eldiario.es

9

Declaración exculpatoria del mando que ordenó cargar a los ertzainas imputados en el 'caso Cabacas'

El suboficial de la Ertzaintza que declaró ayer como imputado ante la juez ratifica que ordenó una carga policial porque "llovía una gran cantidad de objetos contundentes" y "peligraba nuestra integridad física".

La juez realizó un exhaustivo interrogatorio al mando imputado, mientras que la fiscal no formuló ninguna pregunta.

El Parlamento Vasco rechaza investigar la muerte de Cabacas, que pide EH Bildu

La letrada de la acusación particular en el 'caso Cabacas', Jone Goirizelaia (derecha), junto a los padres del hincha de Athletic.

"Les ordené a todos [seis agentes de la furgoneta 14] vestir con chaquetón rojo para poder diferenciarnos del resto de componentes del dispositivo (...) Escuchamos por la emisora policial que se estaba produciendo una pelea en la zona de la Herriko de María Díaz de Haro, que había personas heridas y que estaban solicitando ayuda (...). Ordené a los agentes que se colocasen el material antidisturbios en previsión de un posible ataque (...). Desde el citado callejón comenzaron a caer gran cantidad de objetos contundentes (...). Ordené a los agentes que realizasen un disparo disuasorio sin pelota de goma (...). Visto que no surtió ningún efecto, y debido a que peligraba nuestra integridad física (...), ordené realizar una carga policial con pelotas de goma (...). Pasaron aproximadamente tres minutos con intercambio de pelotas y botellas de cristal".

El suboficial de la Ertzaintza que declaró ayer como imputado ante la juez que instruye el 'caso Cabacas' se ratificó y amplió su testimonio en una diligencia que duró unas cinco horas y media, según uno de los letrados presente en la declaración. El suboficial está imputado por haber ordenado a los ertzainas que estaban esa noche bajo sus órdenes en la furgoneta realizar una carga policial porque "llovía una gran cantidad de objetos contundentes" y "peligraba nuestra integridad física".

Los tres ertzainas están imputados en esta causa porque son los únicos que han admitido haber disparado pelotas de goma -en total ocho- la noche en la que el hincha del Athletic Íñigo Cabacas cayó mortalmente herido cuando celebraba la victoria de su equipo de futbol aquella noche del 5 de abril de 2012.


"Ninguna responsabilidad"

La juez que investiga si se pudo producir alguna imprudencia o negligencia con resultado de muerte en la actuación policial de aquella noche, Ana Torres, realizó un exhaustivo interrogatorio durante una hora al mando imputado, mientras que la fiscal no formuló ninguna pregunta. La declaración de ayer fue prolongada y su testimonio quedó recogido en 11 folios. Durante el interrogatorio se volvieron a reproducir las conversaciones grabadas aquella noche entre el Ugarteko -el responsable que estaba en la base de la comisaría de Deusto y que dio la polémica orden "entren con todo" a las 23.40.26., según consta en las actuaciones- y los diferentes mandos. Y se pudo comprobar que el mando imputado que declaró ayer, aunque escuchó en determinadas ocasiones las órdenes por radio, no recibió directamente la polémica orden. De hecho, el suboficial había explicado antes de esa carga la situación por radio al mando que estaba en la base policial. Informó por radio al ugarteko de que había que "limpiar" la zona . Y desde la comisaría, le responden así a las 23.37 horas: "Bien, hágalo usted (...) Salgan de las furgonetas y despliéguense en la Herriko".

El letrado del suboficial que declaró ayer considera que del testimonio del mando queda claro que su representado "no tiene ninguna responsabilidad en estos hechos", ya que en ningún momento disparó ningún arma y simplemente dio la orden de cargar para evitar males mayores para su integridad física y la de los agentes que estaban a su cargo.

A partir de ahora habrá que esperar a si, como parece, la juez decide llamar a más agentes que, según diversos testimonios, también pudieron disparar pelotas de goma aquella noche en el operativo de la Ertzaintza. Y habrá que conocer también si la fiscalía pide alguna declaración más u otro tipo de diligencias tendentes a conocer con más exactitud lo ocurrido el 5 de abril de 2012. La letrada de la acusación particular en representación de la familia Cabacas, Jone Goirizelaia, también puede reiterar su petición de nuevas diligencias o que las imputaciones suban de nivel en el escalafón, algo que ayer no adelantó.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha