eldiario.es

Menú

¿Por qué cae la demanda de vivienda protegida en Euskadi?

El Servicio Vasco de Vivienda-Etxebide registra un descenso del 38% en el número de demandantes de pisos protegidos en propiedad y alquiler, quedándose en 50.000 cuando el año anterior rondaba los 90.000

- PUBLICIDAD -
Bloques de viviendas protegidas en el barrio de Salburua, en Vitoria.

Bloques de viviendas protegidas en el barrio de Salburua, en Vitoria.

La demanda de vivienda protegida registrada en Etxebide se ha contraído de manera sustancial en 2014, lo que ha supuesto una caída del 38% de la demanda en un año. Etxebide ha tramitado la baja de 48.000 expedientes, volumen muy superior al de las altas gestionadas ese mismo año (10.200 expedientes de alta). El retroceso en el número de demandantes se agudizó durante el segundo semestre del pasado año, periodo en el que el Servicio Vasco de Vivienda pasó de contabilizar alrededor de 86.000 solicitantes de vivienda protegida en propiedad y alquiler en el mes de junio a menos de 50.000 en diciembre. Sobresale el descenso en Gipuzkoa y en el ámbito de la demanda de vivienda protegida de compra.

Cuando se analizan los pormenores de esta bajada, se aprecia que gran parte de la caída de la demanda de Etxebide se debe a la baja de expedientes por no renovación. Entre las bajas de 2014, tres de cada cuatro expedientes corresponden a solicitudes que no han sido renovadas (76%). ¿Falta de información de los demandantes que desconocían que debían renovar o, sencillamente, optaron por no hacerlo porque ya disponían de otras opciones? Un informe del Observatorio Vasco de Vivienda concluye que la gran mayoría de las personas (dos de cada tres) que han sido dadas de baja del registro de solicitantes de vivienda protegida en 2014 conocían este hecho, es decir, que cuentan con una alternativa o no tienen la motivación suficiente para seguir en la lista.

Sin embargo, una proporción importante de las personas entrevistadas por el Observatorio para conocer las razones de la baja (un 37%) indican que no sabían que su expediente había sido rescindido, proporción que se eleva al 50% de las personas con necesidad de alquiler y al 40% de los casos de necesidad de compra. En particular, la población de origen extranjero es la que manifiesta tener mayores niveles de desconocimiento (56%). Por su parte, se comprueba que el 64,5% de la población entrevistada declara desconocer que la inscripción en el Registro de Solicitantes de Vivienda tiene un plazo de validez de dos años, siendo este desconocimiento percibido el principal motivo de no haber renovado la solicitud de vivienda a lo largo de 2014.

Este nivel de desconocimiento, percibido y declarado por la población encuestada, sobre la baja del expediente o sobre la obligatoriedad de renovar la solicitud cada dos años resulta muy elevado.

El 65% de la población que no ha renovado la solicitud declara que tiene necesidad de vivienda. Más concretamente un 49% señala que necesita una vivienda de alquiler y un 16% una vivienda en compra.

Así, el desconocimiento sobre la obligatoriedad de renovar la solicitud (por falta de información) y la desaparición de la necesidad de vivienda son los dos factores que explican la no renovación. La población que no ha renovado la inscripción considera que la información ofrecida desde Etxebide con carácter general es el principal aspecto a mejorar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha