eldiario.es

9

"Precariedad y temporalidad", causas del repunte en la siniestralidad laboral

Tres trabajadores han muerto en menos de una semana en Arrigorriaga, Bergara y Aramaio, con lo que el número de víctimas mortales en 2013 asciende a 23 en Euskadi.

El aumento de la siniestralidad en agosto iguala ya las cifras a las del año pasado y a las de 2011 por estas mismas fechas, pese a que la tasa de ocupación era más de dos puntos superior.

CC OO: "Una muerte, debiera unir a todos los sindicatos bajo la misma pancarta".

Sindicatos nacionalistas se manifiestan frente a la inspección de trabajo en Bilbao. /G. A.

Sindicatos nacionalistas se manifiestan frente a la inspección de trabajo en Bilbao. /G. A.

Desde el pasado viernes, 23 de agosto, tres personas han perdido la vida en accidentes laborales en Euskadi, una nueva víctima mortal cada día laborable hasta el martes de esta semana. Primero fue un conductor subcontratado por una empresa de transportes de Arrigorriaga, el lunes murió un operario en las obras del Tren de Alta Velocidad (TAV) en Bergara y, por último, el martes le llegó la hora a un trabajador forestal que desempeñaba su labor en el monte Oleta de Aramaio. Ayer, los sindicatos vascos -ELA y LAB, por un lado, en Bilbao y CC OO en Bergara- se manifestaron para exigir que la Administración intervenga para acabar con esta racha de fatalidades. En su opinión, la precariedad y la temporalidad del empleo en general y las subcontrataciones estivales en particular son la principal causa de unas muertes “que se podrían haber evitado”.

El mes de agosto está siendo particularmente trágico en lo que al balance de víctimas mortales en accidentes laborales se refiere. Según los datos de Osalan, el Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laborales, las cifras de fatalidades habían dado un ligero respiro hasta el mes de julio, cuando se contaban 18 fallecimientos frente a los 21 del año pasado.

En el mes de agosto, sin embargo, esta cifra ha aumentado hasta los 23, según los datos ofrecidos ayer por los sindicatos, igualando así la del año pasado y la de 2011 por esas mismas fechas. Y eso suponiendo que en los tres días que restan de mes no haya que lamentar ninguna otra víctima mortal. Las cifras son especialmente preocupantes si se tiene en cuenta que la crisis ha incrementado la tasa de paro y que por lo tanto ahora hay menos trabajadores en activo. De hecho, la tasa de ocupación en Euskadi en 2011 era más de dos puntos superior a la actual. En lo que a los accidentes graves se refiere, a falta de que OSALAN recabe los datos del mes de agosto, los datos hasta el mes de julio eran también algo más positivos que los del año pasado, 85 frente a los 112 de 2012.

Los sindicatos abertzales ELA, LAB, STEE-EILAS, EHNE e HIRU, por un lado, y CCOO, por otro, decidieron manifestarse ayer para denunciar la situación y reclamar medidas a Osalan para remediarla. Las centrales nacionalistas eligieron concentrarse ayer a mediodía frente a las oficinas de la inspección de Trabajo ubicadas en la Gran Vía bilbaína. CCOO, por su parte, se decantó por Bergara, escenario de uno de las últimas accidentes mortales.

"Mientras no pongamos medidas que atajen esa temporalidad, esa subcontratación y esa precariedad, los accidentes de trabajo seguirán siendo una realidad", aseguró Ibon Zubiela, secretario general de salud laboral de LAB sindikatua. Según el portavoz de la central abertzale, "para la patronal, con la actual coyuntura económica prima mucho más la producción que la salud y la vida del trabajador". Zubiela cree que todas estas muertes "se podrían haber evitado" y por eso los sindicatos nacionalistas exigen a los Gobiernos 2que pongan medidas para evitar todos los accidentes de trabajo".

Zubiela también criticó específicamente las obras del TAV y las condiciones de los trabajadores que se desempeñan su labor en las mismas. "Es el séptimo muerto que se produce en unas obras que esta Sociedad no quiere”, apuntó. En este mismo sentido, CCOO de Euskadi exigió el martes pasado a Osalan "un mayor control y seguridad" en las obras públicas, en las que "proliferan las subcontratas". El sindicato que dirige Unai Sordo pidió una investigación "exhaustiva" del último accidente laboral mortal registrado en las obras del TAV en Bergara el pasado lunes. A juicio de la central, "no puede ser que desde una administración se otorgue una obra para luego desentenderse de las condiciones laborales y de seguridad en las que la misma se realiza". Por estos motivos, el sindicato decidió ayer manifestarse en la localidad guipuzcoana.


CC OO critica la falta de unidad sindical

Tras la concentración de Bergara, en declaraciones a Europa Press, el secretario general de la Federación de la Construcción, Madera y Afines de CC OO Euskadi, Txema Herrero, ha expresado su "preocupación por la falta de medidas de precaución" en este tipo de obras.  Según ha indicado, "no puede ser" que este accidente haya sido consecuencia "de un atropello por la propia máquina que el trabajador estaba moviendo", por lo que, a su juicio, "el protocolo de ejecución de la máquina o las medidas de seguridad habrán fallado", ya que, además, se trataba de "en principio, un movimiento de ejecución sencillo". Herrero ha destacado que "bajo ningún concepto" se puede creer que este accidente de trabajo haya sido causado por el propio operario, ya que "ser consciente de la situación del accidente y que las consecuencias sean su propia muerte" sería "casi un autosuicidio".

Herrero ha criticado la falta de unidad sindical en las concentraciones convocadas para denunciar este último siniestro, ya que "una muerte, debiera unir a todos los sindicatos bajo la misma pancarta". A su juicio, esta es "una estrategia perfectamente establecida por los sindicatos nacionalistas desde hace ya tiempo" en la que "no quieren hacer nada junto a CC.OO.". Frente a ello, ha opinado que en temas como este "no tienen que diferenciar las siglas" porque "el objetivo fundamental es la prevención y, en este caso, salvar vidas humanas".

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha