eldiario.es

9
Menú

El cambio climático podría dejar a Donostia sin playa

Greenpeace advierte que el deshielo ártico avanza más rápido según los recientes pronósticos del Panel Intergubernamental del Cambio Climático.

La ONG ambientalista ha recreado fotográficamente escenas que visualizan los peores pronósticos de la comunidad científica para España y que "de momento", son solamente ficción.

En los arenales del norte peninsular serán especialmente graves los efectos de la subida del mar y el aumento de la fuerza de las olas.

- PUBLICIDAD -
Así lucirá Donosti según Greenpeace.

Así lucirá Donosti según Greenpeace.

Hace semanas un fuerte temporal anegó la playa de la Concha por completo y dejo a Donostia sin su preciado arenal además de provocar cuantísimos daños materiales. Los ciudadanos fueron testigos de como la naturaleza imponía su poder sobre la costa vasca. La hostilidad de la olas y el viento quedaron documentadas en múltiples fotografías que no son muy diferentes a la estampa vaticinada por Greenpeace tras conocer el último pronóstico del Panel Intergubernamental del Cambio Climático. Las nuevas previsiones avisan de que el deshielo ártico avanza más rápido de lo que se pensaba. Greenpeace ha recreado fotográficamente escenas que visualizan los peores pronósticos de la comunidad científica para España y, que "de momento", son solamente ficción. "Creemos que son fotografías que no deberían llegar a poder hacerse y por eso pedimos acción política. Los peores efectos del deshielo del Ártico y del cambio climático aún pueden evitarse", declara la ONG ambientalista.

Las malas noticias del Ártico lo son también para todo el planeta. El hielo protege la tierra al reflejar los rayos del sol, influye en el flujo oceánico que regula el clima global, mantiene “confinadas” altas dosis de gases de efecto invernadero que, de liberarse, acelerarán el cambio climático. El derretimiento del hielo que cubre Groenlandia provocaría una subida del nivel del mar de siete metros. Lo que pasa en el Ártico, no se quedará en el Ártico. Repercutirá también en el territorio español. En los arenales del norte peninsular serán especialmente graves los efectos de la subida del mar y el aumento de la fuerza de las olas.

El turismo o la industria del vino, sectores perjudicados

La organización ecologista dibuja un negro futuro para la capital guipuzcoana, sin arenales y con el agua del mar al cuello, entrando de lleno al Casco Antiguo de Donostia. Han plasmado la catastrófica estampa en un montaje fotográfico para concienciar a la ciudadanía y los organismos gubernamentales competentes de las graves consecuencias derivadas del cambio climático que acechan al planeta. Desde Greenpeace advierten: esa retrato de Donostia podría convertirse en la apariencia habitual de la ciudad.

Las nuevas conclusiones del último informe del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC) hablan de un final de siglo con un aumento generalizado de las temperaturas, una reducción de las precipitaciones y un incremento en la intensidad y frecuencia de las olas de calor, lo que podrá derivar en un incremento de la desertificación en el futuro. Estos pronósticos científicos perfilan para España nuevos escenarios de riesgo a los que habrá que hacer frente, como grandes temporales o la aparición de vectores de enfermedades infecciosas.

Por otro lado, el aumento de las temperaturas, la subida del nivel del mar, los temporales o la escasez de agua repercutirán en sectores relevantes o emblemáticos de la economía española, como el turismo o la industria del vino.


- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha