eldiario.es

9

La crisis del coronavirus atropella las obras del tren de alta velocidad

El consejero vasco de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, cree que habrá que recortar gasto público y retrasar grandes obras, como la Y vasca

El lehendakari, en las obras de la Y ferroviaria en Gipuzkoa

El lehendakari, en las obras de la Y ferroviaria en Gipuzkoa

La crisis económica que se derivará de la pandemia del coronavirus (cuando ya esté bajo control) va a obligar al Gobierno vasco a recortar y reasignar gasto público. Y parece evidente que algunas de las grandes obras de infraestructuras que se están acometiendo se retrasarán. Entre ellas, muy probablemente las del tren de alta velocidad (TAV), conocido como la Y vasca. El consejero vasco de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, da por segura esa reasignación de algunas partidas de gasto público para cubrir las necesidades más urgentes y el retraso de grandes obras.

"No sé si precisamente la Y vasca o qué proyectos, pero desde luego que algunos proyectos van a experimentar una ralentización", ha reconocido durante una entrevista en Radio Euskadi. El tren de alta velocidad es la mayor obra pública que se ha ejecutado en la historia de Euskadi. Con un presupuesto superior a los 5.000 millones de euros, la Y vasca ha sufrido multitud de vicisitudes de todo tipo. Tras numerosos bailes de fechas en cuanto a su definitiva llegada, antes de la crisis sanitaria se hablaba de su entrada en servicio para finales de 2023 o principios del 2024. Es decir, casi 20 años después de que empezaran los primeros trabajos. Ahora, esas fechas vuelven a estar en cuestión: las obras llevan paradas varias semanas, a lo que hay que añadir la posible rebaja en los fondos públicos.

El Gobierno Vasco concluyó la construcción del tramo guipuzcoano, encomendada por el Ministerio de Fomento al Ejecutivo autónomo, el año pasado. La inversión total realizada por el Ejecutivo de Vitoria en el trayecto de Gipuzkoa completado asciende a 1.723 millones de euros. Tras dar por finalizada el 'Antzuola-Ezkio' solo quedan por completar el último tramo de acceso a Donostia desde Astigarraga y la nueva estación.

Azpiazu ha incidido en que lo peor de la situación económica se va a visualizar en los dos siguientes trimestres, por lo que "demorar ciertos proyectos unos pocos meses, tampoco lleva a una situación extrema". Eso daría cierto margen de recursos para afrontar "lo que ahora es urgente, como la salud o las políticas para atender las necesidades del conjunto de personas y apoyar a empresas y autónomos".

El consejero ha insistido en que la prioridad es la salud, a lo que se han destinado 200 millones adicionales y ha recordado que también se han puesto en marcha recursos para medidas de protección social como las AES o las ayudas a la conciliación, además de ayudas al impulso de la actividad económica como la línea de 500 millones para dar liquidez a las empresas.

Las nuevas estimaciones para Euskadi como consecuencia del efecto del Covid19 reflejan una caída del crecimiento en 2020 del 3,6 % y del 1,7 % del empleo, lo que supondrá 17.000 empleos menos. Este año la tasa de paro se situará como media anual en el 11,4 % y el consumo privado podría caer un 4,4 %.

De cara a 2021, el Gobierno espera que la economía vasca crezca un 2,6 %, aunque no se recuperaría el PIB de 2019 teniendo en cuenta la caída prevista para 2020.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha