eldiario.es

Menú

Muere un ertzaina por parada cardíaca durante los altercados entre ultras del Athletic y del Spartak

El fallecido ha sido trasladado a un hospital tras sufrir una parada cardiaca, y aunque fue reanimado en un primer momento finalmente ha fallecido

49 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Un ertzaina - en la imagen- ha muerto esta noche en el Hospital de Basurto tras sufrir un infarto durante los enfrentamientos que se han producido cerca del estadio de San Mamés antes del partido de la Liga Europa entre el Athletic de Bilbao y el Spartak de Moscú \ EFE/Luis Tejido

El ertzaina fallecido, siendo atendido por sus compañeros \ EFE/Luis Tejido

Un ertzaina ha fallecido en la noche de este jueves como consecuencia de un paro cardíaco tras los altercados entre los ultras del Athletic Club de Bilbao y el Spartak de Moscú previos al partido de Europa League que enfrentaba a ambos equipos . Inocencio Arias, de 51 años, natural de Ermua y miembro de la novena promoción de la Policía vasca, tuvo que ser trasladado de urgencia al hospital de Basurto, cercano a San Mamés, al haber caído desplomado tras los enfrentamientos que se han producido cerca del estadio. Los facultativos trataron de reanimarlo durante una hora.

Fuentes oficiales piden esperar a los resultados de la autopsia para determinar con exactitud los motivos de lo ocurrido, aunque adelantan que "ha fallecido por parada cardiorrespiratoria, no a consecuencia de heridas durante el altercado". "No presenta ningún tipo de traumatismo", ha informado el hospital de Basurto en un comunicado oficial enviado a medianoche.

El viceconsejero de Seguridad, Josu Zubiaga, ha explicado que lo ocurrido se ha producido en un momento de "mucha tensión" y "mucha violencia". Ha añadido que un "pequeño" pero radical grupo de ultras de ambos equipos han participado en los incidentes.

El fallecimiento del ertzaina, miembro de la Brigada Móvil antidisturbios de la Ertzaintza, ha sido confirmado por el Gobierno vasco. Los responsables del Departamento de Seguridad ya se han puesto en contacto con la familia del agente y la propia consejera, Estefanía Beltrán de Heredia, se ha desplazado al centro hospitalario para acompañar a sus allegados. Un hermano es también miembro del cuerpo. El sindicato mayoritario de los ertzainas ha confirmado igualmente en su cuenta de Twitter la muerte del agente.

El suceso ha generado conmoción en Bilbao y en Euskadi. El propio lehendakari, Iñigo Urkullu, ha lamentado lo ocurrido y ha destacado la actuación "proporcionada" de la Policía autonómica ante las "provocaciones" de los violentos.

Más contundente ha sido el alcalde de Bilbao, Juan María Aburto. En redes sociales, ha dado el pésame a la familia del fallecido y ha asegurado que los violentos "sobran" en la ciudad.

También el jefe del Estado, Felipe VI, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, el líder de la oposición, Pedro Sánchez, y la presidenta navarra, Uxue Barkos, han mostrado sus condolecencias y han trasladado al lehendakari su solidaridad con la Ertzaintza.

Cinco detenidos, tres heridos más

Además, y tras las cargas de la Ertzaintza contra los ultras de ambos equipos, se han producido cinco detenciones -de personas de nacionalidades española y rusa-, y han resultado heridos de cierta consideración dos aficionados moscovitas y otro varón autóctono. Según el parte oficial, uno de los rusos presenta "traumatismo craneoencefálico leve" y permanece en observación. El segundo tiene una fractura en el brazo pero ha pedido el alta para ser tratado en su país. El tercer herido, con traumatismo craneoencefálico, también ha solicitado el alta "contra el criterio médico". Hay otros tres pacientes en Urgencias a la espera de ser atendidos por distintas lesiones.

2.500 aficionados se habían desplazado desde Rusia a Euskadi en los últimos días. Ya el lunes hubo unos primeros altercados en Vitoria con seguidores del Deportivo Alavés. Entre el contingente desplazado se encontraban ultras de extrema derecha viejos conocidos de las Policías europeas. 

En este contexto, la Ertzaintza había movilizado un dispositivo especial en los alrededores de San Mamés con unos 500 efectivos, cuatro veces más que los habituales. También se han movilizado 100 agentes locales y 200 guardias de seguridad privadas.

Entre las 19.00 y las 20.00 horas, coincidiendo con la llegada de los seguidores rusos a los aledaños del nuevo estadio rojiblanco han comenzado los altercados. Según informa el Departamento de Seguridad, los altercados se han saldado con cinco detenidos, tanto entre los ultras locales como entre los rusos. Asimismo, fuentes policiales han confirmado a eldiarionorte.es que la Ertzaintza ha decomisado al grupo radical del Athletic Herri Norte -de extrema izquierda- de porras, puños y material arrojadizo. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha