una moción con la que espera recabar el apoyo del resto de fuerzas políticas para que el Departamento de Educación recupere la iniciativa. “Estamos muy preocupados por la desaparición de Udalaguntza”, apunta Carlos Fernández, concejal de Educación baracaldés. “Con este programa el Gobierno vasco atendía a su obligación legal de renovar los colegios que están más deteriorados”, añade. Fernández confía en que la moción haga cambiar de opinión al PNV y cree que la reciente confirmación de la ampliación del déficit podría dar margen para ello. “No pedimos demasiado, con mantener lo que recibimos el año pasado sería suficiente para ir tirando”, detalla.

El problema es que el Departamento de Educación no acaba de definir su posición al respecto. Ante una pregunta de la parlamentaria socialista Isabel Celaá, la consejera Cristina Uriarte contestó a principios del mes pasado lo siguiente: “Este programa se ajustará a las decisiones en materia de gasto del departamento, de conformidad con las disposiciones vigentes en materia de régimen presupuestario, así como con las contenidas en la Ley de Presupuestos Generales prorrogada; aunque, como es obvio, no puede determinarse a priori cuál será dicha cuantía tras la realización de las modificaciones presupuestarias que puedan efectuarse en el futuro”. Un galimatías que en resumidas cuentas viene a decir que no sabían qué iban a hacer con el programa todavía.

El Departamento de Educación ha eludido comentar el futuro de este plan de ayudas, pese a las peticiones de información de El Diario Norte.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha